El principio de la primacía de la realidad o de los hechos y el pecado contra el ideal

Autor:Antonio Espinoza Prieto
Cargo del Autor:Profesor en la Especialización de Derecho del Trabajo en las Universidades Central de Venezuela (UCV) y Católica Andrés Bello (UCAB)
Páginas:507-520
 
EXTRACTO GRATUITO
507
El principio de la primacía de la realidad o de
los hechos y el pecado contra el ideal
Antonio Espinoza Prieto*
Constituye u na distin ción contribuir a la ed ición de un libro destin ado a
hon ra r la m em oria ilust re d e Rafa el Calde ra, el pion ero y máxim a ex pre sión
del Derecho del Tr abajo en Venezuela. Me atrevo a afir ma r que nad ie en
est e país h a escr ito tan to com o yo sobre la obra labo ral de Ca ldera . Nadie
ha proclam ad o m ás profusa ment e que yo la dim en sión universa l de su
pen sam ien to, m uch as ve ces pa ra e xpre sar mis co incid enc ias y m ucha s ot ras
pa ra exp one r mis difer encia s. No es fácil ha cerlo ; por que p are ce imp osib le
acer case a ese acervo inag otab le de sabid ur ía jur ídic a con crite rio d e ase psia
analítica. Porq ue Rafael Caldera fue u n gran maestro, un hombre de
razona miento profu ndo, u n extraor din ario expositor de dep ur ad o estilo
des de la cáted ra, la tr ibun a, en est rad os, en el Pa rlam ent o, en la Acade mia ,
en la pr ensa habla da, visu al y escrita y e n el libr o; per o fue sob re tod o un
científico y un combat iente por las id eas qu e abra zó desde muy joven y a
las cu ales sirvió con a bsolu ta e inq ueb ran tab le lea ltad . Eso, en con secu en cia,
le atrajo un amplio cam po de adh erent es, algunos incond icion ales; pero
también una dilatada legión de advers arios q ue no escat imaban recu rsos
de ataque, qu e casi siem pre estaban dirigidos a su obra escrit a y
esp ecialm ent e a su libro, el prim er gr an t rat ado de de D erech o del Tr aba jo
venezolan o, que fue su tesis de grado en 1938 y pa ra él su gran h ijo del
esp íritu y su má xima glo ria cult ura l.
Yo, por e ncim a de tod as n uest ra s difer enc ias id eológica s, as um í, sin a hor ro
de r iesgos in telectu ales, su defensa, con sign é una s fra ses que com o
respuesta a los agr avios me recompen sa con su divulga ción esp onnea .
En tonce s dije:
Tengo p or quien ha sid o y sig ue siendo u no de los m ás
grandes maestros en la d iscip lina que escogí para mi
des arr ollo in tele ctua l, pr ofes iona l e ideo lógico , la m ás since ra
de la s ad m irac iones , el m ás p rof un do re spet o y la m ás g ra nde
ad mi raci ón. H e def end ido s u obr a d e la a cción d e det ra ctor es,
per o he ex pue sto con clar idad y d ignid ad mis discr epan cias,
______________
* Profesor en la Especialización de Derecho del Trabajo en las Universidades Central de Venezuela (UCV) y
Católica Andrés Bello (UCAB).

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA