Trigo, Pedro (2004): La Cultura del Barrio.

AutorAnciano Echenagucia, Ileana
CargoRese

Trigo, Pedro (2004): La Cultura del Barrio, Caracas: Centro Gumilla.

Si siente curiosidad por saber quiénes viven en los barrios y cómo viven en él, el libro La Cultura del Barrio, del teólogo y sacerdote jesuita Pedro Trigo, presenta una descripción detallada del tipo de personas que habitan en los barrios y su lugar de origen. Además muestra cómo se forman las organizaciones en la zona, presenta la relación entre el barrio y la ciudad, así como la influencia que tiene uno sobre otro. La obra muestra que la cotidianidad del barrio es diferenente a la del campo y la ciudad, por tal motivo el autor afirma que el barrio tiene su propia cultura.

Para llevar a cabo la investigación, el autor utiliza como enfoque la fenomenología ya que permite captar la realidad estructurada e impide que el investigador introduzca en sus análisis valoraciones e interpretaciones. La información presentada en el estudio se extrajo de dos fuentes: En primer lugar, los contactos y la convivencia que el autor mantuvo en los barrios de Caracas, Maracaibo, Barquisimeto, San Félix y otros barrios de Venezuela y América Latina; y en segundo lugar, reuniones constantes con habitantes de los barrios.

Dos secciones esenciales del libro son el prólogo y la introducción, en ellas se exponen los conceptos e ideas principales del estudio. En el prólogo se define cultura como aquello que permite a las colectividades y las personas constituirse como humanas a través de contactos entre ellas, pero si se pierden esos contactos, es posible que se pierda la capacidad de humanizarse y terminen "abolutizándose" (Trigo, 2004: p. 8). De tal forma que la cultura presenta dos orientaciones: una cuantitativa, que hace referencia al hombre como ser biológico, y otra cualitativa, que humaniza al hombre. Luego se define el barrio como "... colectividades específicas que son sujetos de una cultura, que por eso podemos llamar cultura suburbana ..." (Trigo, 2004: p. 8). La cultura suburbana se forma a través del contacto con otros, lo que le permite acumular bienes civilizatorios, culturales y un lugar de asentamiento. Por último se presenta el concepto de mediación como la posibilidad más alta de existencia humana.

Seguidamente en la introducción, Trigo presenta las ideas que se trabajarán en el resto de la obra. Inicia destacando el papel modernizador que desempeñaron en el barrio instituciones como Fe y Alegría y organismos como el gobierno venezolano de los años 60 y los empresarios. Los agentes pastorales iniciaron un proceso de acompañamiento en el que capacitaron a los habitantes del barrio y les enseñaron sus derechos. El resultado fue el nacimiento de comunidades, pues las continuas relaciones, encuentros y participación entre los habitantes del barrio permiten su aparición, junto a la formación de organizaciones creadas y gerenciadas por ellos mismos. Sin embargo las organizaciones que ya existían en el barrio tenían un objetivo subordinador y desmovilizador, estaban influenciadas por intereses partidistas y por el clientelismo; el barrio culminaba polarizado y su desarrollo se estancaba. Tal situación es denominada por el autor opresión.

En este contexto los habitantes del barrio se van a encontrar inmersos entre el barrio y la ciudad. El barrio es el mundo-vida de sus habitantes y para formarse necesita de la ciudad, pero a su vez permite que la ciudad salga de sí y despliegue su creatividad, permite desalienar y liberar a los citadinos. La relación entre barrio y ciudad, posibilita que ambos sectores se humanicen, por...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba