Promulgada la Ley de Protección de las Pensiones de Seguridad Social Frente al Bloqueo Imperialista

AutorAraquereyna

Con la entrada en vigor de esta nueva ley, el Estado venezolano ha impuesto el pago de un nuevo tributo a las personas jurídicas del sector privado que realicen actividades económicas en el territorio nacional, con la finalidad de coadyuvar en el fortalecimiento de las pensiones de la seguridad social de los venezolanos, entendiéndose por éstas las prestaciones dinerarias de vejez, incapacidad, invalidez y sobrevivencia previstas en la ley especial de la seguridad social. Este nuevo impuesto es entendido por la ley (artículo 11) como un pago distinto e independiente de los aportes patronales que se realizan al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS).

A continuación, pasamos a resumir los aspectos más relevantes contenidos en esta nueva ley:

¿Quiénes son los sujetos pasivos de este nuevo tributo?

De conformidad con lo previsto en el artículo 6 de la Ley de Protección de Pensiones, las personas jurídicas y cualesquiera otras sociedades de personas, incluidas las irregulares o de hecho, de carácter privado, domiciliadas o no en la República Bolivariana de Venezuela, que realicen actividades económicas en el territorio nacional, serán los sujetos pasivos de este tributo, independientemente de su condición de contribuyente ordinario o especial.

¿Cuál es la base imponible para su determinación y cómo se calcula el monto del tributo?

La base de cálculo o base imponible del nuevo tributo será el monto total de los pagos realizados a los trabajadores por concepto de salario, así como los montos que se pagan por concepto de bonificaciones de carácter no salarial (artículo 7).

El monto del tributo se determinará aplicando sobre la base imponible una alícuota que puede ser de hasta un 15%, la cual será fijada anualmente por el Ejecutivo Nacional, mediante Decreto Presidencial, atendiendo al tipo de actividad económica que desarrolle el sujeto pasivo de este impuesto. Hasta ahora no se dictado ningún Decreto en el que se haya fijado la alícuota que será aplicable, ni ha habido ninguna categorización de sectores.

En todo caso, las remuneraciones a ser consideradas como base de cálculo nunca podrán ser inferiores al llamado “Ingreso Mínimo Integral” indexado y definido por el Ejecutivo Nacional, que actualmente es el equivalente a ciento treinta y tres dólares de los Estados Unidos de América, con cinco centavos (US$ 133,5) aproximadamente. Tampoco se ha determinado un monto máximo de base imponible sobre el cual se debería aplicar la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR