Protección Social en tiempos de epidemia en Venezuela

AutorMaría Eugenia Fernández S.
CargoLicenciada en Ciencias Políticas. Abogada. Profesora de Derecho de la Seguridad Social, adscrita al Centro de Investigaciones y Estudios Laborales y Disciplinas Afines (CIELDA) de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad del Zulia. Maracaibo, Venezuela
Páginas84-89
Revista Gaceta Laboral
Vol. 26, No. 1 (2020): 84-89
Universidad del Zulia (LUZ) • ISSN 1315-8597
Protección Social en tiempos de epidemia en
Venezuela
María Eugenia Fernández S.
Licenciada en Ciencias Políticas. Abogada. Profesora de Derecho de la
Seguridad Social, adscrita al Centro de Investigaciones y Estudios Laborales
y Disciplinas Anes (CIELDA) de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas
de la Universidad del Zulia. Maracaibo, Venezuela. Correo electrónico:
mefernandez1968@gmail.com
La pandemia causada por el
COVID-19 ha encontrado a la
mayor parte del planeta desprovista
de herramientas para enfrentar
la crisis sanitaria del momento
y sus posteriores consecuencias
económicas. Así lo revelan datos
manejados por la OIT, de acuerdo
con los cuales, cerca del 40% de la
población mundial no cuenta con
seguro de salud ni acceso a sistemas
nacionales de salud y 100 millones
de personas caen en la pobreza
anualmente, al enfrentar gastos
médicos (Razavi, 2020).
A las dicultades para enfrentar
gastos de salud y los necesarios para
subsistir cuando se está incapacitado
para trabajar, se suma la ausencia
de protección frente al desempleo,
de la que carecen la mayoría de los
trabajadores por cuenta propia e
incluso dependientes, bien porque el
seguro de desempleo no existe como
ocurre en la mayoría de los países
latinoamericanos1 o porque no son
elegibles, es decir, los sistemas de
seguridad no les otorgan cobertura.
En medio de este panorama
mundial, Venezuela, en particular,
se encuentra en una coyuntura muy
difícil por el grado de destrucción de
su economía y del sistema de salud
pública. El sector salud colapsó
por la falta de insumos, equipos,
agua, de profesionales de la salud
y especialistas que atiendan a la
población y puedan garantizar
una respuesta efectiva. Además, la
población está subalimentada, 7.9%
de los habitantes están padeciendo
inseguridad alimentaria severa
y 24.4% moderada, y el 32.3%
necesitan asistencia alimentaria,
según cifras del Programa Mundial
de Alimentos (FAO), citadas por
Crespo (2020).
El país que ya atravesaba una
emergencia humanitaria compleja,
en medio de un proceso hiperina-
1 Sólo en siete países de Latinoamérica existe seguro de desempleo o paro forzoso, Argentina,
Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Uruguay y Venezuela (Barría, 2019).
84

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba