Reflexiones de una campaña

 
EXTRACTO GRATUITO

¿Qué se puede decir de la temporada 2017-2018? En algún momento era parte del ansiado e impredecible futuro. A mitad de año ni siquiera se sabía con certeza cómo se iba a desarrollar en medio de un país convulso, con viles asesinatos en protestas, conatos de estallidos sociales y una economía rota como una tela de una araña después de mecer 177 elefantes.Lo triste es que la incertidumbre descansará unos meses y se volverá a reactivar, pues si la nación sigue por el mismo camino, las interrogantes de otrora serán las mismas para la venidera campaña.Pero a pesar del angustiante entorno, la LVBP se desarrolló por encima de las expectativas. Ese es el primer y enorme acierto de la gestión del presidente Juan José Ávila. El circuito pudo improvisar. Logró buscar las maneras de encontrar divisas para montar el espectáculo tocándole la puerta a PDVSA. Es por eso que, aunque poco usado para molestia de los petroleros, el nombre del torneo era una bandera publicitaria, al igual que la Liga Santander del fútbol español.El hecho, más allá de ser un escape recreacional para el parroquiano, le dio trabajo a obreros de terreno, cerveceros, empleados de concesionarios, transportistas, hoteleros y un sinfín de hombres y mujeres que alimentan a sus familias con todo lo que baila alrededor de una campaña pelotera.El público también se entusiasmó. Casi todas las plazas tuvieron mejores entradas que en las dos temporadas anteriores.En el lapso que hablamos con a aquellos fanáticos que iban al Universitario y consumían como en los mejores tiempos de la República, alegaban que empaquetaban al beisbol como uno de esos entretenimientos que los hacía descansar de la agobiante realidad, y otros sólo decían que podían darse el lujo. No es un secreto que otra parte de la población no puede hacerlo.Ya encontraremos un balance oficial de la asistencia de cada fase y cada estadio.Pudimos ver esfuerzos comunicacionales de algunas organizaciones. Cardenales...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA