Revés electoral de Morales se suma a otros en la región

 
EXTRACTO GRATUITO

El presidente de Bolivia, Evo Morales, aceptó su derrota en el referéndum del domingo pasado, en el que fue rechazada una reforma constitucional para permitir su reelección al cargo, y afirmó que el oficialismo ha perdido una batalla, pero no la guerra.En una rueda de prensa en La Paz, Morales declaró que respetará el resultado del referéndum e interpretó que su partido, el Movimiento al Socialismo, tiene un voto duro de 50% que lo respaldó pese a la guerra sucia y a la discriminación, de las que aseveró fue víctima durante la campaña.El revés de Morales se suma a otros que han sufrido sus pares ideológicos, que buscaban prolongarse en el poder como el caso de los Kirchner en Argentina y la derrota del oficialismo en Venezuela, en las elecciones legislativas de diciembre pasado. También está el desistimiento anunciado por el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, de ir por otra elección.El apogeo de la izquierda en Suramérica en la última década estuvo respaldado por el auge de las materias primas, que les garantizó ingentes ingresos invertidos en programas sociales que sacaron a millones de la pobreza, pero que también llenaron los bolsillos de políticos corruptos, dijeron analistas.Morales se sacudió el polvo y advirtió que seguirá con su proyecto político en momentos en que la izquierda latinoamericana a la que pertenece yace herida por corrupción y malos manejos económicos.También ratificó que su go bierno evaluará el papel que desempeñaron las redes sociales en la campaña. Volvió a lamentar que cualquiera da mensajes con mentiras y que, por lo general, quienes lo hacen son personas que no se identifican, algo que, según dijo, está haciendo mucho daño a Bolivia, a la democracia y a la ética.En la jornada del domingo el No se impuso 51,31% frente a 48,69% del Sí, con un cómputo de 99,49% de los votos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA