Apreciaciones de una Utopía

 
EXTRACTO GRATUITO

Crónica de una utopía es una novela con enormes vasos comu nicantes con la realidad del llamado Socialismo del Siglo XXI. La obra presenta la manera como evolucionó dicho proceso, desde los años noventa hasta el presente. Es una panorámica que parte de la confluencia de sectores disímiles de la sociedad durante los tiempos finales de la IV República y llega al estado anárquico de hoy en día; en el que la cotidiana violación de derechos humanos y la ultraviolencia descentralizada ya no sorprenden. Con un ágil manejo de la prosa, Juan Páez Ávila involucra al lector con personajes que son representación de la contemporaneidad política, militar, así como de las nuevas castas formadas por miembros de las agencias de inteligencia presentes en el país en la actualidad. Con una atmósfera de gran verosimilitud, la pieza se inicia durante los años noventa cuando entró en crisis definitiva el status quo e irrumpieron facciones de las Fuerzas Armadas en asociación con la izquierda y la extrema izquierda, así como con sectores del hampa común. El punto de partida para todos ellos es la ambición de poder y el deseo de instaurar ese misterioso híbrido denominado Socialismo del Siglo XXI. La novela recrea a un grupo de militares, en su mayoría de orientación fascista, que encontraron en la izquierda un extraordinario medio para el ascenso al gobierno, bien por las fuerza o por los votos. De la misma manera, la izquierda vio en éstos --quizá ingenuamente-una forma de lograr sus propios objetivos. Y finalmente los elementos del hampa común encontrarían en esta asociación fatal un camino para darle legitimidad institucional a sus prácticas delincuenciales. A través de la mirada de la na rradora, Carlota --una joven periodista--, Páez Ávila presenta las diversas metamorfosis que experimentaron estas clases de jóvenes militares antes y luego de su acceso al poder, así como de los sectores de la izquierda magistralmente representados por el profesor Alviares y Julia de Suarez, entre otros. Éstos, muy pronto pasarían a tener fastuosos medios de fortuna producto de la corrupción; no obstante, su uso manipulador de una ideología confusa que terminaría quedando en el más absoluto vacío. En el caso de los militares es representada la misma contradicción. De nuevo se trata de una gran hipocresía como prédica vivencial y la imposición de un sistema con la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA