Trastorno bipolar también afecta a niños y adolescentes

 
EXTRACTO GRATUITO

Detrás de los llamados berrinches o pataletas en niños de edad escolar o de los ataques de rebeldía de un adolescente puede esconderse el trastorno bipolar, afección psiquiátrica que se caracteriza por cambios extremos de ánimo y que requiere de ayuda especializada. Hasta hace poco se hablaba de ese padecimiento psíquico en poblaciones adultas. Sin embargo, Manuel Sánchez de Carmona, médico psiquiatra, secretario de la Sociedad Internacional de Trastornos Bipolares y presidente del capítulo mexicano de la Sociedad Internacional de Trastorno Bipolar, sostiene que se ha diagnosticado en adolescentes a partir de los 12 años de edad. Nuestros estudios indican que ese trastorno puede comenzar en niños de hasta 5 o 10 años de edad. Explica que los padres de ben estar atentos a las señales. Quienes padecen la enfermedad casi siempre son hijos de bipolares o tienen un tío, abuelo o cualquier otro familiar que ha sido diagnosticado. Es necesario contactar a un especialista y descartar que el niño o adolescente sufra la afección, que también se puede confundirse con hiperac tividad. Principalmente, son niños con explosiones de ira extrema, berrinches que no vienen al caso o súbitas explosiones de carácter muy fuerte, destacó el médico. En estudio. El especialista in terviene actualmente en un estudio clínico demográfico, que abarca varios países latinoamericanos y explora la percepción del estigma social que el paciente bipolar vive a partir de su diagnóstico. Lleva adelante un proyec to nacional de divulgación y educación sobre información del trastorno bipolar, destinado a pacientes y familiares, que busca mejorar la adherencia terapéutica y que se conoce como conexión bipolar. En cuanto a la población ado lescente, las sustancias energizantes, el exceso de cafeína y drogas como la cocaína o metanfetaminas, que se preparan con la combinación de varios productos químicos, hacen que muchos jóvenes que son vulnerables al padecimiento presenten los síntomas mucho más...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA