Decisión nº 47-2007 de Juzgado Segundo de los Municipios San Felipe, Cocorote, Independencia y Veroes de Yaracuy, de 31 de Julio de 2007

Fecha de Resolución31 de Julio de 2007
EmisorJuzgado Segundo de los Municipios San Felipe, Cocorote, Independencia y Veroes
PonenteHebert Perozo
ProcedimientoEstimación E Intimación De Honorarios Profesionale

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

EN SU NOMBRE

JUZGADO SEGUNDO DE LOS MUNICIPIOS SAN FELIPE, INDEPENDENCIA, COCOROTE Y VEROES DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO YARACUY.

TRIBUNAL DE RETASA

EXPEDIENTE : NO.1.011-06

MOTIVO : ESTIMACIÓN E INTIMACIÓN DE HONORARIOS

PROFESIONALES

INTIMANTE: ABOGADO SURGELIZ L.G.L., ABOGADO

EN EJERCICIO, INSCRITA EN EL INPREABOGADO

BAJO EL NO.92.479, EN SU PROPIO NOMBRE

Y REPRESENTACIÓN.

APODERADA: ANDREMAR SEQUERA, ABOGADA EN EJERCICIO

INSCRITA EN EL INPREABOGADO BAJO EL

NO.102.252

INTIMADO: O.G.P.. PORTADOR DE LA C.I.

V-7.593.287

ABOGADO ASISTENTE: ABG. M.T.P.,

ABOGADO EN EJERCICIO, INSCRITA EN EL

INPREABOGADO BAJO EL NO. 61.367

NARRACION:

En Procedimiento de Estimación e Intimación de Honorarios Profesionales incoado por la ABOGADA SURGELIZ L.G.L., en contra de O.G.P. por su asistencia profesional al intimado en alguna de las etapas del Procedimiento de Reenganche y Pago de Salarios Caídos intentado por él ante la Inspectoría del Trabajo de esta Circunscripción Judicial del Estado Yaracuy se constituyó el Tribunal de Retasa con el Juez del Despacho H.J.P.A. y las retasadoras abogadas C.E.C.G. e Yraima Yánez, designándose como ponente a quien en tal carácter suscribe este fallo.

Cursa al folio 39 del expediente, Oposición y Solicitud de Retasa del ciudadano J.O.G.P..

Cursa a los folios 46 al 92 del expediente Copia Certificada del Expediente No. 057-2006-01-00233, de la nomenclatura llevada por la Inspectoría del Trabajo del Estado Yaracuy, contentivo del Procedimiento de Reenganche y Pago de Salarios Caídos incoado por el Ciudadano O.G.P. en contra del Centro de Trabajo UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL DE LA FAN (UNEFA), en el cual se produjeron las actuaciones donde se causaron los honorarios intimados.

Sostiene la abogada intimante en su libelo que procede a demandar al ciudadano O.G.P., “para que convenga o en su defecto sea condenado por este Tribunal a cancelar las siguientes cantidades: PRIMERA: Por las consultas, accesorias (sic) profesionales, diligencias, redacción de escrito de pruebas, evacuación de testigos, levantamiento de acta y asistencia en los actos, el 30% del monto demandado en el procedimiento el cual lo asistí extrajudicialmente, es decir la cantidad de TRES MILLONES DE BOLIVARES (BS.3.000.000,oo)”.

Según sentencia de este Despacho de fecha 29 de marzo de 2007 (folio 94 al 97), quedó establecido el derecho de la intimante a cobrar Honorarios Profesionales, no así los demás pedimentos referidos a intereses, costas e indexación; en la misma oportunidad fue acordada la retasa solicitada por el intimado.

PRETENSIÓN DEL SOLICITANTE:

La retasa solicitada por el intimado J.O.G.P. pretende el ajuste de los honorarios intimados por la abogada SURGELIZ L.G.L. por sus asistencia profesional en alguna de las etapas del procedimiento de reenganche y pago de salarios caídos incoado por el Intimado contra del Centro de Trabajo UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL DE LA FAN (UNEFA), ante la Inspectoría del Trabajo del Estado Yaracuy.

PARA DECIDIR SE OBSERVA:

Este Tribunal de retasa, previo a fijar los honorarios que correspondan al abogado intimante hace las siguientes observaciones:

PRIMERO

Que el encabezado del artículo 22 de la Ley de Abogados prevé el derecho del abogado a percibir honorarios por los trabajos judiciales y extrajudiciales que realice en ejercicio de su profesión; igualmente en su artículo 18 se consagra la obligación del abogado de cumplir los reglamentos, acuerdos, resoluciones y demás decisiones de la Federación de Colegios de Abogados, … entre los cuales se encuentra el Reglamento Interno Nacional de Honorarios Mínimos vigente a partir del abril de 2004, que era el aplicable en la oportunidad en que se ejecutaron las actuaciones cuyos honorarios se intiman en esta causa, y según el cual el derecho del abogado a percibir honorarios es además una obligación, al establecer su artículo 2, que ningún abogado podrá percibir honorarios inferiores a los establecidos en dicho reglamento, previendo la posibilidad de su estimación por encima de los honorarios mínimos fijados por el referido reglamento, con vista a las consideraciones de su artículo 3. Lo anterior, concordado con lo establecido en el artículo 286 del Código de Procedimiento Civil que impone como límite máximo en la estimación de los honorarios del abogado de la parte que vence, a ser pagados por la parte vencida, el treinta por ciento (30%) del valor de lo litigado, nos permite concluir que entre la parte y su abogado no existen límites en la cuantía de los honorarios a convenir. Sin embargo, en la presente causa no aparece alegado ni probado algún convenio entre las partes al respecto, por lo que considera este Tribunal de Retasa proceder a la misma tomando como referencia base el límite del 30% establecido en el artículo 286 del Código de Procedimiento Civil.

SEGUNDO

Que tratándose de un Procedimiento de Estabilidad Laboral, previsto en los artículos 454 y siguientes de la Ley Orgánica del Trabajo, cuyo objeto es el reenganche y pago de salarios dejados de percibir por el trabajador despedido, hay que precisar cuál es el valor de lo litigado a los efectos de aplicar el porcentaje de referencia como límite máximo de los honorarios a fijar.

TERCERO

Que aún cuando estos procedimientos de estabilidad laboral se proponen para obtener una orden judicial de reenganche, lo que no requiere una estimación de valor al momento de la solicitud, su consecuencia pecuniaria esta referida al pago de salarios dejados de percibir, o “salarios caídos”, lo que debe identificarse a estos fines con el valor de la pretensión, tal como lo han establecido reiteradamente los Tribunales de la República en diferentes sentencias de las cuales se cita, i) la de la extinta Corte Suprema de Justicia, en Sala de Casación Civil (actuando como Tribunal Constitucional) del fecha 03 de noviembre de 1.994, con ponencia del Magistrado Dr. R.J.A.G., expediente número 94-139, Fuente: Jurisprudencia Venezolana Ramírez & Garay, Cuarto Trimestre de 1.994, Tomo CXXXII (132), No.1077-94, pag.387; ii) la del Juzgado Superior Sexto del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas del 30 de abril de 1.997, en expediente no.704, fuente: Jurisprudencia de los Tribunales de Ultima Instancia, Dr. O.P.T., abril de 1.997, Vol.4, p.253; iii) la del Juzgado Superior Tercero del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado Miranda del 25 de mayo de 1.992, en expediente no. 2.609, fuente: Jurisprudencia de los Tribunales de Ultima Instancia, Dr. O.P.T., mayo de 1.992, Vol.5, p.194, entre otras.

CUARTO

Que siendo que el intimado al contestar la demanda formuló oposición y solicitó la retasa, quedó rechazada la estimación que hiciera la abogada intimante, a quien correspondía demostrar su afirmación según la cual la cuantía del proceso donde se produjeron sus actuaciones era de Diez Millones de Bolívares, base de estimación de sus honorarios de Tres Millones de Bolívares equivalentes al 30% del monto de la pretensión; dicha cuantía, afirmada por la intimante, no aparece de forma alguna demostrada en autos.

QUINTA

Que no puede este Tribunal de Retasa tomar en consideración la discriminación de honorarios que aparece al folio 104 por ser ésta extemporánea, siendo que la oportunidad para hacerlo era el Libelo de demanda, al cual dio contestación el intimado.

SEXTA

Que tal como se expuso en el particular TERCERO, el objeto del procedimiento iniciado ante la Inspectoría del Trabajo y que deviene del artículo 454 de la Ley Orgánica del Trabajo persigue únicamente el reenganche y el pago de salarios caídos, y no como lo afirma la intimante al libelo “… y/o Pago de Prestaciones Sociales…”; por lo que únicamente interesa a los fines de esta retasa la cuantificación de los salarios caídos generados desde la fecha del despido que ocurrió el 22-05-2006, lo cual consta al folio 47 del expediente, hasta la fecha del desistimiento del Procedimiento de Reenganche y Pago de Salarios Caídos que ocurrió el 07-11-06, según consta al folio 83 de este expediente, período de cinco (5) meses y dieciséis (16) días en el cual se desarrollo el Procedimiento, lo que a razón de un salario de Seiscientos Veinticinco Mil Bolívares (Bs.625.000,oo) mensuales, tal como se afirma en el expediente administrativo (folio 47 del presente expediente), hace un total de TRES MILLONES CUATROCIENTOS CINCUENTA Y OCHO MIL TRESCIENTOS TREINTA Y TRES BOLIVARES CON 33/100CTS. (BS.3.458.333,33) por concepto de salarios caídos generados durante el curso del procedimiento donde se causaron los honorarios de la abogada intimante, suma que tal como quedó establecido en el particular primero será la base sobre la cual éste Tribunal procederá a retasar los honorarios demandados.

FIJACIÓN DE VALOR DE LAS ACTUACIONES DE LA ABOGADA INTIMANTE:

Como quedó asentado en el particular QUINTO, al no poder este Tribunal de Retasa tomar en consideración la discriminación de honorarios que aparece al folio 104 por ser ésta extemporánea, pasa a revisar cuáles actuaciones de la abogada intimante constan al presente expediente, para así establecer su valor sobre la base del 25% del monto total de los salarios caídos generados en aquél proceso, en el entendido que la aplicación del 30% como limite máximo usado como referencia, supone la atención profesional de todas y cada una de las etapas procesales, incluyendo la segunda instancia, lo que no ocurrió en el caso de autos en el que la actuación profesional que se evidencia de las actas procesales ocurrió solo respecto de la etapa probatoria en el procedimiento administrativo.

En atención a todo lo anterior, este Tribunal de Retasa, actuando en tal carácter, asigna únicamente a las actuaciones que constan en autos los siguientes valores:

  1. Por el Escrito de Promoción de Pruebas (folios 56 y 57), la cantidad de CUATROCIENTOS SESENTA Y NUEVE MIL CUATROCIENTOS CUARENTA Y SIETE BOLIVARES CON 33/100 CTS. (BS.469.447,33).

  2. Por su asistencia en tres (3) actos de interrogatorio de testigos (folios 78 a 90) la cantidad de TRESCIENTOS NOVENTA Y CINCO MIL CIENTO TREINTA Y SEIS BOLIVARES (BS.395.136,oo) a razón de CIENTO TREINTA Y UN MIL SETECIENTOS DOCE BOLIVARES (BS.131.712,oo) por cada uno de los actos.

Todo lo cual arroja un total de OCHOCIENTOS SESENTA Y CUATRO MIL QUINIENTOS OCHENTA Y TRES MIL BOLÍVARES CON 33/100CTS. (Bs. 864.583,33), suma ésta que queda dentro del límite máximo permitido por la norma contenida en el artículo 286 del Código de Procedimiento Civil, que sirvió de referencia a éste Tribunal de Retasa al no haber quedado evidenciado un acuerdo distinto entre la abogado y su patrocinado. Así se declara.

SENTENCIA

En razón de las consideraciones anteriores, este Tribunal de Retasa administrando Justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley, declara CON LUGAR la solicitud de Retasa formulada por el Intimado J.O.G.P. y en consecuencia se retasan los Honorarios Profesionales que debe pagarle el intimado a la Abogado Intimante SURGELIZ L.G.L., en la suma de OCHOCIENTOS SESENTA Y CUATRO MIL QUINIENTOS OCHENTA Y TRES MIL BOLÍVARES CON 33/100CTS. (Bs. 864.583,33)

Dado, firmado y sellado en la Sala de Audiencias del Juzgado Segundo de los Municipios San Felipe, Independencia, Cocorote y Veróes de la Circunscripción Judicial del Estado Yaracuy. En San Felipe a los treinta y un (31) días del mes de julio del año dos mil siete (2007)

El Juez del Despacho

Los Jueces Retasadores,

Abg. C.E.C.G.A.. Yraima Yánez

Ponente

La Secretaria (Acc.),

Lic. Irma I. Giménez.

En la misma fecha se publicó la anterior decisión, siendo las tres de la tarde.

La Secretaria (Acc.),

Lic. Irma I. Giménez.