La realidad invisible de los crímenes LGBT

 
EXTRACTO GRATUITO

C ada 19 horas un miem-bro de la comunidad LGBT es asesinado o se suicida víctima de la fobia hacia ellos, lo que hace de Brasil el número uno en el mundo en este tipo de crimen.Los datos son de la organización no gubernamental Grupo Gay de Bahía, que informó que en el año 2017 se registraron 445 homicidios. La situación es dramática en este país, pero también en el resto de América Latina.Contra viento y marea, las or ganizaciones civiles y la prensa llevan las cifras sobre los crímenes cometidos contra LGBT. Sin embargo, existe un subregistro producto del miedo que trae consigo denunciar la condición sexual y la impunidad de la justicia para investigar y darle rostro a un tema doloroso.En palabras del director del Instituto Nacional de Medicina Legal de Colombia, Carlos Valdés, hace 10 años en Colombia no se analizaban tan fielmente los crímenes contra la población LGBT, pues eran considerados homicidios simples o agravados, de acuerdo con las circunstancias. No hacíamos un registro juicioso. Y además, no hacíamos diferenciación por género, reconoce Valdés, pero asegura que el Instituto ha entrado en una modalidad de estudio diferencial y han detectado asuntos muy dolorosos.Otras voces, como la de la De fensoría LGBT de Argentina, da cuenta del ocultamiento de la orientación sexual de los fallecidos, razón por la cual identificar los crímenes de odio en los países es difícil, y de alguna forma son detectados por el nivel de sevicia que emplea el asesino: violar, apedrear, empalar, descuartizar o acuchillar múltiples veces a la víctima.Lo anterior sin contar con que hay muchos suicidios que resultan del matoneo y la estigmatización. A juicio de las autoridades forenses, tanto en Colombia como en Argentina, los crímenes contra los LGBT son una realidad que camina invisible en nuestras sociedades.En Brasil, 39 individuos con identidad sexual diversa se suicidaron en 3 años, 286 personas fueron asesinadas con arma de fuego y 275 más con arma blanca, 97 fueron asfixiadas, 28 apedreadas, 10 carbonizadas y 3 envenenadas.No se trata solo de frías esta dísticas, sino de historias que conmueven en cada país. En Rosario, Argentina, mataron a Mónica Ortiz de 7 puñaladas.La mujer trans, de 53 años de edad, fue hallada muerta dentro de su casa en junio de 2016.Su cuerpo estaba atado a la cama y calcinado.En México, la organización Letra S logró sacar de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA