Decisión de Juzgado Primero de Primera Instancia de Juicio del Trabajo, con competencia para el Régimen Procesal Transitorio de Portuguesa (Extensión Guanare), de 17 de Mayo de 2007

Fecha de Resolución17 de Mayo de 2007
EmisorJuzgado Primero de Primera Instancia de Juicio del Trabajo, con competencia para el Régimen Procesal Transitorio
PonenteReina Briceño
ProcedimientoCobro De Prestaciones Sociales

PODER JUDICIAL

Tribunal de Juicio De la Coordinación Laboral del Estado Portuguesa

Guanare, diecisiete de mayo de dos mil siete

197º y 148º

ASUNTO: PP01-L-2005-000292

SENTENCIA DEFINITIVA

DEMANDANTE: MORELA DE LA C.A.N., venezolana, mayor de edad, titular de la cédula de identidad Nº 4.435.911.

DEMANDADA: INSTITUTO REGIONAL DE LA VIVIENDA (INREVI), creado por Ley de fecha 08/01/1.999, publicado en Gaceta Oficial del Estado Portuguesa Extraordinaria Nº 02 de fecha 02/10/2000 y que está representado por el ciudadano C.J.P.U., venezolano, mayor de edad, titular de la cédula de identidad Nº 4.264.264, en su carácter de Presidente.

APODERADO DEL DEMANDANTE: Abogada M.A.C., venezolana, mayor de edad, titular de la Cédula de Identidad Nº 12.240.637, inscrita en el Inpreabogado bajo el Nº 78.946.

APODERADOS DE LA PARTE DEMANDADA: Abogados M.Á.G.M., LENNON I.O.T., BELKIS MARTORELLI BETANCOURT, AMYRIS ROBINO COLMENARES y G.P.B., venezolanos, mayores de edad, titulares de las Cédulas de Identidad Nros 14.826.154, 12.648.533, 5.636.866, 15.799.839 y 7.545.089, inscritos en el Inpreabogado bajo los Nros 104.195, 109.221, 63.161, 109.777 y 32.385 en su orden.

MOTIVO: COBRO DE PRESTACIONES SOCIALES.

Se inicia la presente causa con una demanda, por Cobro de Prestaciones Sociales intentada por la ciudadana Mórela de la C.A.N. contra el Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa (INREVI), presentada en fecha 05/12/2005, (f.1 al 12 primera pieza), ante la Unidad de Recepción de Documentos (URDD), asignado al Juzgado Tercero de Primera Instancia de Sustanciación, Mediación y Ejecución del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Portuguesa, consignando reforma de la demanda en fecha 27/03/2006 (f. 30 al 41 primera pieza).

Alega la accionante que ingresó el día 01/03/2001, a laborar en forma continúa e ininterrumpida para la demandada, que la relación de trabajo nació por contrato laboral de tres (3) meses de duración, de fecha 01/03/2001 y fue renovado y prorrogó de forma consecutiva diecisiete (17) veces, situación esta que en aplicación del artículo 74 de la Ley Orgánica del Trabajo, el contrato de trabajo paso hacer un contrato de trabajo a tiempo indeterminado concediendo a su representado todos los beneficios que consagra la Ley orgánica del Trabajo, como trabajadora de dicha Institución inclusive dichos beneficios son afectados por las convenciones colectivas suscritas por la demandada.

De la misma forma, la parte actora dirige al referido organismo regional, carta renuncia al cargo de asesor en fecha 13/07/2005, la cual fue recibida y aceptada en fecha 20/07/2005, que desempeñaba su relación laboral en forma ininterrumpida desde el día 01/03/2001 para dicho instituto, por lo cual solicitó el cálculo y pago de las prestaciones sociales y demás beneficios de ley, de conformidad con lo previsto en la Ley, y la convención colectiva.

Indica asimismo la accionante, que desempeñó el cargo de asesora exclusiva e integral en la elaboración y presentación de proyectos en materia de vivienda ante los diferentes entes u organismos nacionales como INAVI, FONDUR, CONAVI, SAVIR, FUNDABARRIOS, FOGADE, HIDROVEN, la Vicepresidencia de la República y entes u organismos Regionales como la Secretaria de Infraestructura, tramitación para la consecución de recursos para el contratante, el seguimiento y control de los proyectos presentados por antes los entes u organismos competentes en materia de vivienda, exigencias del ente patronal, contenidas en sus cláusulas primera y segunda de los contratos.

Por otra parte, la actora tenía un horario determinado por los viajes que realizaba a la ciudad de Caracas, sede de los diferentes entes u organismos nacionales como INAVI, FONFUR, CONAVI, SAVIR, FUNDABARRIOS, FOGADE, HIDROVEN, la Vicepresidencia de la República y por cuanto su domicilio era la ciudad de Guanare, tenía que trasladarse consetudinariamente; asimismo a la par estaba sujeto a diversas reuniones con la secretaria de infraestructura, y después efectuaba los planteamientos que los diferentes entes u organismos nacionales y regionales, le exigían al presidente del instituto, quién le daba la aprobación para comenzar con las gestiones de los proyectos susceptibles para el financiamiento. Al mismo tiempo, el empleador exigía a la actora que informará y participará al instituto de todas las gestiones que realizará antes los entes u organismos antes mencionados, lo cual comportaba para ella el deber de informar y participar a INREVI sobre todas las gestiones derivadas de la prestación de su servicio personal.

De la misma forma la parte actora, fundamenta su acción en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, Reglamento de la Ley Orgánica del Trabajo y la Jurisprudencia de la Sala de Casación Social.

Refiere además la accionante, que hasta la presente fecha no le han pagado los conceptos que le corresponde por la prestación de servicio, asumiendo este una actitud de rechazo para el pago de sus beneficios y derechos por ello procede a demandar a dicho organismo.

Asimismo relata que como consecuencia de la duración en la relación laboral de 4 años 4 meses y 12 días de servicios en forma continúa, ininterrumpida y permanente, con un salario básico último, devengado en la cantidad de Bs. 2.500.000,00) y un salario diario de Bs. 83.333,33

Reclamando la actora en su escrito libelar los siguientes conceptos y montos que a continuación se refieren:

• Por antigüedad (01/03/2001 al 13/07/2005) de conformidad con el artículo 108 de la Ley Orgánica del Trabajo, y cláusula 31 de la convención colectiva.

• Días de antigüedad, (artículo 108 de la Ley Orgánica del Trabajo) y cláusula 31 de la convención colectiva, la cantidad de Bs. 28.354.556.96.

• Por intereses de la antigüedad, la cantidad de Bs. 12.021.567,89, (artículo 108 L Ley Orgánica del Trabajo y cláusula 31 de la Convención Colectiva, la cantidad de Bs. 68.730.681,81

• Por vacaciones no disfrutadas y no pagadas, de conformidad con la cláusula 12 de la convención colectiva, la cantidad de Bs. 6.026.666,43.

• Bono vacacional no pagado, de conformidad con la cláusula 12 de la convención colectiva (2001 al 2005) y bono vacacional fraccionado (2005-2006, 4 meses), la cantidad de Bs. 10.969.999,56.

• Utilidades o bonificación de fin de año, cláusula 15 de la convención colectiva (lapso 2001 al 2005) de conformidad a la cláusula 12 de la convención colectiva, la cantidad de 39.999.998,40.

• Sueldos no cancelados, cláusulas Nº 31 de la convención colectiva la cantidad de Bs. 20.000.000,00.

• Bono de alimentación no cancelado, cláusula Nº 27 de la convención colectiva la cantidad de Bs. 9.643.250,00.

• Bono único no cancelado, cláusula 34 de la convención colectiva, la cantidad de Bs. 1.000.000,00.

• Los intereses de mora de conformidad con el artículo 92 de la Constitución Nacional.

• Indexación o corrección monetaria

• Los intereses sobre prestaciones sociales.

• Las costas y costos del presente procedimiento, incluyéndose los honorarios de los abogados que intervengan en el proceso.

Sumando todos los concepto de prestaciones sociales y otros conceptos laborales la cantidad de Bs. 156.370.596,10.

Subsiguientemente admitida la demanda y cumplida con la notificación de la parte demandada. En fecha 26/07/2006, se inicia la Audiencia Preliminar, en la cual hubo de ser prolongada y en fecha 27/09/2006, el Tribunal deja constancia que trató de mediar y conciliar las posiciones de las partes y comparecieron a todas las prolongaciones de la misma, utilizando las herramientas propias de la mediación, no logró un acuerdo, ni total, ni parcial, ni aceptaron acogerse al arbitraje que le ofreció formalmente el Juez, como otro medido alternativo eficaz de resolución de conflicto, no haciendo observación sobre algún vicio procesal, ni el Tribunal encuentra tales vicios, da por concluida la audiencia preliminar y procede a incorporar al expediente las pruebas promovidas por la partes, a los fines de su admisión y evacuación. Dejándose transcurrir el plazo subsiguiente para la contestación de la demanda (f. 76 al 77 primera pieza).

Posteriormente, en fecha 04/10/2006, se recibió el escrito de contestación de la demanda, presentado por el abogado M.Á.G.M., en su carácter de apoderado judicial de la Procuraduría del estado Portuguesa, (f. 322 al 348 primera pieza).

Por lo tanto, en fecha 05/10/2006, se ordenó remitir el expediente al Juez de Juicio de este Circuito Judicial del Trabajo (f. 349 primera pieza), y recibido en fecha 09/102006 por este Juzgado Primero de Primera Instancia de Juicio del Circuito Laboral de está Circunscripción (f. 351 primera pieza), efectuándose la admisión de las pruebas promovidas por ambas partes en fecha 13/10/2006 (f. 5 al 14 segunda pieza) y fijándose en fecha 23/11/2006, en la cual compareció la parte actora en fecha 22/11/2006, solicitando el defirimiento de la audiencia oral y pública, acordada por el Tribunal para el día 06/12/2006 (f. 5 décima sexta pieza) y siendo posteriormente fijada para el 10/05/2007 (f. 70 décima sexta pieza), oportunidad fijada para la realización de la presente audiencia de juicio, en la cual comparecen ambas partes, tal como consta en el acta levantada y la reproducción audiovisual estas exponen sus argumentaciones y evacuándose las pruebas cursantes en autos.

Al inicio de la audiencia la ciudadana Juez, procedió a instar a las partes a la conciliación o a continuar con las conversaciones pendientes que pudieren tener, a los fines de utilizar los medios alternativos de conflictos, en virtud de que las partes pueden llegar a un acuerdo en cualquier instancia y grado de la causa, al otorgársele el derecho de palabra a las partes, ambos expusieron los motivos por los cuales no llegaron acuerdo alguno, y en virtud de lo expuesto este Tribunal procede a continuar con el desarrollo de la presente audiencia.

ALEGACIONES DE LAS PARTES EN LA AUDIENCIA DE JUICIO

Al momento de fundamentar sus hechos el apoderado judicial de la parte demandante lo hace en los siguientes términos que:

• El motivo de la presente demanda es el cobro de las prestaciones sociales y demás conceptos laborales que se le deben a mi representada Mórela Avilan, la cual se desempeñaba en el cargo de Asesor exclusivo integral en la elaboración y presentación de proyectos en materia de vivienda ante los organismos nacionales como CONAVI, FOGADE, HIDROVEN, y ante los entes u organismos regionales como la secretaria de infraestructura, así mismo tenia la función de tramitación de la consecución de recursos para el instituto y el seguimiento y control del proyecto presentados por ante estos organismos.

• La relación laboral nació mediante un contrato de trabajo por tres (3) meses el cual se prorrogo por diecisiete (17) veces de forma continua e ininterrumpida, su fecha de ingreso fue el 01/03/2001 y su egreso fue el 13/07/2005 mediante renuncia, su duración de la relación laboral fue de cuatro (4) años, cuatro (4) meses y doce (12) días y como consecuencia de ese tiempo de servicio de permanencia y sin interrupción le corresponde:

  1. Antigüedad tal como lo establece la cláusula 31 de la convención colectiva del instituto, en forma doble, sus intereses.

  2. Vacaciones, el bono vacacional, desde el año 2001 al 2005, de conformidad con lo establecido en la cláusula 12 de la convención.

  3. Utilidades también del 2001 al 2005 como lo establece la cláusula 15 de la convención.

  4. Bono vacacional y el bono único establecido en la convención colectiva y un sueldo no cancelado como lo establece la cláusula 31 de la convención colectiva.

    Total a pagar por los conceptos reclamados la cantidad de Bs. 156.370.596,10.

    Al momento de ejercer su defensa el apoderado judicial de la empresa demandada expone que:

    • Efectivamente convenimos con la ciudadana Mórela Avilan presto sus servicio desde el 01/03/2001 al 13/07/2005.

    • Negamos, rechazamos y contradecimos que la trabajadora haya prestado su servicio en la sede del Instituto Regional de la vivienda por cuanto su trabajo se regia por un contrato de honorarios profesionales como asesor integral, donde gestionaba materia en los institutos nacionales como CONAVI, FONDUR, INAVI etc., que muy bien quedan explanados en todos los contratos que se encuentran anexos en el expediente respectivo.

    • También niego, rechazo y contradigo, de que haya existido una relación de trabajo por cuanto lo que existía era una relación civil, por el contrato de servicios profesionales que se produjo entre mi representada y el contratado.

    • Igualmente niego, rechazo y contradigo, que sus servicios eran prestados que desempeño algún cargo en la sede del instituto regional de la vivienda por cuanto es totalmente falso, por que allí, no existía para ese entonces un cargo, primero con ese perfil y segundo con el salario que más aún devengaba la actora, que es un salario para la culminación de Bs. 2.500.00,00 que no los devengaba, ni tan siquiera el presidente de Inrevi para ese entonces, aún así hoy en día el presidente de Inrevi ha llegado alcanzar ese tope sobre un salario básico.

    • Niego, rechazo y contradigo que haya sido asesor exclusivo, por cuanto no existe una exclusividad su servicios eran profesionales para la como ya lo dije asesoria integral en institutos nacionales.

    • Igualmente niego, rechazo y contradigo que se le cancelaba un salario básico por cuanto que seria honorarios profesionales por le documento firmado por ella misma que es el contrato de honorarios profesionales igualmente que haya existido una relación laboral por cuanto no se verifican los elementos de hecho o derecho que caracterizan tal relación laboral como es la dependencia o subordinación, como lo manifiesta nuestra Ley Orgánica del Trabajo y reiterado en jurisprudencia elementos estos que no han sido demostrados por las partes que los invoca pero si muy bien nosotros lo hemos demostrado a través de los distintos contratos de servicio que existen anexos en el expediente y que ella misma también invoca lo hace valer por tanto tienen pleno valor probatorio para demostrar esta situación.

    • Igualmente no cumplía un horario de trabajo, ella establece en el libelo de la demanda que ella cumplía un horario de trabajo que estaba determinado por los viajes a caracas, eso es darle un cambio y un carácter subjetivo al documento que suscribió ella con el contrato de honorarios profesionales que en toda su extensión estipula un a faena laboral, ni tan siquiera una dependencia, su trabajo era fuera de la institución con su propio medio de trabajo.

    • Niego, rechazo y contradigo, que le corresponda la aplicación del contrato colectivo por todas estas razones ya esgrimidas, como es que es un asesor integral regida por un contrato de honorarios profesionales, y niego que se le aplique la cláusula 31, realmente los intereses de antigüedad, las vacaciones, la cláusula 12 del contrato colectivo, el bono vacacional.

    • Niego rechazo y contradigo, que se le puedan pagar las utilidades, bono de fin de año que pide en el libelo de la demanda, bono de alimentación, bono único establecido en la cláusula 34, intereses de mora, indexación, corrección monetaria y costas y costos del proceso, igualmente quiero dejar claro lo establecido estos elementos que ella reclama establecida en la cláusula quinta que se estipula en el contrato de servicio que ella suscribió con mi representada, la cláusula quinta dice: Que Los honorarios correspondientes a esta actividad se consideran satisfechos según lo establece la parte única del artículo 9 de la ley orgánica del trabajo ósea que nada le corresponde por diferencia de prestación de servicio nada de que corresponda a una relación laboral por cuanto nunca existió.

    Asimismo continúa el apoderado judicial del Instituto Regional de la Vivienda del estado Portuguesa (Inrevi) en la que indicó:

    • No le adeuda dinero alguno a la ciudadana Mórela Avilan, por cuanto del documento suscrito, si bien es cierto, fueron siete (7) documentos de manera consecutiva, Inrevi cancelo en su totalidad cada obligación que tenia con la profesional.

    • Por otro lado, si nos vamos al contrato en toda su extensión no establece ni horario, ni subordinación, ellos alegan que el horario esta determinado por los viajes que debía hacer a caracas, lo cual nosotros refutamos por cuanto esa era si se quiere la esencia, si bien es cierto, si el contrato a alguien por servicio profesional esa persona por su determinado servicio debe aportar algo al patrono en todo caso.

    • Y concluyo diciendo que la ciudadana Mórela Avilan es para demostrar que no era funcionario o empleada de Inrevi porque se consignaron las pruebas donde esta ciudadana no firmaba la asistencia previa al ingreso de la jornada laboral.

    MOTIVACIÓN

    De conformidad con lo establecido en el artículo 135 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, el régimen de distribución de la carga de la prueba en materia laboral, se fijará de acuerdo con la forma en que la accionada dé contestación a la demanda.

    Vistos lo alegatos y defensas de las partes, la forma como dio contestación a la demanda la parte demandada, y los fundamentos expuestos en la audiencia de juicio, debemos establecer que los hechos controvertidos en la presente causa se circunscriben en determinar la naturaleza de la prestación de servicios de la actora, es decir, establecer si existió una relación de carácter civil por la prestación de servicios por honorarios profesionales, o fue una relación laboral.

    Atendiendo a los pedimentos y defensas de las partes, y la forma como se dio contestación a la demanda, en aplicación a las normas contenidas en la Ley Orgánica Procesal del Trabajo y la reiterada y pacífica doctrina y jurisprudencia de la Sala de Casación Social, (Caso Da Silva contra Distribuidora de Pescado La P.E.), sentencia de fecha 11 de mayo de 2004, ponente Dr. A.V..

    El demandado tiene la carga de probar la naturaleza de la relación que le unió al trabajador, cuando en la contestación de la demanda haya admitido la prestación de un servicio personal y no la califique de naturaleza laboral, por ejemplo la califique de mercantil. (Presunción iuris tantum, establecida en el artículo 65 de la Ley Orgánica del Trabajo)

    En el caso que nos ocupa, la demandada al negar la relación de carácter laboral y afirmar que es una relación por prestación de servicios profesionales, de naturaleza civil, tiene la carga de demostrar la existencia de una relación de naturaleza civil, que en este caso debe demostrar que se celebró un contrato de servicios profesionales, y para ello debe traer a los autos todas las pruebas pertinentes a desvirtuar la presunción de laboralidad.

    A continuación se valorarán las pruebas que constan en el expediente a los fines de establecer cuáles de los hechos controvertidos en el proceso han sido demostrados.

    ACERVO PROBATORIO

    PRUEBAS DE LA PARTE DEMANDANTE

    Promueve la parte demandante el mérito favorable de las actas procesales, muy especialmente en el contenido textual del libelar, de la reforma y de los principios procesales de la comunidad y pertinencia de la prueba. No admitida según auto de admisión de pruebas de fecha 13/10/2006.

    DOCUMENTALES

  5. Promueve la parte demandante Renuncia dirigida al Arquitecto C.P., Presidente del Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa, de fecha 13/07/2005, marcado anexo “A”, que cursa al folio 100. Documento privado, firmado en original, con sello húmedo, no impugnado por la parte contraria. Quién juzga le otorga valor probatorio como demostrativa de que la relación terminó por renuncia de la accionante. Y así se decide.

  6. Promueve la parte demandante Informes y participaciones de gestión derivada de la prestación de servicio personal para con el Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa, ante los entes u organismos nacionales como INAVI, FONDUR, CONAVI, SAVIR, FUNDABARIOS, FOGADE, HIDROVEN, la Vicepresidencia de la República y la Secretaria de Infraestructura de los años 2001, 2004, 2005, marcado anexo “B”, que cursa desde los folios 102 hasta el folio 138. Observa este Tribunal que se refiere a escritos de Informes y participaciones que consignó la actora en los años 2001-2004 y 2005, los cuales se evidencia un sello húmedo de INREVI Portuguesa y otro sello húmedo de la contraloría interna, recibido con firma ilegible, y otro en copias simples sin sello. Instrumentos privados, no impugnados por la contraparte, en el cual el Tribunal les otorga valor probatorio como demostrativo de que la ciudadana Mórela Avilan, informa al Instituto Regional de Vivienda de las reuniones y entrevistas que realizó con los distintos organismos en las fechas allí señaladas. Y así se aprecia.

  7. - Promueve la parte demandante Contratos, suscritos entre el Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa y la ciudadana Mórela de la C.A.N.d. los años 2001, 2002,2005; marcado anexo “C”, que cursa desde los folios 140 hasta el folio 144. Observa está juzgadora un cúmulo de contratos de servicios profesionales suscritos entre ambas partes, en los cuales fueron consignados por las partes unos firmados en original y otros en copias simples, los cuales fueron aceptados en la audiencia de juicio. Instrumentos privados, no impugnados, ni desconocidos por las partes, este Tribunal les otorga valor probatorio como demostrativo de la existencia de una relación contractual por la prestación de un servicio profesional de la accionante. Y así se decide.

  8. Promueve la parte demandante Comprobante de retensiones varias, del periodo 2004, marcado anexo “D”, que cursa desde los folios146 hasta el folio 147. Documento privado emanado del Instituto Nacional de la Vivienda, INREVI, carentes de firmas, este Tribunal no les otorga valor probatorio alguno. Y así se aprecia.

  9. - Promueve la parte demandante Copia de la Convención Colectiva de los Empleados del Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa (INREVI), marcado anexo “E”, que cursa desde los folios 149 hasta el folio 161. Copias de la convención colectiva del Sindicato Único de Trabajadores del Instituto Regional de Vivienda del estado Portuguesa y el Instituto Regional de Vivienda del estado Portuguesa, el Tribunal advierte a la parte que el Juez la aplicará al momento de decidir, como derecho no alegado por las partes, en virtud del principio Iura novit curia. Y así se aprecia

  10. Promueve la parte demandante Recibos de pago (03/05/2001 y 01/06/2001), tabulador de sueldos básicos mínimos estipulados por el Colegio de Ingenieros de Venezuela desde el 01/97 y cheque del Banco Provincial (1 de junio de 2001), marcado anexo “F”, que cursa desde los folios 163 hasta el folio 166. Este Tribunal observa que los recibos de pagos, en la parte izquierda se l.G.B.d.P., por la cantidad de Bs. 1.732.074,00, de fecha 03/05/2001, por concepto de cancelación de asesorias en elaboración de proyectos a está institución, correspondiente al mes de abril del año en curso, firmado en original; asimismo consta recibos en copias simple de fecha 01/06/2001 por la cantidad de Bs. 1.732.074,00 del mes de mayo en curso; y un comprobante en copia al carbón a nombre de la ciudadana Mórela Avilan, por la cantidad de Bs. 1.713.111,78, pago por servicios profesionales de asesoria en la elaboración de proyectos, correspondiente al mes de mayo del año en curso. Instrumentos firmados en original y en copias simples, no impugnados por la parte contraria, otorgándole este Tribunal valor probatorio que la actora recibió las cantidades allí indicada. Y en cuanto al Tabulador de sueldos básicos mínimos estipulados por el Colegio de Ingenieros de Venezuela desde el 01/97. Instrumento privado en copia simple el cual se lee en la parte izquierda Colegios de Ingenieros de Venezuela, la cual indica los años de graduado, nivel profesional, grado OCP, sueldo año 1997-1998, carente de firma y sin emisor por lo que este Tribunal no le otorga valor probatorio alguno. Y así se aprecia.

  11. Promueve la parte demandante Estados de cuenta de la cuenta corriente Nº 0105-0015-01-1015205372, cuyo titular de la cuenta corriente es Mórela de la C.A.N., de los años 2001 (marzo a diciembre), 2002 (enero a diciembre), 2003 (enero a diciembre) 2004 (enero a diciembre) y 2005 (enero a julio), marcado anexo “G”, que cursa desde los folios 168 hasta el folio 274, de la primera pieza. Esta juzgadora observa que se refiere a estados de cuenta, en copia simple emanado del Banco Mercantil Banco Universal, correspondiente a los años 2001, 2002, 2003, 2004, 2005, Documentos privados, no impugnados por la contraparte, que no demuestran ningún hecho controvertido en esta causa. Y así se decide.

    PRUEBA DE INFORMES

    Promueve la parte demandante prueba de informes, el Tribunal acuerda Oficiar al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, Dirección General de Afiliación y Prestaciones en Dinero, División de prestaciones (sub.-agencia Guanare), para que informe a este Tribunal sobre lo siguiente:

    • Desde que fecha la ciudadana Mórela de la C.A.N. (venezolana, mayor de edad, titular de la Cédula de Identidad Nº 4.435.911), aparece como una de los trabajadores afiliados y/o asegurados del Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa (INREVI).

    • De ser afirmativa la respuesta remita copia de los recaudos pertinentes.

    Respuesta que cursa al folio 49 de la pieza 02, la cual informa que procediendo a indagar la cuenta individual de la ciudadana Avilan N.M. de la Cruz, titular de la cédula de identidad Nº 4.435.911, no aparece registrada en el sistema asegurados por el Instituto Regional de la Vivienda (INREVI), y anexa una copia de la cuenta individual de la demandante emanada del Instituto de los Seguros Sociales, Dirección General de Afiliación y Prestaciones en dinero, de fecha 27/10/2006. Este Tribunal considera este informe como demostrativo de que la actora no está incluida en el sistema de asegurados de Inrevi, y su cuenta individual aparece inscrita entre los asegurados de la Universidad S.M. en anterior fecha a este juicio. Y así se aprecia.

    Asimismo la parte demandante solicita prueba de informe, el Tribunal acuerda Oficiar al Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa (INREVI) y a la Gobernación del Estado Portuguesa, para que informe a este Tribunal sobre lo siguiente:

    • Al efecto que informe a este Tribunal la manera como se realizaban los cálculos de las prestaciones sociales de los trabajadores y demás conceptos laborales de los Trabajadores del Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa (INREVI) antes de que se hubiere celebrado la Convención Colectiva de ese Instituto, es decir, establecer si se regían por la Ley Orgánica del Trabajo o por la Convención Colectiva de los empleados de la Gobernación.

    Cursa al (f.67 segunda pieza), respuesta del Instituto Nacional de la Vivienda, de fecha 19/10/2006, donde informa que los cálculos de la prestación social y demás conceptos laborales de los trabajadores del Instituto Regional de la Vivienda del estado Portuguesa (INREVI), antes de la celebración de su convención colectiva siempre se hizo con base a lo establecido en la vigente Ley Orgánica del Trabajo. Como lo hemos referido la ciudadana Mórela Avilan Noria, no tenía derecho a los beneficios derivados de la Ley Orgánica del Trabajo, por cuanto sus contratos de servicios profesionales así lo establecía y no existía, ni existe posibilidad alguna de que sus servicios profesionales pueda resumirse o presumirse alguna relación laboral. Prueba que nos demuestra que en el Instituto demandado ----- la actora es calificada como una profesional contratada, que no se le aplica la Ley del Trabajo. Y así se aprecia.

    Igualmente la parte demandante solicita prueba de informe, el Tribunal acuerda Oficiar a la Entidad bancaria denominada Banco Provincial agencia Guanare, para que informe a este Tribunal sobre lo siguiente:

  12. La fecha en que fueron pagado a su beneficiario los cheque Nº 00004551, de fecha 03/05/2001, por la cantidad de Bs. 1.709.111,78; cheque Nº 00005560, de fecha 01/06/2001, por la cantidad de Bs. 1.713.111,78; cheque Nº 00016851, de fecha 02/08/2002, por la cantidad de Bs. 1.613.187,34 librados a favor de la ciudadana Mórela Avilan, a cargo de la cuenta corriente Nº 0108-2422-0100014433; de la entidad bancaria Banco Provincial, agencia Guanare.

  13. Y en caso de no haber sido pagado y/o cobrado por taquilla, señalar por cual cuenta, en cuál entidad bancaria y de cual titular se abonó o compensó; de ser posible adjuntar copia fotostática certificada de los cheques Nros. 00004551, Nº 00005560; Nº 00016851. Líbrese Oficio

    Respuesta que cursa al folio al folio 52 de la segunda pieza, la cual informa que el cheque Nº 00004553, a cargo de la cuenta corriente Nº 0108-2422-290100014433, a nombre del Instituto Regional de la Vivienda (INREVI), emitido a nombre de Variedades Jireh, S.R.L., y depositado en la cuenta corriente Nº 0108.0389-690100001531 a nombre de la ciudadana M.C.R.L., cédula de identidad Nº 13.117.323, en fecha 14/05/2001, la cual acompaña copia del cheque y asimismo notifica que el cheque Nº 00005560 a cargo de la referida cuenta a la fecha no fue localizado en sus archivos. Prueba que no aporta nada a la controversia no teniendo nada que valorar quién juzga. Y así se aprecia.

    A la par la parte demandante solicita prueba de informe, el Tribunal acuerda Oficiar a la Entidad bancaria denominada Banco Venezuela agencia Guanare, para que informe a este Tribunal sobre lo siguiente:

  14. La fecha en que fueron pagado a su beneficiario los cheque Nº 13.003332, de fecha 21/07/2005, librado a favor de la ciudadana Mórela Avilan, por la cantidad de Bs. 2.498.500,00, a cargo de la cuenta corriente Nº 0102-0346-500000033682; de la entidad bancaria Banco Venezuela, agencia Guanare.

  15. Y en caso de no haber sido pagado y/o cobrado por taquilla, señalar por cual cuenta, en cuál entidad bancaria y de cual titular se abonó o compensó; de ser posible adjuntar copia fotostática certificada del cheque Nº 13.003332.

    Riela respuesta al folio 62 al 63 de la segunda pieza, la cual informa que el cheque signado con el Nº S-92 13003332, por un monto de Bs. 2.498.500,00 a nombre de la ciudadana Avilan Mórela, fue presentado al cobro el 22/07/2005 y anexa copia. Quien juzga le otorga valor probatorio como demostrativo de que la accionante cobro los honorarios profesionales, en la cantidad correspondiente a ese mes de servicios profesionales en la cantidad allí indicada. Y así se decide.

    También la parte demandante solicita prueba de informe, el Tribunal acuerda Oficiar a la Entidad bancaria denominada Banco Sofitasa agencia Guanare, para que informe a este Tribunal sobre lo siguiente:

  16. La fecha en que fue pagado a su beneficiario el cheque Nº 07047741, de fecha 05/11/2004, , librado a favor de la ciudadana Mórela Avilan por la cantidad de Bs. 2.486.750,00, a cargo de la cuenta corriente Nº 137004781 de la entidad bancaria Banco Sofitasa agencia Guanare.

  17. Asimismo la fecha en que fueron pagado a su beneficiario los cheques Nº 07059866, de fecha 13/01/2005, por la cantidad de Bs. 2.486.750,00 y el cheque Nº 07030624, de fecha 16/07/2004, librado a favor de la ciudadana Mórela Avilan, por la cantidad de Bs. 2.425.000,00 a cargo de la cuenta corriente Nº 0137-0047-810000010921, de la entidad bancaria Banco Sofitasa agencia Guanare.

  18. Y en caso de no haber sido pagado y/o cobrado por taquilla, señalar por cual cuenta, en cuál entidad bancaria y de cual titular se abonó o compensó; de ser posible adjuntar las copias fotostáticas certificadas de los cheques Nros. 07047741, Nº 07059866, Nº 07030624.

    Contestación que cursa desde el folio 56 al 57, del Banco Sofitasa, de fecha 31/10/2006, la cual informa que el cheque Nº 07047741, de fecha 05/11/2004, librado a favor de la ciudadana Mórela Avilan, por la cantidad de Bs. 2.486.750,00 no aparece registrado en nuestros archivos como pagado, así como tampoco el número de cuenta corriente 137004781 no se corresponden con lo códigos de esta institución y en cuanto a los cheques nros 07059866 y 07030624 por bS. 2.486.750,00 y 2.425.000,00 girados contra la cuenta corriente Nº 0137-0047-810000010921, fueron presentados al cobro a través de la cámara de compensación por intermedio del Banco Mercantil oficina Guanare, hechos efectivos en las fechas 14/01/2005 y 20/07/2005, las cuales anexa copias. Prueba que tiene una valoración igual a la anterior. Y así se aprecia.

    Además la parte demandante solicita prueba de informe, el Tribunal acuerda Oficiar a la Entidad bancaria denominada Banco Mercantil agencia Guanare, para que informe a este Tribunal sobre lo siguiente:

  19. Si en la cuenta corriente Nº 0105-0015-01-1015205372, cuyo titular es la ciudadana Avilan Mórela de la Cruz, se realizaron los siguientes depósitos en cheques:

    • De fecha 07/05/01 Nº de deposito 07396236 la cantidad de Bs.1.709.111, 78.

    • De fecha 04/06/01 Nº de deposito 31210888 la cantidad de Bs.1.713.111, 78.

    • De fecha 29/06/01 Nº de deposito 23717083 la cantidad de Bs.1.713.111, 78.

    • De fecha 20/07/01 Nº de deposito 28338364 la cantidad de Bs.1.662.500, 00.

    • De fecha 03/08/01 Nº de deposito 28733275 la cantidad de Bs.1.713.111, 78.

    • De fecha 17/09/01 Nº de deposito 36808059 la cantidad de Bs.1.680.111, 78.

    • De fecha 05/10/01 Nº de deposito 37377959 la cantidad de Bs.1.680.111, 78.

    • De fecha 02/11/01 Nº de deposito 41474038 la cantidad de Bs.1.713.111, 78.

    • De fecha 07/12/01 Nº de deposito 41087514 la cantidad de Bs.1.680.111, 78.

    • De fecha 09/01/02 Nº de deposito 26752693 la cantidad de Bs.2.000.000, 00.

    • De fecha 08/02/02 Nº de deposito 60096257 la cantidad de Bs.1.713.111, 78.

    • De fecha 01/03/02 Nº de deposito 47642103 la cantidad de Bs.1.680.111,

    • 78.

    • De fecha 04/04/02 Nº de deposito 51716762 la cantidad de Bs.1.680.111,

    • 78.

    • De fecha 15/05/02 Nº de deposito 58752786 la cantidad de Bs. 1.680.111,

    • De fecha 03/07/02 Nº de deposito 84055429 la cantidad de Bs. 1.723.074, 00.

    • De fecha 02/08/02 Nº de deposito 68803244 la cantidad de Bs. 1.613.187,34.

    • De fecha 06/09/02 Nº de deposito 65962585 la cantidad de Bs. 1.717.111,78.

    • De fecha 07/10/02 Nº de deposito 10551915 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 05/11/02 Nº de deposito 73173662 la cantidad de Bs. 1.680.111, 78.

    • De fecha 11/12/02 Nº de deposito 78938354 la cantidad de Bs. 1.630.000,00.

    • De fecha 27/03/03 Nº de deposito 96330997 la cantidad de Bs. 5.040.335,34.

    • De fecha 24/04/03 Nº de deposito 94770916 la cantidad de Bs. 1.630.000,00-

    • De fecha 02/05/03 Nº de deposito 86975117 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 11/06/03 Nº de deposito 58752786 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 03/07/03 Nº de deposito 86531679 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 08/08/03 Nº de deposito 01550488 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 12/09/03 Nº de deposito 02608436 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 10/10/03 Nº de deposito 02628447 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 27/11/03 Nº de deposito 09443620 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 09/12//03 Nº de deposito 006982752 la cantidad de Bs. 1.680.111,78

    • De fecha 20/02/04 Nº de deposito 09502957 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 04/03/04 Nº de deposito 00732457 la cantidad de Bs. 1.732.074,00.

    • De fecha 06/04/04 Nº de deposito 85561168 la cantidad de Bs. 1.732.074,00.

    • De fecha 13/05/03 Nº de deposito 23795449 la cantidad de Bs. 2.486.750,00

    • De fecha 03/06/04 Nº de deposito 19238350 la cantidad de Bs. 2.425.000,00.

    • De fecha 16/07/04 Nº de deposito 33231986 la cantidad de Bs. 2.425.000,00.

    • De fecha 11/08/04 Nº de deposito 19238342 la cantidad de Bs. 2.425.000,00.

    • De fecha 03/09/04 Nº de deposito 28421962 la cantidad de Bs. 2.486.750,00.

    • De fecha 07/10/04 Nº de deposito 28421300 la cantidad de Bs. 2.486.750,00.

    • De fecha 05/11/04 Nº de deposito 44994770 la cantidad de Bs. 2.486.750,00.

    • De fecha 02/12/04 Nº de deposito 33231994 la cantidad de Bs. 2.486.750,00.

    • De fecha 13/010/05 Nº de deposito 33231995 la cantidad de Bs. 2.486.750,00.

    • De fecha 15/02/05 Nº de deposito 556276598 la cantidad de Bs. 2.885.800,00

    • De fecha 21/03/05 Nº de deposito 61928468 la cantidad de Bs. 1.683.000,00.

    • De fecha 01/04/05 Nº de deposito 48591429 la cantidad de Bs. 2.486.750,00.

    • De fecha 19/05/05 Nº de deposito 48591430 la cantidad de Bs. 2.498.500,00.

  20. Y en caso de ser afirmativa la respuesta, determinar y señalar el número de la cuenta corriente, el nombre del beneficiario, el número del cheque y entidad bancaria a la cual pertenecen los cheques depositados en la cuenta corriente de la ciudadana Avilan Mórela de la Cruz; de ser posible adjuntar copias fotostática certificadas.

    Rielan sus consignaciones a los folios desde el 23 al 38 y desde el folio 43 al 55 y desde el 72 al 74 de la décima sexta pieza. Este Tribunal observa que las copias de cheques del Banco Mercantil Banco Universal, que cursan al folio 25, 28, 30, 33, 34, 36, 45, 46 (2do y 3 ero), 47, 48, 49 ((2do y 3 ero), 50, 51, 52, 53, 54, 55, 73, siendo la actora la depositante. Instrumentos que no aporta nada al los hechos controvertidos en la presente causa. Y así se aprecia.

    PRUEBA DE EXHIBICIÓN

    Promueve la parte demandante la exhibición de siguientes recaudos a su adversario:

    • Los recibos de pagos realizados a la ciudadana Mórela de la C.A.N., titular de la Cédula de Identidad Nº 4.435.911, de profesión Ingeniero Civil, por concepto de salario- mes a mes, desde el 01/03/2001 hasta el 13/07/2005.

    • Los contratos de trabajos suscritos entre el Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa (INREVI) y la ciudadana Mórela de la C.A.N., desde el 01/03/2001 hasta el 13/07/2005.

    En la audiencia de juicio el apoderado judicial de la demandada manifestó que no exhibía los recibos en virtud que se encontraban en el archivo, al no acompañar la parte copia simple de los recibos, este Tribunal considera que no se dio cumplimiento a los requisitos establecidos en el artículo 82 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo. Y así se decide.

    Y en cuanto a los contratos de trabajo suscritos entre el Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa (INREVI) y la ciudadana Mórela de la C.A.N., desde el 01/03/2001 hasta el 13/07/2005, ya están consignados en autos por ambas partes. Este Tribunal ratifica el valor probatorio otorgado anteriormente.

    TESTIFICALES

    Promueve la parte demandante la prueba de testigos de los ciudadanos Yalexis Chirino y X.M., venezolanas, mayores de edad, de este domicilio y titulares de las Cédulas de Identidad Nros. 7.818.310 y 7.357.977. De los cuales comparecen a rendir declaración en la audiencia de juicio, las ciudadanas Yalexis Chirino y X.M.

    Con relación a la testigo ciudadana Yalexis Chirino, al ser interrogada por la apoderada judicial parte promoverte indicó:

    -Si conoce a la ciudadana Mórela Avilan

    - La conoce desde Marzo 2001

    - Si trabajo con ella

    - Trabajó en el instituto regional de la vivienda

    - Lo que pasa que Inrevi antes de ser Inrevi, era Funda Hábitat, y en dicho instituto fui Vice-presidente y en Inrevi Ingeniera.

    - La testigo trabajo, desde que se creó el 02 de octubre 2000

    - La ciudadana Mórela Avilan trabajo, desde marzo 2001.

    - Egreso desde el 13/07/2005

    - El presidente era que le giraba instrucciones

    - Si, ella tenía que presentar informes para poder cobrar, ahí se acostumbraba a que todas las personas que no eran fijas presentaran informes mensuales de todas las cosas que hacían.

    - Los pagos se los realizaba Inrevi, mensualmente.

    Al otorgársele el derecho de repreguntas al apoderado judicial de la parte demandada quién manifestó:

    - Ella trabajó en Inrevi hasta el 2000, después volví en el 2001 a finales del 2001

    - Comenzó a laborar en Marzo del 2001

    - Yo era vicepresidenta como dijo anteriormente de Funda Hábitat y después paso a ser Gerente General y a pesar que ella no le giraba instrucciones a ella, porque lo hacia era el presidente directamente, tenia que tener conocimientos del manejo administrativo de Inrevi.

    - Eso no te lo podría decir porque ella sepa no, yo trabaje fue en Inrevi y mi relación con ella fue en Inrevi, en Inrevi si trabajo el presidente le bajaba instrucciones, le decía todo lo que tenían que hacer y las reuniones que hacíamos nosotros semanalmente, ella estaba presente tanto los gerente el presidente mi persona y ella las reuniones eran semanales ella estaba presente.

    - Inrevi forma parte de la gobernación, pero depende de la gobernación, se rige por los lineamientos por todo de la gobernación a pesar de ser autónomo

    -Te voy a explicar de esta forma, el Instituto Regional de la Vivienda depende de la gobernación del estado portuguesa, si se enfoca desde ese punto de vista si, por que Inrevi, porque nosotros en ese momento fue creado los lineamientos y todos no los bajaba la Gobernadora del estado Portuguesa, Inrevi a pesar de ser autónomo, es un instituto de la Gobernación del estado Portuguesa, el depende de la Gobernación y si se enfoca desde ese punto de vista, si ella trabajo para la Gobernación porque trabajo para Inrevi.

    - No, cobra por el Inrevi tengo entendido

    - Los fijos y muchas veces por ejemplo, yo tenía que rendir cuentas al presidente y siendo Gerente, y los gerentes me rendían cuenta a mí.

    - Era dependiendo del enfoque, que tu le dieras, había veces que uno siendo fijo era conveniente presentar su informe mensual, siendo contratado también, en el caso de Mórela, en verdad no me acuerdo cual era el nivel que tenía, porque vuelvo y repito el contacto de ella a pesar, que era con todos ellos también, porque ella trabaja con entes a nivel nacional, ella le rendía mas cuenta al presidente que al gerente general en este caso yo, te puedo decir, desde el punto de vista que nosotros semanalmente si, en las reuniones que hacíamos semanal ella estaba presente, nos decía cual era los tramites que ella hacia en los organismos nacionales e internacionales, en momentos de pago sabia que ella estaba cobrando igual que todo el personal del instituto, pero hay documentos que son entre el presidente y el personal y hay documentos que yo manejaba de todo el personal y sabe se que ella tuvo una relación con nosotros como te digo estaba en las reuniones nos pedía cuentas de las cosas que hacia en los organismos y el presidente era en ese caso era el Arquitecto M.L.R., era la que le baja los lineamientos has esto.

    - Gerente general.

    - Primero del vice-presidente de Funda Hábitat y después pasamos a Inrevi

    - Supongo que asesor, ella era asesor por la parte de los organismos

    - En verdad que no se te responder eso, la relación que ella tenia el trabajo de la ingeniera Mórela era el rose con los organismos nacionales e internacionales.

    - Yo no firmaba, y los gerentes tampoco firmaban.

    A este nivel la ciudadana Juez, procede a interrogar a la testigo quién respondió:

    - No, en la gobernación porque Inrevi depende de la Gobernación, ellas recibíamos lineamientos de la Gobernadora del Estado, ósea a pesar de ser autónomo Inrevi, es un instituto de la Gobernación.

    -Nunca los leí, pero sabia que ella era trabajadora de allá, estaba en las reuniones con nosotros, nos decía las cosas que hacia con los organismos nacionales etc., que también nos ayudaron mucho, ella consiguió mucho beneficio para el instituto a través de su trabajo.

    - Muchas veces llegaba a la oficina de la gerente, porque el Instituto Nacional de la Vivienda las oficinas son muy pequeñas por que eran espacios pequeños, ella muchas veces llegaba trabajaba conmigo en la gerencia, a pesar de que hacíamos cosas diferentes o con el presidente en los escritorios.

    Referente a la testigo ciudadana X.M., al ser interrogada por la apoderada judicial parte promoverte refiere:

    - Si, si conoce a Mórela Avilan

    - La conoce desde que comenzó a trabajar en el Instituto Regional de la Vivienda, aproximadamente, ella comenzó a laborar en marzo de 2001.

    - Si, ella era la gerente de administración allí en Inrevi.

    - Yo comencé con Funda Hábitat, en septiembre del 2000, luego el 2 de octubre nace Inrevi, ella es fundadora de Inrevi y en el 2001, cuando ella comienza a laborar con nosotros y labore allí hasta más o menos octubre noviembre del mismo 2001.

    - Mira ella labore hasta diciembre del 2004, y tengo entendido que al año siguiente mas o menos mediados del año siguiente 2005, que dejo de laborar allá.

    - Si, por supuesto, en primer lugar cuando ella ingreso a la arquitecta M.l.R. presidente de Inrevi le bajaba los lineamientos de lo que tenía que hacer.

    - Mira, ella tenia que laborar un informe a la actividad realizada y en base a eso le cancelaba mensualmente, ella realizaba las gestiones en caracas tanto a organismos públicos, nacionales como internacionales para gestionar recursos para la institución.

    Al concedérsele el derecho a repreguntar al apoderado judicial de la parte demandada dijo la testigo:

    - Ingreso desde marzo del 2001.

    - Si, gerente de administración.

    - Lo que pasa que Inrevi nace producto de una fusión de una unidad de sede Secretaria de Desarrollo Social y Funda Hábitat de ahí nace Inrevi.

    - Yo empecé en Funda Hábitat en septiembre del 2000 y el 2 de octubre del mismo 2000 nace Inrevi producto de esa fusión.

    - Si la Arquitecto Yalexis Chirino

    - Cuando se le realizaban los pagos a ella mensualmente, exigía como gerente administración que tuviese fotocopia del contrato, de la cédula de identidad y el informe que tenía que presentar mensualmente de lo que realizaba durante el mes.

    - Para empezar toda institución necesita del soporte del trabajo realizado.

    - Ella estaba al lado de la presidencia.

    - Ganaba un millón y pico.

    - Trabaja como gerente en Corpotur.

    - Se aplica la convención colectiva de la Gobernación, desde hace dos años para acá.

    - El personal de confianza y libre nombramiento no goza de la contratación colectiva.

    - Ella no laboró para otro instituto.

    - No, ella recibía lineamientos de la Arquitecto M.L. en aquella oportunidad y después del Arquitecto C.P., recibía los lineamientos de las gestiones en caracas con respectos a los recursos de las viviendas y se reunían semanalmente todo el equipo directivo y los gerentes, la presidente y ella para ver los avances y que otra cosa se necesitaba, llevaba proyectos y discutían como se podían ejecutar esos proyectos.

    - Ella tenía mayor jerarquía por que estaba al lado de la presidenta, por supuesto que no podía cobrar igual que un gerente o un consultor jurídico.

    Testigos que con sus dichos demostró que la actora prestó servicios profesionales para el Instituto Regional de la Vivienda, y asimismo demuestra que una vez a la semana se reunía con la Ingeniera y otros integrantes, y les informaba los tramites que hacía a nivel nacional e internacional, y recibe los lineamientos del presidente de la Institución y de la Gobernación del Estado Portuguesa. Y así se aprecia.

    PRUEBAS DE LA PARTE DEMANDADA

    DOCUMENTALES

    Promueve la parte demandada expediente Administrativo de la ciudadana Mórela de la C.A.N., titular de la Cédula de Identidad Nº 4.435.911. El Tribunal evidencia que cursan desde el folio 281 al 318 comprobantes de cheques, orden de pago, informen segundo trimestre abril-junio 2005, contratos por servicios profesionales suscritos por las partes, firmados en original y sello húmedo del Instituto Regional de la Vivienda. Quién juzga ratifica el valor probatorio otorgado a estas documentales a las pruebas de la parte accionante. Y así se decide.

    PRUEBAS DE INFORMES

    Promueve la parte demandante prueba de informes, el Tribunal acuerda Oficiar al Instituto Regional de la Vivienda, con sede en la ciudad Guanare Estado Portuguesa, para que informe a este Tribunal sobre lo siguiente:

    • Si en sus archivos reposa o llevan un registro de entrada y salida diaria del personal.

    • Y remita copia certificada de dicho documento.

    Observa este Tribunal que se refiere a las relaciones de entrada y salida del personal que cursa desde el folio 69 al 276 de la segunda pieza y desde la tercera pieza hasta la pieza décima quinta en todos sus folios, las cuales fueron impugnas por la parte actora en la audiencia de juicio, por ser copias simples y que no les otorgue ningún valor probatorio. Este Tribunal no les otorga valor probatorio por no aportar nada al asunto controvertido. Y así se aprecia.

    Hecha la anterior valoración de los medios probatorios aportados por las partes, este Tribunal, considera que los contratos presentados es evidente que fueron celebrados con la denominación prestación de servicios profesionales, que allí fueron fijados los honorarios, elementos que también configuran una relación laboral, es decir, que estamos en presencia de los supuestos que configuran las llamada zonas grises , en las cuales se hace difícil determinar el tipo de relación jurídica que se presenta, y ello no conduce a determinar las características de la relación acontecida en esta causa, y en este estado de la decisión es prudente y aconsejable revisar lo que nos está diciendo la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia, respecto de la determinación de la existencia de una relación laboral, por los electos que la conforman de acuerdo al contenido del artículo 65 de la Ley Orgánica del Trabajo, cuando la misma se encuentra encuadrada dentro de una relación distinta tal como podría ser civil o mercantil en ese sentido vemos la sentencia dictada en fecha 13 de agosto de 2002, con ponencia del Magistrado Omar Mora Díaz, (caso M.O.D.S. contra Federación Nacional de Profesionales de la Docencia) el cual es del tenor siguiente:

    Como lo señala A.S.B., el test de dependencia es “ una de las herramientas esenciales para determinar cuando una persona que ejecuta un trabajo o presta un servicio a favor de otra ha establecido o no una relación de trabajo, con la misma. A través de los mismos se puede formular una sistematización, con el fin de distinguir lo fraudulento de lo que no es, clarificar las situaciones ambigua, y por esta vía extender la protección de la legislación laboral a quienes prima facie estarían ejecutando trabajos o prestando servicios en virtud de una relación de naturaleza civil o comercial”. ( A.S.B., Ámbito de Aplicación del Derecho del Trabajo, Ponencia del Congreso Internacional de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, Caracas- Venezuela 6-8 Mayo de 2002 Pág. 21)

    Acorde con la anterior referencia, doctrinal, pareciera pertinente y así lo aspira esta sala construir, claro está, de manera enunciativa, y sin pretender que cada uno de los hechos en lo adelante fijados deban necesariamente ser corroborados, un inventario de indicios o criterios que permita determinar de manera general, las situaciones en las que pudiera resultar enervada la presunción de laboralidad de aquellas en las que por el contrario tienda a consolidarse.

    No obstante, antes de aportar esta sala los hechos o circunstancias que a su entender, permitan consolidar un sistema como el propuesto, considera de real importancia transcribir lo que el reseñado autor A.S.B. contempla en la Ponencia citada. A tal efecto señala:

    Sin ser exhaustiva, una lista de los criterios, o indicios, que pueden determinar el carácter laboral o no de una relación entre quien ejecuta un trabajo o presta un servicio y quien lo recibe fue propuesta en el proyecto de recomendación sobre el trabajo en régimen de subcontratación que la Conferencia de la OIT examinó en 1997 y 1998:

    a) Forma de determinar el trabajo (…)

    b) Tiempo de trabajo y otras condiciones de trabajo (...)

    c) Forma de efectuarse el pago (...)

    d) Trabajo personal, supervisión, y control disciplinario (...)

    e) Inversiones, suministro de herramientas, materiales y maquinaria (…)

    f) Otros(..) asunción de ganancias o pérdidas por la persona que ejecuta el trabajo o presta el servicio, la regularidad del trabajo (…) la exclusividad o no para la usuaria (…)

    ( Pág. 22)

    Ahora, abundando en los arriba presentados, esta Sala incorpora los criterios que a continuación se exponen:

    1. La naturaleza jurídica del pretendido patrono.

    2. De tratarse de una persona jurídica, examinar su constitución, objeto social, si es funcionalmente operativa, si cumple con cargas impositivas, realiza retenciones legales, lleva libros de contabilidad, etc.

    3. Propiedad de los bienes e insumos con los cuales se verifica la prestación de servicio.

    4. La naturaleza y quantum de la contraprestación recibida por el servicio, máxime si el monto percibido es manifiestamente superior a quienes realizan una labor idéntica o similar;

    5. Aquellos propios de la prestación de un servicio por cuenta ajena.

    Así las cosas, y siendo los efectos que integran la relación de trabajo, la subordinación o dependencia, remuneración y ajeneidad, para desvirtuar la existencia de una relación de trabajo laboral, se debe configurar la desconexión de uno al menos de estos elementos.

    En este sentido observamos que en la presente causa, es evidente que la actora como profesional de la ingeniería prestó sus servicios personales, como asesor a Inrevi, prestación que se efectuó en virtud de un contrato denominado por prestación de servicios profesionales, donde consta la contraprestación por dichos servicios y la fecha de su duración, pero de la audiencia de juicio quedó esclarecido que la actora prestaba servicios justificando su horario con viajes a Caracas, sin obligación de cumplir horario.

    Considera quien juzga, que la demandante no se encontraba bajo la supervisión y control por parte del ente demandado, y en consecuencia no existe la conexión necesaria de las tres características esenciales que conforman una relación laboral y es así que nos encontramos en presencia de una relación de naturaleza civil.

    Además, la actora presta sus servicios profesionales, en virtud de que hubo un acuerdo de voluntades entre las partes como se desprende de las cláusulas del contrato de prestación de servicios profesionales suscrito por las partes. Es decir, que la actora cumplía con lineamientos y cláusulas contractuales y no en situación de subordinación en calidad de trabajadora, y así se decide.

    No obstante todo lo explicado anteriormente, este Juzgado de juicio procede a aplicar de manera muy práctica el test de laboralidad que en sentencias del Tribunal Supremo de Justicia conocemos, y así vemos:

    Forma de determinación de la labor prestada:

    De los contratos que cursan en autos y las declaraciones de los testigos, quedó demostrado que las condiciones y lineamientos bajo los cuáles se prestaría los servicios se recibían de la Gobernación del Estado y en la forma prevista en las cláusulas de los diferentes contratos, no del instituto demandado.

    Tiempo y condiciones del trabajo desempeñado:

    La actora era libre de organizar su jornada, pues de actas consta que no cumplía con un horario diario de trabajo, no estaba obligada a firmar entrada y salida en libro alguno.

    Forma de efectuarse el pago:

    La contraprestación que recibía la actora por sus servicios, devenía de los honorarios que ella misma pactó en su acuerdo de voluntades reflejado en los diferentes contratos de prestación de servicios profesionales.

    Trabajo personal, supervisión y control disciplinario:

    La actora no estaba supeditada a un horario de trabajo, quedó demostrado que ella comparecía a unas reuniones que se realizaban semanalmente en la institución demandada, no recibía directrices estrictas sino lineamientos de trabajo lo que se traduce en una amplia libertad de organización y administración de su propio trabajo como profesional. Por los razonamientos anteriormente expuestos es forzoso, concluir que no hubo subordinación ni salario reconocido como tal, por la demandada para configurar los elementos concurrentes para determinar una relación de trabajo, en el caso de autos la actora tenía plena disposición de su tiempo para ejercer su profesión y realizar las asesorías libremente para lo cual la contrató el Instituto Regional de la Vivienda (Inrevi), así mismo que en los contratos firmados por las partes se pactó la cancelación de honorarios profesionales, nunca con la figura de salario.

    Igualmente, ante el problema planteado no debemos dejar pasar la intencionalidad de las partes al suscribir un contrato, cuya naturaleza nunca fue la un contrato de trabajo. Comentario que se hace fundamentado en el principio general del derecho que establece que los contratos deben ser cumplidos tal como han sido pactados, como una manifestación del principio de la buena fe.

    Así pues, la presunción de laboralidad que se activó con la verificación de la prestación personal del servicio, fue desvirtuada por la parte demandada, en consecuencia debe quien juzga declarar que los servicios prestados por la actora fueron ejecutados en virtud de una relación de naturaleza civil y así se decide.

    DISPOSITIVA

    Por las razones expuestas, este Juzgado Primero de Primera Instancia de Juicio del Trabajo de la Circunscripción Judicial del estado Portuguesa, con sede en Guanare, Administrando Justicia en Nombre de la República Bolivariana de Venezuela por autoridad de la Ley, declara:

PRIMERO

SIN LUGAR la demanda por Reclamación de Prestaciones Sociales interpuesta por la ciudadana MORELA DE LA C.A.N., contra el INSTITUTO REGIONAL DE LA VIVIENDA DEL ESTADO PORTUGUESA, por las razones expuestas en la motiva.

SEGUNDO

No hay condenatoria en costas por la naturaleza del fallo, en virtud de que la actora es una trabajadora profesional no dependiente, que tuvo razones de derecho para acudir a plantear el reclamo ante el órgano jurisdiccional.

Publíquese. Regístrese. Déjese Copias Certificadas de conformidad con el artículo 248 del Código de Procedimiento Civil,

Dado, sellado y firmado en la Sala de Audiencias, del Juzgado Primero de Primera Instancia de Juicio del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Portuguesa, con sede en Guanare, a los diecisieta (17) días del mes de mayo del año dos mil siete. (2007)

La Juez de Juicio

Abg. R.B.d.G.

La Secretaria

Abg. Anelin Alvarado

En igual fecha y siendo las 12:27, p.m., se publicó y agregó el presente fallo a las actas del expediente, de lo cual se deja constancia de conformidad con lo consagrado en el artículo 159 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo. Conste.

Abg. Anelin Alvarado

RBdeG/CV

PODER JUDICIAL

Tribunal de Juicio De la Coordinación Laboral del Estado Portuguesa

Guanare, diecisiete de mayo de dos mil siete

197º y 148º

ASUNTO: PP01-L-2005-000292

SENTENCIA DEFINITIVA

DEMANDANTE: MORELA DE LA C.A.N., venezolana, mayor de edad, titular de la cédula de identidad Nº 4.435.911.

DEMANDADA: INSTITUTO REGIONAL DE LA VIVIENDA (INREVI), creado por Ley de fecha 08/01/1.999, publicado en Gaceta Oficial del Estado Portuguesa Extraordinaria Nº 02 de fecha 02/10/2000 y que está representado por el ciudadano C.J.P.U., venezolano, mayor de edad, titular de la cédula de identidad Nº 4.264.264, en su carácter de Presidente.

APODERADO DEL DEMANDANTE: Abogada M.A.C., venezolana, mayor de edad, titular de la Cédula de Identidad Nº 12.240.637, inscrita en el Inpreabogado bajo el Nº 78.946.

APODERADOS DE LA PARTE DEMANDADA: Abogados M.Á.G.M., LENNON I.O.T., BELKIS MARTORELLI BETANCOURT, AMYRIS ROBINO COLMENARES y G.P.B., venezolanos, mayores de edad, titulares de las Cédulas de Identidad Nros 14.826.154, 12.648.533, 5.636.866, 15.799.839 y 7.545.089, inscritos en el Inpreabogado bajo los Nros 104.195, 109.221, 63.161, 109.777 y 32.385 en su orden.

MOTIVO: COBRO DE PRESTACIONES SOCIALES.

Se inicia la presente causa con una demanda, por Cobro de Prestaciones Sociales intentada por la ciudadana Mórela de la C.A.N. contra el Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa (INREVI), presentada en fecha 05/12/2005, (f.1 al 12 primera pieza), ante la Unidad de Recepción de Documentos (URDD), asignado al Juzgado Tercero de Primera Instancia de Sustanciación, Mediación y Ejecución del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Portuguesa, consignando reforma de la demanda en fecha 27/03/2006 (f. 30 al 41 primera pieza).

Alega la accionante que ingresó el día 01/03/2001, a laborar en forma continúa e ininterrumpida para la demandada, que la relación de trabajo nació por contrato laboral de tres (3) meses de duración, de fecha 01/03/2001 y fue renovado y prorrogó de forma consecutiva diecisiete (17) veces, situación esta que en aplicación del artículo 74 de la Ley Orgánica del Trabajo, el contrato de trabajo paso hacer un contrato de trabajo a tiempo indeterminado concediendo a su representado todos los beneficios que consagra la Ley orgánica del Trabajo, como trabajadora de dicha Institución inclusive dichos beneficios son afectados por las convenciones colectivas suscritas por la demandada.

De la misma forma, la parte actora dirige al referido organismo regional, carta renuncia al cargo de asesor en fecha 13/07/2005, la cual fue recibida y aceptada en fecha 20/07/2005, que desempeñaba su relación laboral en forma ininterrumpida desde el día 01/03/2001 para dicho instituto, por lo cual solicitó el cálculo y pago de las prestaciones sociales y demás beneficios de ley, de conformidad con lo previsto en la Ley, y la convención colectiva.

Indica asimismo la accionante, que desempeñó el cargo de asesora exclusiva e integral en la elaboración y presentación de proyectos en materia de vivienda ante los diferentes entes u organismos nacionales como INAVI, FONDUR, CONAVI, SAVIR, FUNDABARRIOS, FOGADE, HIDROVEN, la Vicepresidencia de la República y entes u organismos Regionales como la Secretaria de Infraestructura, tramitación para la consecución de recursos para el contratante, el seguimiento y control de los proyectos presentados por antes los entes u organismos competentes en materia de vivienda, exigencias del ente patronal, contenidas en sus cláusulas primera y segunda de los contratos.

Por otra parte, la actora tenía un horario determinado por los viajes que realizaba a la ciudad de Caracas, sede de los diferentes entes u organismos nacionales como INAVI, FONFUR, CONAVI, SAVIR, FUNDABARRIOS, FOGADE, HIDROVEN, la Vicepresidencia de la República y por cuanto su domicilio era la ciudad de Guanare, tenía que trasladarse consetudinariamente; asimismo a la par estaba sujeto a diversas reuniones con la secretaria de infraestructura, y después efectuaba los planteamientos que los diferentes entes u organismos nacionales y regionales, le exigían al presidente del instituto, quién le daba la aprobación para comenzar con las gestiones de los proyectos susceptibles para el financiamiento. Al mismo tiempo, el empleador exigía a la actora que informará y participará al instituto de todas las gestiones que realizará antes los entes u organismos antes mencionados, lo cual comportaba para ella el deber de informar y participar a INREVI sobre todas las gestiones derivadas de la prestación de su servicio personal.

De la misma forma la parte actora, fundamenta su acción en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, Reglamento de la Ley Orgánica del Trabajo y la Jurisprudencia de la Sala de Casación Social.

Refiere además la accionante, que hasta la presente fecha no le han pagado los conceptos que le corresponde por la prestación de servicio, asumiendo este una actitud de rechazo para el pago de sus beneficios y derechos por ello procede a demandar a dicho organismo.

Asimismo relata que como consecuencia de la duración en la relación laboral de 4 años 4 meses y 12 días de servicios en forma continúa, ininterrumpida y permanente, con un salario básico último, devengado en la cantidad de Bs. 2.500.000,00) y un salario diario de Bs. 83.333,33

Reclamando la actora en su escrito libelar los siguientes conceptos y montos que a continuación se refieren:

• Por antigüedad (01/03/2001 al 13/07/2005) de conformidad con el artículo 108 de la Ley Orgánica del Trabajo, y cláusula 31 de la convención colectiva.

• Días de antigüedad, (artículo 108 de la Ley Orgánica del Trabajo) y cláusula 31 de la convención colectiva, la cantidad de Bs. 28.354.556.96.

• Por intereses de la antigüedad, la cantidad de Bs. 12.021.567,89, (artículo 108 L Ley Orgánica del Trabajo y cláusula 31 de la Convención Colectiva, la cantidad de Bs. 68.730.681,81

• Por vacaciones no disfrutadas y no pagadas, de conformidad con la cláusula 12 de la convención colectiva, la cantidad de Bs. 6.026.666,43.

• Bono vacacional no pagado, de conformidad con la cláusula 12 de la convención colectiva (2001 al 2005) y bono vacacional fraccionado (2005-2006, 4 meses), la cantidad de Bs. 10.969.999,56.

• Utilidades o bonificación de fin de año, cláusula 15 de la convención colectiva (lapso 2001 al 2005) de conformidad a la cláusula 12 de la convención colectiva, la cantidad de 39.999.998,40.

• Sueldos no cancelados, cláusulas Nº 31 de la convención colectiva la cantidad de Bs. 20.000.000,00.

• Bono de alimentación no cancelado, cláusula Nº 27 de la convención colectiva la cantidad de Bs. 9.643.250,00.

• Bono único no cancelado, cláusula 34 de la convención colectiva, la cantidad de Bs. 1.000.000,00.

• Los intereses de mora de conformidad con el artículo 92 de la Constitución Nacional.

• Indexación o corrección monetaria

• Los intereses sobre prestaciones sociales.

• Las costas y costos del presente procedimiento, incluyéndose los honorarios de los abogados que intervengan en el proceso.

Sumando todos los concepto de prestaciones sociales y otros conceptos laborales la cantidad de Bs. 156.370.596,10.

Subsiguientemente admitida la demanda y cumplida con la notificación de la parte demandada. En fecha 26/07/2006, se inicia la Audiencia Preliminar, en la cual hubo de ser prolongada y en fecha 27/09/2006, el Tribunal deja constancia que trató de mediar y conciliar las posiciones de las partes y comparecieron a todas las prolongaciones de la misma, utilizando las herramientas propias de la mediación, no logró un acuerdo, ni total, ni parcial, ni aceptaron acogerse al arbitraje que le ofreció formalmente el Juez, como otro medido alternativo eficaz de resolución de conflicto, no haciendo observación sobre algún vicio procesal, ni el Tribunal encuentra tales vicios, da por concluida la audiencia preliminar y procede a incorporar al expediente las pruebas promovidas por la partes, a los fines de su admisión y evacuación. Dejándose transcurrir el plazo subsiguiente para la contestación de la demanda (f. 76 al 77 primera pieza).

Posteriormente, en fecha 04/10/2006, se recibió el escrito de contestación de la demanda, presentado por el abogado M.Á.G.M., en su carácter de apoderado judicial de la Procuraduría del estado Portuguesa, (f. 322 al 348 primera pieza).

Por lo tanto, en fecha 05/10/2006, se ordenó remitir el expediente al Juez de Juicio de este Circuito Judicial del Trabajo (f. 349 primera pieza), y recibido en fecha 09/102006 por este Juzgado Primero de Primera Instancia de Juicio del Circuito Laboral de está Circunscripción (f. 351 primera pieza), efectuándose la admisión de las pruebas promovidas por ambas partes en fecha 13/10/2006 (f. 5 al 14 segunda pieza) y fijándose en fecha 23/11/2006, en la cual compareció la parte actora en fecha 22/11/2006, solicitando el defirimiento de la audiencia oral y pública, acordada por el Tribunal para el día 06/12/2006 (f. 5 décima sexta pieza) y siendo posteriormente fijada para el 10/05/2007 (f. 70 décima sexta pieza), oportunidad fijada para la realización de la presente audiencia de juicio, en la cual comparecen ambas partes, tal como consta en el acta levantada y la reproducción audiovisual estas exponen sus argumentaciones y evacuándose las pruebas cursantes en autos.

Al inicio de la audiencia la ciudadana Juez, procedió a instar a las partes a la conciliación o a continuar con las conversaciones pendientes que pudieren tener, a los fines de utilizar los medios alternativos de conflictos, en virtud de que las partes pueden llegar a un acuerdo en cualquier instancia y grado de la causa, al otorgársele el derecho de palabra a las partes, ambos expusieron los motivos por los cuales no llegaron acuerdo alguno, y en virtud de lo expuesto este Tribunal procede a continuar con el desarrollo de la presente audiencia.

ALEGACIONES DE LAS PARTES EN LA AUDIENCIA DE JUICIO

Al momento de fundamentar sus hechos el apoderado judicial de la parte demandante lo hace en los siguientes términos que:

• El motivo de la presente demanda es el cobro de las prestaciones sociales y demás conceptos laborales que se le deben a mi representada Mórela Avilan, la cual se desempeñaba en el cargo de Asesor exclusivo integral en la elaboración y presentación de proyectos en materia de vivienda ante los organismos nacionales como CONAVI, FOGADE, HIDROVEN, y ante los entes u organismos regionales como la secretaria de infraestructura, así mismo tenia la función de tramitación de la consecución de recursos para el instituto y el seguimiento y control del proyecto presentados por ante estos organismos.

• La relación laboral nació mediante un contrato de trabajo por tres (3) meses el cual se prorrogo por diecisiete (17) veces de forma continua e ininterrumpida, su fecha de ingreso fue el 01/03/2001 y su egreso fue el 13/07/2005 mediante renuncia, su duración de la relación laboral fue de cuatro (4) años, cuatro (4) meses y doce (12) días y como consecuencia de ese tiempo de servicio de permanencia y sin interrupción le corresponde:

  1. Antigüedad tal como lo establece la cláusula 31 de la convención colectiva del instituto, en forma doble, sus intereses.

  2. Vacaciones, el bono vacacional, desde el año 2001 al 2005, de conformidad con lo establecido en la cláusula 12 de la convención.

  3. Utilidades también del 2001 al 2005 como lo establece la cláusula 15 de la convención.

  4. Bono vacacional y el bono único establecido en la convención colectiva y un sueldo no cancelado como lo establece la cláusula 31 de la convención colectiva.

    Total a pagar por los conceptos reclamados la cantidad de Bs. 156.370.596,10.

    Al momento de ejercer su defensa el apoderado judicial de la empresa demandada expone que:

    • Efectivamente convenimos con la ciudadana Mórela Avilan presto sus servicio desde el 01/03/2001 al 13/07/2005.

    • Negamos, rechazamos y contradecimos que la trabajadora haya prestado su servicio en la sede del Instituto Regional de la vivienda por cuanto su trabajo se regia por un contrato de honorarios profesionales como asesor integral, donde gestionaba materia en los institutos nacionales como CONAVI, FONDUR, INAVI etc., que muy bien quedan explanados en todos los contratos que se encuentran anexos en el expediente respectivo.

    • También niego, rechazo y contradigo, de que haya existido una relación de trabajo por cuanto lo que existía era una relación civil, por el contrato de servicios profesionales que se produjo entre mi representada y el contratado.

    • Igualmente niego, rechazo y contradigo, que sus servicios eran prestados que desempeño algún cargo en la sede del instituto regional de la vivienda por cuanto es totalmente falso, por que allí, no existía para ese entonces un cargo, primero con ese perfil y segundo con el salario que más aún devengaba la actora, que es un salario para la culminación de Bs. 2.500.00,00 que no los devengaba, ni tan siquiera el presidente de Inrevi para ese entonces, aún así hoy en día el presidente de Inrevi ha llegado alcanzar ese tope sobre un salario básico.

    • Niego, rechazo y contradigo que haya sido asesor exclusivo, por cuanto no existe una exclusividad su servicios eran profesionales para la como ya lo dije asesoria integral en institutos nacionales.

    • Igualmente niego, rechazo y contradigo que se le cancelaba un salario básico por cuanto que seria honorarios profesionales por le documento firmado por ella misma que es el contrato de honorarios profesionales igualmente que haya existido una relación laboral por cuanto no se verifican los elementos de hecho o derecho que caracterizan tal relación laboral como es la dependencia o subordinación, como lo manifiesta nuestra Ley Orgánica del Trabajo y reiterado en jurisprudencia elementos estos que no han sido demostrados por las partes que los invoca pero si muy bien nosotros lo hemos demostrado a través de los distintos contratos de servicio que existen anexos en el expediente y que ella misma también invoca lo hace valer por tanto tienen pleno valor probatorio para demostrar esta situación.

    • Igualmente no cumplía un horario de trabajo, ella establece en el libelo de la demanda que ella cumplía un horario de trabajo que estaba determinado por los viajes a caracas, eso es darle un cambio y un carácter subjetivo al documento que suscribió ella con el contrato de honorarios profesionales que en toda su extensión estipula un a faena laboral, ni tan siquiera una dependencia, su trabajo era fuera de la institución con su propio medio de trabajo.

    • Niego, rechazo y contradigo, que le corresponda la aplicación del contrato colectivo por todas estas razones ya esgrimidas, como es que es un asesor integral regida por un contrato de honorarios profesionales, y niego que se le aplique la cláusula 31, realmente los intereses de antigüedad, las vacaciones, la cláusula 12 del contrato colectivo, el bono vacacional.

    • Niego rechazo y contradigo, que se le puedan pagar las utilidades, bono de fin de año que pide en el libelo de la demanda, bono de alimentación, bono único establecido en la cláusula 34, intereses de mora, indexación, corrección monetaria y costas y costos del proceso, igualmente quiero dejar claro lo establecido estos elementos que ella reclama establecida en la cláusula quinta que se estipula en el contrato de servicio que ella suscribió con mi representada, la cláusula quinta dice: Que Los honorarios correspondientes a esta actividad se consideran satisfechos según lo establece la parte única del artículo 9 de la ley orgánica del trabajo ósea que nada le corresponde por diferencia de prestación de servicio nada de que corresponda a una relación laboral por cuanto nunca existió.

    Asimismo continúa el apoderado judicial del Instituto Regional de la Vivienda del estado Portuguesa (Inrevi) en la que indicó:

    • No le adeuda dinero alguno a la ciudadana Mórela Avilan, por cuanto del documento suscrito, si bien es cierto, fueron siete (7) documentos de manera consecutiva, Inrevi cancelo en su totalidad cada obligación que tenia con la profesional.

    • Por otro lado, si nos vamos al contrato en toda su extensión no establece ni horario, ni subordinación, ellos alegan que el horario esta determinado por los viajes que debía hacer a caracas, lo cual nosotros refutamos por cuanto esa era si se quiere la esencia, si bien es cierto, si el contrato a alguien por servicio profesional esa persona por su determinado servicio debe aportar algo al patrono en todo caso.

    • Y concluyo diciendo que la ciudadana Mórela Avilan es para demostrar que no era funcionario o empleada de Inrevi porque se consignaron las pruebas donde esta ciudadana no firmaba la asistencia previa al ingreso de la jornada laboral.

    MOTIVACIÓN

    De conformidad con lo establecido en el artículo 135 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, el régimen de distribución de la carga de la prueba en materia laboral, se fijará de acuerdo con la forma en que la accionada dé contestación a la demanda.

    Vistos lo alegatos y defensas de las partes, la forma como dio contestación a la demanda la parte demandada, y los fundamentos expuestos en la audiencia de juicio, debemos establecer que los hechos controvertidos en la presente causa se circunscriben en determinar la naturaleza de la prestación de servicios de la actora, es decir, establecer si existió una relación de carácter civil por la prestación de servicios por honorarios profesionales, o fue una relación laboral.

    Atendiendo a los pedimentos y defensas de las partes, y la forma como se dio contestación a la demanda, en aplicación a las normas contenidas en la Ley Orgánica Procesal del Trabajo y la reiterada y pacífica doctrina y jurisprudencia de la Sala de Casación Social, (Caso Da Silva contra Distribuidora de Pescado La P.E.), sentencia de fecha 11 de mayo de 2004, ponente Dr. A.V..

    El demandado tiene la carga de probar la naturaleza de la relación que le unió al trabajador, cuando en la contestación de la demanda haya admitido la prestación de un servicio personal y no la califique de naturaleza laboral, por ejemplo la califique de mercantil. (Presunción iuris tantum, establecida en el artículo 65 de la Ley Orgánica del Trabajo)

    En el caso que nos ocupa, la demandada al negar la relación de carácter laboral y afirmar que es una relación por prestación de servicios profesionales, de naturaleza civil, tiene la carga de demostrar la existencia de una relación de naturaleza civil, que en este caso debe demostrar que se celebró un contrato de servicios profesionales, y para ello debe traer a los autos todas las pruebas pertinentes a desvirtuar la presunción de laboralidad.

    A continuación se valorarán las pruebas que constan en el expediente a los fines de establecer cuáles de los hechos controvertidos en el proceso han sido demostrados.

    ACERVO PROBATORIO

    PRUEBAS DE LA PARTE DEMANDANTE

    Promueve la parte demandante el mérito favorable de las actas procesales, muy especialmente en el contenido textual del libelar, de la reforma y de los principios procesales de la comunidad y pertinencia de la prueba. No admitida según auto de admisión de pruebas de fecha 13/10/2006.

    DOCUMENTALES

  5. Promueve la parte demandante Renuncia dirigida al Arquitecto C.P., Presidente del Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa, de fecha 13/07/2005, marcado anexo “A”, que cursa al folio 100. Documento privado, firmado en original, con sello húmedo, no impugnado por la parte contraria. Quién juzga le otorga valor probatorio como demostrativa de que la relación terminó por renuncia de la accionante. Y así se decide.

  6. Promueve la parte demandante Informes y participaciones de gestión derivada de la prestación de servicio personal para con el Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa, ante los entes u organismos nacionales como INAVI, FONDUR, CONAVI, SAVIR, FUNDABARIOS, FOGADE, HIDROVEN, la Vicepresidencia de la República y la Secretaria de Infraestructura de los años 2001, 2004, 2005, marcado anexo “B”, que cursa desde los folios 102 hasta el folio 138. Observa este Tribunal que se refiere a escritos de Informes y participaciones que consignó la actora en los años 2001-2004 y 2005, los cuales se evidencia un sello húmedo de INREVI Portuguesa y otro sello húmedo de la contraloría interna, recibido con firma ilegible, y otro en copias simples sin sello. Instrumentos privados, no impugnados por la contraparte, en el cual el Tribunal les otorga valor probatorio como demostrativo de que la ciudadana Mórela Avilan, informa al Instituto Regional de Vivienda de las reuniones y entrevistas que realizó con los distintos organismos en las fechas allí señaladas. Y así se aprecia.

  7. - Promueve la parte demandante Contratos, suscritos entre el Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa y la ciudadana Mórela de la C.A.N.d. los años 2001, 2002,2005; marcado anexo “C”, que cursa desde los folios 140 hasta el folio 144. Observa está juzgadora un cúmulo de contratos de servicios profesionales suscritos entre ambas partes, en los cuales fueron consignados por las partes unos firmados en original y otros en copias simples, los cuales fueron aceptados en la audiencia de juicio. Instrumentos privados, no impugnados, ni desconocidos por las partes, este Tribunal les otorga valor probatorio como demostrativo de la existencia de una relación contractual por la prestación de un servicio profesional de la accionante. Y así se decide.

  8. Promueve la parte demandante Comprobante de retensiones varias, del periodo 2004, marcado anexo “D”, que cursa desde los folios146 hasta el folio 147. Documento privado emanado del Instituto Nacional de la Vivienda, INREVI, carentes de firmas, este Tribunal no les otorga valor probatorio alguno. Y así se aprecia.

  9. - Promueve la parte demandante Copia de la Convención Colectiva de los Empleados del Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa (INREVI), marcado anexo “E”, que cursa desde los folios 149 hasta el folio 161. Copias de la convención colectiva del Sindicato Único de Trabajadores del Instituto Regional de Vivienda del estado Portuguesa y el Instituto Regional de Vivienda del estado Portuguesa, el Tribunal advierte a la parte que el Juez la aplicará al momento de decidir, como derecho no alegado por las partes, en virtud del principio Iura novit curia. Y así se aprecia

  10. Promueve la parte demandante Recibos de pago (03/05/2001 y 01/06/2001), tabulador de sueldos básicos mínimos estipulados por el Colegio de Ingenieros de Venezuela desde el 01/97 y cheque del Banco Provincial (1 de junio de 2001), marcado anexo “F”, que cursa desde los folios 163 hasta el folio 166. Este Tribunal observa que los recibos de pagos, en la parte izquierda se l.G.B.d.P., por la cantidad de Bs. 1.732.074,00, de fecha 03/05/2001, por concepto de cancelación de asesorias en elaboración de proyectos a está institución, correspondiente al mes de abril del año en curso, firmado en original; asimismo consta recibos en copias simple de fecha 01/06/2001 por la cantidad de Bs. 1.732.074,00 del mes de mayo en curso; y un comprobante en copia al carbón a nombre de la ciudadana Mórela Avilan, por la cantidad de Bs. 1.713.111,78, pago por servicios profesionales de asesoria en la elaboración de proyectos, correspondiente al mes de mayo del año en curso. Instrumentos firmados en original y en copias simples, no impugnados por la parte contraria, otorgándole este Tribunal valor probatorio que la actora recibió las cantidades allí indicada. Y en cuanto al Tabulador de sueldos básicos mínimos estipulados por el Colegio de Ingenieros de Venezuela desde el 01/97. Instrumento privado en copia simple el cual se lee en la parte izquierda Colegios de Ingenieros de Venezuela, la cual indica los años de graduado, nivel profesional, grado OCP, sueldo año 1997-1998, carente de firma y sin emisor por lo que este Tribunal no le otorga valor probatorio alguno. Y así se aprecia.

  11. Promueve la parte demandante Estados de cuenta de la cuenta corriente Nº 0105-0015-01-1015205372, cuyo titular de la cuenta corriente es Mórela de la C.A.N., de los años 2001 (marzo a diciembre), 2002 (enero a diciembre), 2003 (enero a diciembre) 2004 (enero a diciembre) y 2005 (enero a julio), marcado anexo “G”, que cursa desde los folios 168 hasta el folio 274, de la primera pieza. Esta juzgadora observa que se refiere a estados de cuenta, en copia simple emanado del Banco Mercantil Banco Universal, correspondiente a los años 2001, 2002, 2003, 2004, 2005, Documentos privados, no impugnados por la contraparte, que no demuestran ningún hecho controvertido en esta causa. Y así se decide.

    PRUEBA DE INFORMES

    Promueve la parte demandante prueba de informes, el Tribunal acuerda Oficiar al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, Dirección General de Afiliación y Prestaciones en Dinero, División de prestaciones (sub.-agencia Guanare), para que informe a este Tribunal sobre lo siguiente:

    • Desde que fecha la ciudadana Mórela de la C.A.N. (venezolana, mayor de edad, titular de la Cédula de Identidad Nº 4.435.911), aparece como una de los trabajadores afiliados y/o asegurados del Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa (INREVI).

    • De ser afirmativa la respuesta remita copia de los recaudos pertinentes.

    Respuesta que cursa al folio 49 de la pieza 02, la cual informa que procediendo a indagar la cuenta individual de la ciudadana Avilan N.M. de la Cruz, titular de la cédula de identidad Nº 4.435.911, no aparece registrada en el sistema asegurados por el Instituto Regional de la Vivienda (INREVI), y anexa una copia de la cuenta individual de la demandante emanada del Instituto de los Seguros Sociales, Dirección General de Afiliación y Prestaciones en dinero, de fecha 27/10/2006. Este Tribunal considera este informe como demostrativo de que la actora no está incluida en el sistema de asegurados de Inrevi, y su cuenta individual aparece inscrita entre los asegurados de la Universidad S.M. en anterior fecha a este juicio. Y así se aprecia.

    Asimismo la parte demandante solicita prueba de informe, el Tribunal acuerda Oficiar al Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa (INREVI) y a la Gobernación del Estado Portuguesa, para que informe a este Tribunal sobre lo siguiente:

    • Al efecto que informe a este Tribunal la manera como se realizaban los cálculos de las prestaciones sociales de los trabajadores y demás conceptos laborales de los Trabajadores del Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa (INREVI) antes de que se hubiere celebrado la Convención Colectiva de ese Instituto, es decir, establecer si se regían por la Ley Orgánica del Trabajo o por la Convención Colectiva de los empleados de la Gobernación.

    Cursa al (f.67 segunda pieza), respuesta del Instituto Nacional de la Vivienda, de fecha 19/10/2006, donde informa que los cálculos de la prestación social y demás conceptos laborales de los trabajadores del Instituto Regional de la Vivienda del estado Portuguesa (INREVI), antes de la celebración de su convención colectiva siempre se hizo con base a lo establecido en la vigente Ley Orgánica del Trabajo. Como lo hemos referido la ciudadana Mórela Avilan Noria, no tenía derecho a los beneficios derivados de la Ley Orgánica del Trabajo, por cuanto sus contratos de servicios profesionales así lo establecía y no existía, ni existe posibilidad alguna de que sus servicios profesionales pueda resumirse o presumirse alguna relación laboral. Prueba que nos demuestra que en el Instituto demandado ----- la actora es calificada como una profesional contratada, que no se le aplica la Ley del Trabajo. Y así se aprecia.

    Igualmente la parte demandante solicita prueba de informe, el Tribunal acuerda Oficiar a la Entidad bancaria denominada Banco Provincial agencia Guanare, para que informe a este Tribunal sobre lo siguiente:

  12. La fecha en que fueron pagado a su beneficiario los cheque Nº 00004551, de fecha 03/05/2001, por la cantidad de Bs. 1.709.111,78; cheque Nº 00005560, de fecha 01/06/2001, por la cantidad de Bs. 1.713.111,78; cheque Nº 00016851, de fecha 02/08/2002, por la cantidad de Bs. 1.613.187,34 librados a favor de la ciudadana Mórela Avilan, a cargo de la cuenta corriente Nº 0108-2422-0100014433; de la entidad bancaria Banco Provincial, agencia Guanare.

  13. Y en caso de no haber sido pagado y/o cobrado por taquilla, señalar por cual cuenta, en cuál entidad bancaria y de cual titular se abonó o compensó; de ser posible adjuntar copia fotostática certificada de los cheques Nros. 00004551, Nº 00005560; Nº 00016851. Líbrese Oficio

    Respuesta que cursa al folio al folio 52 de la segunda pieza, la cual informa que el cheque Nº 00004553, a cargo de la cuenta corriente Nº 0108-2422-290100014433, a nombre del Instituto Regional de la Vivienda (INREVI), emitido a nombre de Variedades Jireh, S.R.L., y depositado en la cuenta corriente Nº 0108.0389-690100001531 a nombre de la ciudadana M.C.R.L., cédula de identidad Nº 13.117.323, en fecha 14/05/2001, la cual acompaña copia del cheque y asimismo notifica que el cheque Nº 00005560 a cargo de la referida cuenta a la fecha no fue localizado en sus archivos. Prueba que no aporta nada a la controversia no teniendo nada que valorar quién juzga. Y así se aprecia.

    A la par la parte demandante solicita prueba de informe, el Tribunal acuerda Oficiar a la Entidad bancaria denominada Banco Venezuela agencia Guanare, para que informe a este Tribunal sobre lo siguiente:

  14. La fecha en que fueron pagado a su beneficiario los cheque Nº 13.003332, de fecha 21/07/2005, librado a favor de la ciudadana Mórela Avilan, por la cantidad de Bs. 2.498.500,00, a cargo de la cuenta corriente Nº 0102-0346-500000033682; de la entidad bancaria Banco Venezuela, agencia Guanare.

  15. Y en caso de no haber sido pagado y/o cobrado por taquilla, señalar por cual cuenta, en cuál entidad bancaria y de cual titular se abonó o compensó; de ser posible adjuntar copia fotostática certificada del cheque Nº 13.003332.

    Riela respuesta al folio 62 al 63 de la segunda pieza, la cual informa que el cheque signado con el Nº S-92 13003332, por un monto de Bs. 2.498.500,00 a nombre de la ciudadana Avilan Mórela, fue presentado al cobro el 22/07/2005 y anexa copia. Quien juzga le otorga valor probatorio como demostrativo de que la accionante cobro los honorarios profesionales, en la cantidad correspondiente a ese mes de servicios profesionales en la cantidad allí indicada. Y así se decide.

    También la parte demandante solicita prueba de informe, el Tribunal acuerda Oficiar a la Entidad bancaria denominada Banco Sofitasa agencia Guanare, para que informe a este Tribunal sobre lo siguiente:

  16. La fecha en que fue pagado a su beneficiario el cheque Nº 07047741, de fecha 05/11/2004, , librado a favor de la ciudadana Mórela Avilan por la cantidad de Bs. 2.486.750,00, a cargo de la cuenta corriente Nº 137004781 de la entidad bancaria Banco Sofitasa agencia Guanare.

  17. Asimismo la fecha en que fueron pagado a su beneficiario los cheques Nº 07059866, de fecha 13/01/2005, por la cantidad de Bs. 2.486.750,00 y el cheque Nº 07030624, de fecha 16/07/2004, librado a favor de la ciudadana Mórela Avilan, por la cantidad de Bs. 2.425.000,00 a cargo de la cuenta corriente Nº 0137-0047-810000010921, de la entidad bancaria Banco Sofitasa agencia Guanare.

  18. Y en caso de no haber sido pagado y/o cobrado por taquilla, señalar por cual cuenta, en cuál entidad bancaria y de cual titular se abonó o compensó; de ser posible adjuntar las copias fotostáticas certificadas de los cheques Nros. 07047741, Nº 07059866, Nº 07030624.

    Contestación que cursa desde el folio 56 al 57, del Banco Sofitasa, de fecha 31/10/2006, la cual informa que el cheque Nº 07047741, de fecha 05/11/2004, librado a favor de la ciudadana Mórela Avilan, por la cantidad de Bs. 2.486.750,00 no aparece registrado en nuestros archivos como pagado, así como tampoco el número de cuenta corriente 137004781 no se corresponden con lo códigos de esta institución y en cuanto a los cheques nros 07059866 y 07030624 por bS. 2.486.750,00 y 2.425.000,00 girados contra la cuenta corriente Nº 0137-0047-810000010921, fueron presentados al cobro a través de la cámara de compensación por intermedio del Banco Mercantil oficina Guanare, hechos efectivos en las fechas 14/01/2005 y 20/07/2005, las cuales anexa copias. Prueba que tiene una valoración igual a la anterior. Y así se aprecia.

    Además la parte demandante solicita prueba de informe, el Tribunal acuerda Oficiar a la Entidad bancaria denominada Banco Mercantil agencia Guanare, para que informe a este Tribunal sobre lo siguiente:

  19. Si en la cuenta corriente Nº 0105-0015-01-1015205372, cuyo titular es la ciudadana Avilan Mórela de la Cruz, se realizaron los siguientes depósitos en cheques:

    • De fecha 07/05/01 Nº de deposito 07396236 la cantidad de Bs.1.709.111, 78.

    • De fecha 04/06/01 Nº de deposito 31210888 la cantidad de Bs.1.713.111, 78.

    • De fecha 29/06/01 Nº de deposito 23717083 la cantidad de Bs.1.713.111, 78.

    • De fecha 20/07/01 Nº de deposito 28338364 la cantidad de Bs.1.662.500, 00.

    • De fecha 03/08/01 Nº de deposito 28733275 la cantidad de Bs.1.713.111, 78.

    • De fecha 17/09/01 Nº de deposito 36808059 la cantidad de Bs.1.680.111, 78.

    • De fecha 05/10/01 Nº de deposito 37377959 la cantidad de Bs.1.680.111, 78.

    • De fecha 02/11/01 Nº de deposito 41474038 la cantidad de Bs.1.713.111, 78.

    • De fecha 07/12/01 Nº de deposito 41087514 la cantidad de Bs.1.680.111, 78.

    • De fecha 09/01/02 Nº de deposito 26752693 la cantidad de Bs.2.000.000, 00.

    • De fecha 08/02/02 Nº de deposito 60096257 la cantidad de Bs.1.713.111, 78.

    • De fecha 01/03/02 Nº de deposito 47642103 la cantidad de Bs.1.680.111,

    • 78.

    • De fecha 04/04/02 Nº de deposito 51716762 la cantidad de Bs.1.680.111,

    • 78.

    • De fecha 15/05/02 Nº de deposito 58752786 la cantidad de Bs. 1.680.111,

    • De fecha 03/07/02 Nº de deposito 84055429 la cantidad de Bs. 1.723.074, 00.

    • De fecha 02/08/02 Nº de deposito 68803244 la cantidad de Bs. 1.613.187,34.

    • De fecha 06/09/02 Nº de deposito 65962585 la cantidad de Bs. 1.717.111,78.

    • De fecha 07/10/02 Nº de deposito 10551915 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 05/11/02 Nº de deposito 73173662 la cantidad de Bs. 1.680.111, 78.

    • De fecha 11/12/02 Nº de deposito 78938354 la cantidad de Bs. 1.630.000,00.

    • De fecha 27/03/03 Nº de deposito 96330997 la cantidad de Bs. 5.040.335,34.

    • De fecha 24/04/03 Nº de deposito 94770916 la cantidad de Bs. 1.630.000,00-

    • De fecha 02/05/03 Nº de deposito 86975117 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 11/06/03 Nº de deposito 58752786 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 03/07/03 Nº de deposito 86531679 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 08/08/03 Nº de deposito 01550488 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 12/09/03 Nº de deposito 02608436 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 10/10/03 Nº de deposito 02628447 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 27/11/03 Nº de deposito 09443620 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 09/12//03 Nº de deposito 006982752 la cantidad de Bs. 1.680.111,78

    • De fecha 20/02/04 Nº de deposito 09502957 la cantidad de Bs. 1.680.111,78.

    • De fecha 04/03/04 Nº de deposito 00732457 la cantidad de Bs. 1.732.074,00.

    • De fecha 06/04/04 Nº de deposito 85561168 la cantidad de Bs. 1.732.074,00.

    • De fecha 13/05/03 Nº de deposito 23795449 la cantidad de Bs. 2.486.750,00

    • De fecha 03/06/04 Nº de deposito 19238350 la cantidad de Bs. 2.425.000,00.

    • De fecha 16/07/04 Nº de deposito 33231986 la cantidad de Bs. 2.425.000,00.

    • De fecha 11/08/04 Nº de deposito 19238342 la cantidad de Bs. 2.425.000,00.

    • De fecha 03/09/04 Nº de deposito 28421962 la cantidad de Bs. 2.486.750,00.

    • De fecha 07/10/04 Nº de deposito 28421300 la cantidad de Bs. 2.486.750,00.

    • De fecha 05/11/04 Nº de deposito 44994770 la cantidad de Bs. 2.486.750,00.

    • De fecha 02/12/04 Nº de deposito 33231994 la cantidad de Bs. 2.486.750,00.

    • De fecha 13/010/05 Nº de deposito 33231995 la cantidad de Bs. 2.486.750,00.

    • De fecha 15/02/05 Nº de deposito 556276598 la cantidad de Bs. 2.885.800,00

    • De fecha 21/03/05 Nº de deposito 61928468 la cantidad de Bs. 1.683.000,00.

    • De fecha 01/04/05 Nº de deposito 48591429 la cantidad de Bs. 2.486.750,00.

    • De fecha 19/05/05 Nº de deposito 48591430 la cantidad de Bs. 2.498.500,00.

  20. Y en caso de ser afirmativa la respuesta, determinar y señalar el número de la cuenta corriente, el nombre del beneficiario, el número del cheque y entidad bancaria a la cual pertenecen los cheques depositados en la cuenta corriente de la ciudadana Avilan Mórela de la Cruz; de ser posible adjuntar copias fotostática certificadas.

    Rielan sus consignaciones a los folios desde el 23 al 38 y desde el folio 43 al 55 y desde el 72 al 74 de la décima sexta pieza. Este Tribunal observa que las copias de cheques del Banco Mercantil Banco Universal, que cursan al folio 25, 28, 30, 33, 34, 36, 45, 46 (2do y 3 ero), 47, 48, 49 ((2do y 3 ero), 50, 51, 52, 53, 54, 55, 73, siendo la actora la depositante. Instrumentos que no aporta nada al los hechos controvertidos en la presente causa. Y así se aprecia.

    PRUEBA DE EXHIBICIÓN

    Promueve la parte demandante la exhibición de siguientes recaudos a su adversario:

    • Los recibos de pagos realizados a la ciudadana Mórela de la C.A.N., titular de la Cédula de Identidad Nº 4.435.911, de profesión Ingeniero Civil, por concepto de salario- mes a mes, desde el 01/03/2001 hasta el 13/07/2005.

    • Los contratos de trabajos suscritos entre el Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa (INREVI) y la ciudadana Mórela de la C.A.N., desde el 01/03/2001 hasta el 13/07/2005.

    En la audiencia de juicio el apoderado judicial de la demandada manifestó que no exhibía los recibos en virtud que se encontraban en el archivo, al no acompañar la parte copia simple de los recibos, este Tribunal considera que no se dio cumplimiento a los requisitos establecidos en el artículo 82 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo. Y así se decide.

    Y en cuanto a los contratos de trabajo suscritos entre el Instituto Regional de la Vivienda del Estado Portuguesa (INREVI) y la ciudadana Mórela de la C.A.N., desde el 01/03/2001 hasta el 13/07/2005, ya están consignados en autos por ambas partes. Este Tribunal ratifica el valor probatorio otorgado anteriormente.

    TESTIFICALES

    Promueve la parte demandante la prueba de testigos de los ciudadanos Yalexis Chirino y X.M., venezolanas, mayores de edad, de este domicilio y titulares de las Cédulas de Identidad Nros. 7.818.310 y 7.357.977. De los cuales comparecen a rendir declaración en la audiencia de juicio, las ciudadanas Yalexis Chirino y X.M.

    Con relación a la testigo ciudadana Yalexis Chirino, al ser interrogada por la apoderada judicial parte promoverte indicó:

    -Si conoce a la ciudadana Mórela Avilan

    - La conoce desde Marzo 2001

    - Si trabajo con ella

    - Trabajó en el instituto regional de la vivienda

    - Lo que pasa que Inrevi antes de ser Inrevi, era Funda Hábitat, y en dicho instituto fui Vice-presidente y en Inrevi Ingeniera.

    - La testigo trabajo, desde que se creó el 02 de octubre 2000

    - La ciudadana Mórela Avilan trabajo, desde marzo 2001.

    - Egreso desde el 13/07/2005

    - El presidente era que le giraba instrucciones

    - Si, ella tenía que presentar informes para poder cobrar, ahí se acostumbraba a que todas las personas que no eran fijas presentaran informes mensuales de todas las cosas que hacían.

    - Los pagos se los realizaba Inrevi, mensualmente.

    Al otorgársele el derecho de repreguntas al apoderado judicial de la parte demandada quién manifestó:

    - Ella trabajó en Inrevi hasta el 2000, después volví en el 2001 a finales del 2001

    - Comenzó a laborar en Marzo del 2001

    - Yo era vicepresidenta como dijo anteriormente de Funda Hábitat y después paso a ser Gerente General y a pesar que ella no le giraba instrucciones a ella, porque lo hacia era el presidente directamente, tenia que tener conocimientos del manejo administrativo de Inrevi.

    - Eso no te lo podría decir porque ella sepa no, yo trabaje fue en Inrevi y mi relación con ella fue en Inrevi, en Inrevi si trabajo el presidente le bajaba instrucciones, le decía todo lo que tenían que hacer y las reuniones que hacíamos nosotros semanalmente, ella estaba presente tanto los gerente el presidente mi persona y ella las reuniones eran semanales ella estaba presente.

    - Inrevi forma parte de la gobernación, pero depende de la gobernación, se rige por los lineamientos por todo de la gobernación a pesar de ser autónomo

    -Te voy a explicar de esta forma, el Instituto Regional de la Vivienda depende de la gobernación del estado portuguesa, si se enfoca desde ese punto de vista si, por que Inrevi, porque nosotros en ese momento fue creado los lineamientos y todos no los bajaba la Gobernadora del estado Portuguesa, Inrevi a pesar de ser autónomo, es un instituto de la Gobernación del estado Portuguesa, el depende de la Gobernación y si se enfoca desde ese punto de vista, si ella trabajo para la Gobernación porque trabajo para Inrevi.

    - No, cobra por el Inrevi tengo entendido

    - Los fijos y muchas veces por ejemplo, yo tenía que rendir cuentas al presidente y siendo Gerente, y los gerentes me rendían cuenta a mí.

    - Era dependiendo del enfoque, que tu le dieras, había veces que uno siendo fijo era conveniente presentar su informe mensual, siendo contratado también, en el caso de Mórela, en verdad no me acuerdo cual era el nivel que tenía, porque vuelvo y repito el contacto de ella a pesar, que era con todos ellos también, porque ella trabaja con entes a nivel nacional, ella le rendía mas cuenta al presidente que al gerente general en este caso yo, te puedo decir, desde el punto de vista que nosotros semanalmente si, en las reuniones que hacíamos semanal ella estaba presente, nos decía cual era los tramites que ella hacia en los organismos nacionales e internacionales, en momentos de pago sabia que ella estaba cobrando igual que todo el personal del instituto, pero hay documentos que son entre el presidente y el personal y hay documentos que yo manejaba de todo el personal y sabe se que ella tuvo una relación con nosotros como te digo estaba en las reuniones nos pedía cuentas de las cosas que hacia en los organismos y el presidente era en ese caso era el Arquitecto M.L.R., era la que le baja los lineamientos has esto.

    - Gerente general.

    - Primero del vice-presidente de Funda Hábitat y después pasamos a Inrevi

    - Supongo que asesor, ella era asesor por la parte de los organismos

    - En verdad que no se te responder eso, la relación que ella tenia el trabajo de la ingeniera Mórela era el rose con los organismos nacionales e internacionales.

    - Yo no firmaba, y los gerentes tampoco firmaban.

    A este nivel la ciudadana Juez, procede a interrogar a la testigo quién respondió:

    - No, en la gobernación porque Inrevi depende de la Gobernación, ellas recibíamos lineamientos de la Gobernadora del Estado, ósea a pesar de ser autónomo Inrevi, es un instituto de la Gobernación.

    -Nunca los leí, pero sabia que ella era trabajadora de allá, estaba en las reuniones con nosotros, nos decía las cosas que hacia con los organismos nacionales etc., que también nos ayudaron mucho, ella consiguió mucho beneficio para el instituto a través de su trabajo.

    - Muchas veces llegaba a la oficina de la gerente, porque el Instituto Nacional de la Vivienda las oficinas son muy pequeñas por que eran espacios pequeños, ella muchas veces llegaba trabajaba conmigo en la gerencia, a pesar de que hacíamos cosas diferentes o con el presidente en los escritorios.

    Referente a la testigo ciudadana X.M., al ser interrogada por la apoderada judicial parte promoverte refiere:

    - Si, si conoce a Mórela Avilan

    - La conoce desde que comenzó a trabajar en el Instituto Regional de la Vivienda, aproximadamente, ella comenzó a laborar en marzo de 2001.

    - Si, ella era la gerente de administración allí en Inrevi.

    - Yo comencé con Funda Hábitat, en septiembre del 2000, luego el 2 de octubre nace Inrevi, ella es fundadora de Inrevi y en el 2001, cuando ella comienza a laborar con nosotros y labore allí hasta más o menos octubre noviembre del mismo 2001.

    - Mira ella labore hasta diciembre del 2004, y tengo entendido que al año siguiente mas o menos mediados del año siguiente 2005, que dejo de laborar allá.

    - Si, por supuesto, en primer lugar cuando ella ingreso a la arquitecta M.l.R. presidente de Inrevi le bajaba los lineamientos de lo que tenía que hacer.

    - Mira, ella tenia que laborar un informe a la actividad realizada y en base a eso le cancelaba mensualmente, ella realizaba las gestiones en caracas tanto a organismos públicos, nacionales como internacionales para gestionar recursos para la institución.

    Al concedérsele el derecho a repreguntar al apoderado judicial de la parte demandada dijo la testigo:

    - Ingreso desde marzo del 2001.

    - Si, gerente de administración.

    - Lo que pasa que Inrevi nace producto de una fusión de una unidad de sede Secretaria de Desarrollo Social y Funda Hábitat de ahí nace Inrevi.

    - Yo empecé en Funda Hábitat en septiembre del 2000 y el 2 de octubre del mismo 2000 nace Inrevi producto de esa fusión.

    - Si la Arquitecto Yalexis Chirino

    - Cuando se le realizaban los pagos a ella mensualmente, exigía como gerente administración que tuviese fotocopia del contrato, de la cédula de identidad y el informe que tenía que presentar mensualmente de lo que realizaba durante el mes.

    - Para empezar toda institución necesita del soporte del trabajo realizado.

    - Ella estaba al lado de la presidencia.

    - Ganaba un millón y pico.

    - Trabaja como gerente en Corpotur.

    - Se aplica la convención colectiva de la Gobernación, desde hace dos años para acá.

    - El personal de confianza y libre nombramiento no goza de la contratación colectiva.

    - Ella no laboró para otro instituto.

    - No, ella recibía lineamientos de la Arquitecto M.L. en aquella oportunidad y después del Arquitecto C.P., recibía los lineamientos de las gestiones en caracas con respectos a los recursos de las viviendas y se reunían semanalmente todo el equipo directivo y los gerentes, la presidente y ella para ver los avances y que otra cosa se necesitaba, llevaba proyectos y discutían como se podían ejecutar esos proyectos.

    - Ella tenía mayor jerarquía por que estaba al lado de la presidenta, por supuesto que no podía cobrar igual que un gerente o un consultor jurídico.

    Testigos que con sus dichos demostró que la actora prestó servicios profesionales para el Instituto Regional de la Vivienda, y asimismo demuestra que una vez a la semana se reunía con la Ingeniera y otros integrantes, y les informaba los tramites que hacía a nivel nacional e internacional, y recibe los lineamientos del presidente de la Institución y de la Gobernación del Estado Portuguesa. Y así se aprecia.

    PRUEBAS DE LA PARTE DEMANDADA

    DOCUMENTALES

    Promueve la parte demandada expediente Administrativo de la ciudadana Mórela de la C.A.N., titular de la Cédula de Identidad Nº 4.435.911. El Tribunal evidencia que cursan desde el folio 281 al 318 comprobantes de cheques, orden de pago, informen segundo trimestre abril-junio 2005, contratos por servicios profesionales suscritos por las partes, firmados en original y sello húmedo del Instituto Regional de la Vivienda. Quién juzga ratifica el valor probatorio otorgado a estas documentales a las pruebas de la parte accionante. Y así se decide.

    PRUEBAS DE INFORMES

    Promueve la parte demandante prueba de informes, el Tribunal acuerda Oficiar al Instituto Regional de la Vivienda, con sede en la ciudad Guanare Estado Portuguesa, para que informe a este Tribunal sobre lo siguiente:

    • Si en sus archivos reposa o llevan un registro de entrada y salida diaria del personal.

    • Y remita copia certificada de dicho documento.

    Observa este Tribunal que se refiere a las relaciones de entrada y salida del personal que cursa desde el folio 69 al 276 de la segunda pieza y desde la tercera pieza hasta la pieza décima quinta en todos sus folios, las cuales fueron impugnas por la parte actora en la audiencia de juicio, por ser copias simples y que no les otorgue ningún valor probatorio. Este Tribunal no les otorga valor probatorio por no aportar nada al asunto controvertido. Y así se aprecia.

    Hecha la anterior valoración de los medios probatorios aportados por las partes, este Tribunal, considera que los contratos presentados es evidente que fueron celebrados con la denominación prestación de servicios profesionales, que allí fueron fijados los honorarios, elementos que también configuran una relación laboral, es decir, que estamos en presencia de los supuestos que configuran las llamada zonas grises , en las cuales se hace difícil determinar el tipo de relación jurídica que se presenta, y ello no conduce a determinar las características de la relación acontecida en esta causa, y en este estado de la decisión es prudente y aconsejable revisar lo que nos está diciendo la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia, respecto de la determinación de la existencia de una relación laboral, por los electos que la conforman de acuerdo al contenido del artículo 65 de la Ley Orgánica del Trabajo, cuando la misma se encuentra encuadrada dentro de una relación distinta tal como podría ser civil o mercantil en ese sentido vemos la sentencia dictada en fecha 13 de agosto de 2002, con ponencia del Magistrado Omar Mora Díaz, (caso M.O.D.S. contra Federación Nacional de Profesionales de la Docencia) el cual es del tenor siguiente:

    Como lo señala A.S.B., el test de dependencia es “ una de las herramientas esenciales para determinar cuando una persona que ejecuta un trabajo o presta un servicio a favor de otra ha establecido o no una relación de trabajo, con la misma. A través de los mismos se puede formular una sistematización, con el fin de distinguir lo fraudulento de lo que no es, clarificar las situaciones ambigua, y por esta vía extender la protección de la legislación laboral a quienes prima facie estarían ejecutando trabajos o prestando servicios en virtud de una relación de naturaleza civil o comercial”. ( A.S.B., Ámbito de Aplicación del Derecho del Trabajo, Ponencia del Congreso Internacional de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, Caracas- Venezuela 6-8 Mayo de 2002 Pág. 21)

    Acorde con la anterior referencia, doctrinal, pareciera pertinente y así lo aspira esta sala construir, claro está, de manera enunciativa, y sin pretender que cada uno de los hechos en lo adelante fijados deban necesariamente ser corroborados, un inventario de indicios o criterios que permita determinar de manera general, las situaciones en las que pudiera resultar enervada la presunción de laboralidad de aquellas en las que por el contrario tienda a consolidarse.

    No obstante, antes de aportar esta sala los hechos o circunstancias que a su entender, permitan consolidar un sistema como el propuesto, considera de real importancia transcribir lo que el reseñado autor A.S.B. contempla en la Ponencia citada. A tal efecto señala:

    Sin ser exhaustiva, una lista de los criterios, o indicios, que pueden determinar el carácter laboral o no de una relación entre quien ejecuta un trabajo o presta un servicio y quien lo recibe fue propuesta en el proyecto de recomendación sobre el trabajo en régimen de subcontratación que la Conferencia de la OIT examinó en 1997 y 1998:

    a) Forma de determinar el trabajo (…)

    b) Tiempo de trabajo y otras condiciones de trabajo (...)

    c) Forma de efectuarse el pago (...)

    d) Trabajo personal, supervisión, y control disciplinario (...)

    e) Inversiones, suministro de herramientas, materiales y maquinaria (…)

    f) Otros(..) asunción de ganancias o pérdidas por la persona que ejecuta el trabajo o presta el servicio, la regularidad del trabajo (…) la exclusividad o no para la usuaria (…)

    ( Pág. 22)

    Ahora, abundando en los arriba presentados, esta Sala incorpora los criterios que a continuación se exponen:

    1. La naturaleza jurídica del pretendido patrono.

    2. De tratarse de una persona jurídica, examinar su constitución, objeto social, si es funcionalmente operativa, si cumple con cargas impositivas, realiza retenciones legales, lleva libros de contabilidad, etc.

    3. Propiedad de los bienes e insumos con los cuales se verifica la prestación de servicio.

    4. La naturaleza y quantum de la contraprestación recibida por el servicio, máxime si el monto percibido es manifiestamente superior a quienes realizan una labor idéntica o similar;

    5. Aquellos propios de la prestación de un servicio por cuenta ajena.

    Así las cosas, y siendo los efectos que integran la relación de trabajo, la subordinación o dependencia, remuneración y ajeneidad, para desvirtuar la existencia de una relación de trabajo laboral, se debe configurar la desconexión de uno al menos de estos elementos.

    En este sentido observamos que en la presente causa, es evidente que la actora como profesional de la ingeniería prestó sus servicios personales, como asesor a Inrevi, prestación que se efectuó en virtud de un contrato denominado por prestación de servicios profesionales, donde consta la contraprestación por dichos servicios y la fecha de su duración, pero de la audiencia de juicio quedó esclarecido que la actora prestaba servicios justificando su horario con viajes a Caracas, sin obligación de cumplir horario.

    Considera quien juzga, que la demandante no se encontraba bajo la supervisión y control por parte del ente demandado, y en consecuencia no existe la conexión necesaria de las tres características esenciales que conforman una relación laboral y es así que nos encontramos en presencia de una relación de naturaleza civil.

    Además, la actora presta sus servicios profesionales, en virtud de que hubo un acuerdo de voluntades entre las partes como se desprende de las cláusulas del contrato de prestación de servicios profesionales suscrito por las partes. Es decir, que la actora cumplía con lineamientos y cláusulas contractuales y no en situación de subordinación en calidad de trabajadora, y así se decide.

    No obstante todo lo explicado anteriormente, este Juzgado de juicio procede a aplicar de manera muy práctica el test de laboralidad que en sentencias del Tribunal Supremo de Justicia conocemos, y así vemos:

    Forma de determinación de la labor prestada:

    De los contratos que cursan en autos y las declaraciones de los testigos, quedó demostrado que las condiciones y lineamientos bajo los cuáles se prestaría los servicios se recibían de la Gobernación del Estado y en la forma prevista en las cláusulas de los diferentes contratos, no del instituto demandado.

    Tiempo y condiciones del trabajo desempeñado:

    La actora era libre de organizar su jornada, pues de actas consta que no cumplía con un horario diario de trabajo, no estaba obligada a firmar entrada y salida en libro alguno.

    Forma de efectuarse el pago:

    La contraprestación que recibía la actora por sus servicios, devenía de los honorarios que ella misma pactó en su acuerdo de voluntades reflejado en los diferentes contratos de prestación de servicios profesionales.

    Trabajo personal, supervisión y control disciplinario:

    La actora no estaba supeditada a un horario de trabajo, quedó demostrado que ella comparecía a unas reuniones que se realizaban semanalmente en la institución demandada, no recibía directrices estrictas sino lineamientos de trabajo lo que se traduce en una amplia libertad de organización y administración de su propio trabajo como profesional. Por los razonamientos anteriormente expuestos es forzoso, concluir que no hubo subordinación ni salario reconocido como tal, por la demandada para configurar los elementos concurrentes para determinar una relación de trabajo, en el caso de autos la actora tenía plena disposición de su tiempo para ejercer su profesión y realizar las asesorías libremente para lo cual la contrató el Instituto Regional de la Vivienda (Inrevi), así mismo que en los contratos firmados por las partes se pactó la cancelación de honorarios profesionales, nunca con la figura de salario.

    Igualmente, ante el problema planteado no debemos dejar pasar la intencionalidad de las partes al suscribir un contrato, cuya naturaleza nunca fue la un contrato de trabajo. Comentario que se hace fundamentado en el principio general del derecho que establece que los contratos deben ser cumplidos tal como han sido pactados, como una manifestación del principio de la buena fe.

    Así pues, la presunción de laboralidad que se activó con la verificación de la prestación personal del servicio, fue desvirtuada por la parte demandada, en consecuencia debe quien juzga declarar que los servicios prestados por la actora fueron ejecutados en virtud de una relación de naturaleza civil y así se decide.

    DISPOSITIVA

    Por las razones expuestas, este Juzgado Primero de Primera Instancia de Juicio del Trabajo de la Circunscripción Judicial del estado Portuguesa, con sede en Guanare, Administrando Justicia en Nombre de la República Bolivariana de Venezuela por autoridad de la Ley, declara:

PRIMERO

SIN LUGAR la demanda por Reclamación de Prestaciones Sociales interpuesta por la ciudadana MORELA DE LA C.A.N., contra el INSTITUTO REGIONAL DE LA VIVIENDA DEL ESTADO PORTUGUESA, por las razones expuestas en la motiva.

SEGUNDO

No hay condenatoria en costas por la naturaleza del fallo, en virtud de que la actora es una trabajadora profesional no dependiente, que tuvo razones de derecho para acudir a plantear el reclamo ante el órgano jurisdiccional.

Publíquese. Regístrese. Déjese Copias Certificadas de conformidad con el artículo 248 del Código de Procedimiento Civil,

Dado, sellado y firmado en la Sala de Audiencias, del Juzgado Primero de Primera Instancia de Juicio del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Portuguesa, con sede en Guanare, a los diecisieta (17) días del mes de mayo del año dos mil siete. (2007)

La Juez de Juicio

Abg. R.B.d.G.

La Secretaria

Abg. Anelin Alvarado

En igual fecha y siendo las 12:27, p.m., se publicó y agregó el presente fallo a las actas del expediente, de lo cual se deja constancia de conformidad con lo consagrado en el artículo 159 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo. Conste.

Abg. Anelin Alvarado

RBdeG/CV