Los valores y el principio dispositivo en Venezuela

Autor:Fernando F. Guerrero Briceño
Cargo:Universidad Central de Venezuela, Abogado; Doctor en Derecho; Profesor en el Curso de Doctorado. Abogado Litigante
Páginas:105-149
RESUMEN

El autor analiza los valores que sirven de soporte al principio dispositivo en el proceso civil. En tal sentido, explica el principio de buena fe procesal, su relación con la actividad del juez, el alcance del principio dispositivo, señalando una necesaria reformulación del referido principio general del proceso. Palabras clave: valores, principio dispositivo, buena fe procesal. Recibido: 11-07-19... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
Los valores y el principio dispositivo en Venezuela
Fernando F. guerrero BriCeño*
RVLJ, N.º 14, 2020, pp. 105-149.
Sumario
Introducción 1. La buena fe procesal 2. Los principios gene-
rales del Derecho en el proceso civil 3. El principio de la buena
fe procesal en la actividad del juez. Precedentes legislat ivos
3.1. De la posible condición tautológica del artículo 12 3.2.
No contradicción del contenido del artículo 12 con normas
substanciales 3.3. El principio dispositivo, su alcance ante
los sistemas de interpretación 4. Ampliación del a lcance del
principio dispositivo. Una perspect iva de la actividad judi-
cial desde la buena fe 4.1. Origen histórico de la limitación del
principio dispositivo 5. El principio de valoración probatoria
bajo el canon de la sana crítica 5.1. El juicio crítico y los va-
lores 5.2. ¿Dónde se ubica la actividad interpretativa del juez?
6. Reformulación del principio disposit ivo. Conclusiones
Introducción
Según la clásica definición chiovendiana1, el proceso ha sido entendido como
el conjunto de simples reglas de conducción, racionalmente ordenadas, para
dirimir una controversia de intereses o declarar la existencia de algún de-
recho, mediante una decisión apoyada en el silogismo y bajo los cánones de
la filosofía formal.
* Universidad Central de Venezuela, Abogado; Doctor en Derecho; P rofesor en el
Curso de Doctor ado. Abogado Litigante.
1 ChioVenDa, José: Derecho Procesal Civil. T. i. Reus. Madrid, 1922, p. 99.
106 Revista Venezolana de Legislación y Jurisprudencia • N.o 14 • 2020
El principio dispositivo está conformado por la normativa básica bajo la cual
el juez emite su sentencia. Sin emba rgo:
Ni el juez es una máquina de raz onar, ni la sentencia un aparato de lógica.
El juez es un hombre y su sentencia es una operación hum ana, de carácter
crítico, en la cual la lógica jurídica juega un papel muy impor tarte, pero
no es el único ingrediente que compone el fallo. La idea de que la sen-
tencia es un silogismo y, en consecuencia, la idea de que la fe pública ase-
gura la premisa menor del silogismo, es u na teoría que culminó en el siglo
xViii, requerida por la política jurídica del siglo xViii, que ya ha cumplido
definitivame nte su misión…2.
Y es que hasta los más positivistas cuerp os legales, por ser de la esencia misma
del proceso, contienen múltiples regulaciones que convocan a los valores-prin-
cipios generales del Derecho y, en especial, al principio de buena fe, lo cual se
ha venido incrementado después de la Segunda Gue rra Mundial, siendo incor-
porados en tratados inter nacionales, prácticamente todos negociados, consen-
tidos, terminados y adheridos por Venezuela con pocas reservas; aparecidos
además, en el Preámbulo y en varias nor mas de la Constitución, artículos 1, 2,
26, 88, 178, 257, 260, 299, 326 y en la Disposición Transitoria Cuarta, en orden
con la tendencia mundial de aplicarlos directamente como ley positiva; y, final-
mente, se disponen en múltiples normas internas, todo lo cual ha modificado
los alcances tradicionales del principio dispositivo.
Así pues, cabe decir en síntesis que la Constitución no es Derecho na-
tural, sino más bien la manifestación más alta de Derecho positivo (…)
El estilo, el modo de argumentar «en Derecho Constitucional» se ase-
meja, en efecto, al estilo, al modo de argumentar «en Derecho natural»,
como sabe cualquiera que esté familiarizado con las g randes decisiones
de los tribunales constitucionales (…) En los Estados constitucionales
2 Couture, Edu ardo: Estudios de Derecho Proces al Civil. T. iii. 2.ª, Depalma. Buenos
Aires, 1978, p. 82. Adicionalmente vid. TSJ/ SCC, sent. del 17-05-12 y melo lóPez,
Luis Emilio: «El juez en el laber into de la interpretación». En: Revista Venezolana
de Legislación y Jurisprudencia. N.º 10-i. Caracas, pp. 285-293.
107
modernos, los principios morales del Derecho natu ral se han incorporado
al Derecho positivo (…) En los principios constitucionales confluyen, por
tanto, aspectos de temát icas positivistas e iusnaturalistas3.
1. La buena fe procesal
… Puesto que el proceso judicial no es considerado como un a actividad pri-
vada, ni las normas que lo regulan como de Derecho privado, sino, por el
contrario, el Estado y la sociedad es tán íntimamente vinculados a s u eficacia
y rectitud, deben considera rse como principios fundamentales del proce-
dimiento los de la buena fe y la lealtad procesal de la s partes y del juez. La
moralización del proceso es un fin perseguido por todas las legislaciones
como medio indispensable para la rect a administración de justicia4.
El cúmulo de regulaciones que convocan a los principios generales del Derecho
y la buena fe en el proceso judicial, de manera muy general, se manifiestan :
i. A partir del aspecto i nterno de la función del juez, prescribiéndole un ethos
un élan o impulso, que gobierna su acción en pos de los valores de justicia
y la verdad y (ex artículos 1 y 12 del Código de Procedimiento Civil) para
aprehender, imaginar, comprender y sintetizar los hechos servidos por las
partes, vertiéndolos en las sentencias, lo cual en este t rabajo se lo denomina
«el principio procesal de la buena fe». También el artículo 17 prescribe, para
el juez, un mandato irref ragable –y poco acatado– de defensa contra los actos
que atenten la lealtad y probidad en el proceso, las contrarias a la ética pro-
fesional, la colusión y el fraude procesales, o cualquier acto contrario a la
majestad de la justicia y al respeto que se deben los litigantes:
Es cierto que durante u n tiempo se discutió la posibilidad de que el De-
recho sancionara el incumplimiento de reglas morales, en el plano filo-
sófico, pero ya entrado nuestro siglo, primero los civilistas y después los
3 zagreBelsky, Gustavo: El Derecho dúctil. Ed itorial Trotta. Madrid, 2011, p. 116.
4 DeVís eChanDía, Her nando: Tratado de Derecho Procesal. T. i. Editorial ABC.
Bogotá, 1985, p. 54.
Los valores y el principio dispositivo en Venezuela

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA