«Rendición»

Autor:Juan Carlos Pró-Rísquez
Páginas:9-9
 
EXTRACTO GRATUITO
A mi pesar, tuve que apartar del pensamiento a nuest ros hijos soldados
en cuanto se terminó la merien da, porque mis compañeros me habían preparado
una novatada y al volver al tractor e mpezaron a tirarme bolas (…)
y a reírse tanto con el juego que al nal me reí yo también y l es devolví
mis buenos bolazos (…) me habría parecido que jugábamos como cuando niños
con bolas de nieve. Al rato llegó el supervisor y d ejamos todos la juerga
y volvimos a lo nuestro. El supervisor no se lo tom ó a mal
y me dijo que era normal esa broma con los nuevos , para irnos conociendo
y perdiéndonos el respeto y hacer cariño y la zos, que sin afectos
el trabajo se podía hacer monótono, aburrido y eter no, y que por lo demás
en el sótano blanco eran todos estupendos compañer os y que no me preocupase,
que una pasada la novatada e ra ya uno de ellos y no habría más bromas pesadas
sino mucho respeto y ayuda para lo que me hici era falta, y bromas de las otras,
de las que alegran sin ensucia r, según fuesen surgiendo en la dinámica del día a día.
A mí, que la novatada no podía haber me importado menos y que
hasta lo había pasado bien, me pareció qu e el supervisor exageraba
con tanta reserva y tanta explicación, qu e esas cosas entre hombres y mujeres
que trabajan juntos y comparten el sudor, aunque el sudor n o huela,
son de lo más normales, per o el supervisor era un tipo un tanto estirado
al que le gustaba explicar muchísimo lo obvio. Eso sí , correcto y muy educado.
Rendición
Ray L
Premio Alfagua ra de Novela 2017
Penguin Random House Grupo Editorial, S.A .U.
Barcelona, 2017, pp. 107 y 108.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA