Telenovela sin bofetadas

 
EXTRACTO GRATUITO

En una clínica de fertilización, una chama virgen queda embaraza da por error con la última gota de semen del desierto de un apuesto periodista esterilizado por una dolencia cancerígena. El argumento de Juana, la virgen RCTV, 2002, reciclado en la pantalla de Televen como La virgen de la calle , es jalado por los pelos, aunque igualmente lo habría sido que en una predicción para 2014 le hubieran dicho que un día el casco histórico de Chacao amanecería tomado por pelotones de soldados en cada esquina.La virgen de la calle es he cha en Venezuela para el mercado internacional, estrategia válida y hasta necesaria, aunque ante el público nacional padece la desventaja del distanciamiento. Ejemplos: Marjorie Magri Desireé en la ficción dice bueno en vez de aló en el teléfono. César Román el maleante Piraña ha bla como colombiano y el resto de los malandros se ubican bajo el estereotipo del gánster latino-reguetonero genérico, al estilo de una serie como Cumbia ninja.Como es público y notorio y polémico, La virgen de la calle ha servido de labo ratorio de la censura en la Venezuela de 2014 y, desde un punto de vista desapasionado, resulta interesante sentarse a comprobar qué se permite y qué no.A Manolo Raúl Olivo, galán de taller mecánico y hermano bueno para nada de la protagonista, le cayeron a golpes los malandros y eso jamás se vio. A Ana María Eileen Abad, la mamá de Juana y quien sale con un tipo casado, le escribieron un grafiti de zorra y eso solo se medio leyó cuando habían repintado la pared. A Juana también le metieron un mute cuando dijo zorra o uno de sus sinónimos. Ha habido por lo menos un par de asesinatos y al televidente le queda sobreentenderlos.Por otra parte, Marjorie Magri salió prácticamente con las lolas al aire el jueves de la semana pasada. Si el criterio es eliminar toda la violencia y dejar los desnudos, estoy 100% de acuerdo, pero es insólito que se haya editado hasta una escena en la que Ana...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA