Decisión nº N°03 de Tribunal Segundo de Primera Instancia en funciones de Juicio de Portuguesa (Extensión Guanare), de 22 de Junio de 2005

Fecha de Resolución22 de Junio de 2005
EmisorTribunal Segundo de Primera Instancia en funciones de Juicio
Número de Expediente2M-85-04
PonenteNarvy Del Valle Abreu Moncada
ProcedimientoSentencia Condenatoria

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

PODER JUDICIAL

Circuito Judicial Penal del Estado Portuguesa

TRIBUNAL DE JUICIO

Guanare, 21 de Junio de 2005.

N°3 Años 195° y 146°

CAUSA: 2M-85-04

JUEZ PRESIDENTE: ABG. NARVY ABREU MONCADA.

ESCABINOS: R.Y.A.T.

(Por a.d.E. titular N0. 1)

L.A.A.Y.

SECRETARIO: ABG. ELKER TORRES CALDERA.

FISCAL: FISCALÍA PRIMERA DEL MINISTERIO PÚBLICO

VICTIMAS: H.R., O.G.

ACUSADO: COLMENARES VARGAS R.J.

DEFENSOR PRIVADO: ABG. H.R.H.

DELITO: HOMICIDIO INTENCIONAL

Se inició el juicio oral y público en fecha 23 de mayo de 2005 , en la presente causa seguida contra el ciudadano, R.J.C.V., venezolano, natural del Municipio J.V.d.U. (chabasquen) estado Portuguesa, nacido en fecha 23 de agosto de 1977, de 27 años de edad, titular de la cédula de identidad N° 14.995.198, residenciado en la Avenida 17 de diciembre calle Arismedi, casa s/n de Chabasquen Municipio Unda estado portuguesa, por la comisión del delito de Homicidio Calificado por motivos fútiles o Innobles, previsto y sancionado en el artículo 408 ordinal 1 del Código Penal venezolano vigente, en perjuicio de H.R.O.G., imputado por la representante de la Fiscalía Primera del Ministerio Público.

Una vez iniciado el debate se le cedió el derecho de palabra a la Fiscal del Ministerio Público y a la defensa para que expusieran los fundamentos de sus pretensiones, el acusado manifestó impuesto del precepto constitucional manifestó “querer declarar” y expuso: El ciudadano R.O. supuestamente vivía con M.G., tenían tiempo separados

El día 25 de mayo de 2005, se dio inicio a la recepción de los órganos probatorios asistentes al juicio, se aplazó por lo avanzado de la hora para el día 31 de mayo de 2005, se aplazó a solicitud de la defensa por lo avanzado de la hora y lo difícil de transporte para Campo Elias para el día 02 de junio de 2005, en la que se concluyó la recepción de las pruebas. Posteriormente las partes ejercieron su derecho a réplica y contrarréplica, luego se pasó a la etapa de decisión, en la cual se leyó la parte dispositiva de la sentencia, y se procede a la publicación íntegra del fallo en los siguientes términos:

HECHOS IMPUTADOS

Durante la audiencia oral y pública que se inicio en fecha 23 de mayo de 2005, el Ministerio Público indicó que en el ciudadano R.J.C.V., en fecha domingo 08 de febrero del año dos mil cuatro, siendo aproximadamente de 10:30 a 11:30 horas de la noche, en una vía pública, ubicada en la calle 24 de julio, frente al establecimiento comercial denominado Centro Hípico El Paraíso del Municipio Unda Chabasquen, se encontraba tomando cervezas varias personas, estas oyen una detonación dentro del establecimiento comercial, de inmediato comienzan a salir personas entre ellas el ciudadano R.J.C.V., con un arma en la mano y sin mediar palabras dispara en tres oportunidades contra la humanidad del hoy occiso H.R.O.G., éste una vez que le causo las herida, corrió por la parte de atrás del establecimiento comercial, dándose a la fuga.

La Fiscal del Ministerio Público afirmó los siguientes hechos:

Que en fecha domingo 08 de febrero del año dos mil cuatro, siendo aproximadamente de 10:30 a 11:30 horas de la noche, ocurrieron unos hechos violentos en una vía pública, ubicada en la calle 24 de julio, frente al establecimiento comercial denominado Centro Hípico El Paraíso del Municipio Unda Chabasquen.

Que se oye un disparo desde dentro de dicho establecimiento.

Que el acusado R.J.C.V., sale de dicho establecimiento y utilizando un arma de fuego disparó y dio muerte a H.R.O.G..

Que el ciudadano H.R.O.G., fallece a consecuencia de la herida ocasionada.

Que la causa de la muerte del ciudadano H.R.O.G., fue consecuencia de Shok hipovolémico, lesión de arteria ilíaca izquierda lesión de taponamiento cardiaco, lesión de ventrículo derecho e izquierdo cardiaco, según protocolo de autopsia practicado.

La defensa rechazó en todos y cada uno de sus términos la acusación Fiscal, ya que según sus alegaciones las circunstancias que dieron orígen al hecho fueron distintas a las narradas en la acusación: y para sustentar su tesis en relación al hecho objeto del juicio sostuvo lo siguiente:

Que el 08 de Febrero de 2005, su defendido entró a un negocio y en ese momento le “brincó” (textual) el occiso para agredirlo.

Que el occiso portaba un arma de fuego.

Que su defendido R.J.C.V., para repeler el acto, hizo uso del arma de fuego que portaba, y le había disparado “varias” (textual) veces al hoy occiso.

Que el ciudadano R.J.C.V., había actuado bajo legítima defensa putativa, que lo exculpaba de toda responsabilidad penal.

Al final del juicio el representante del Ministerio Público expuso: “que había quedado demostrado el hecho y la responsabilidad penal del acusado y que por tanto la sentencia debía ser de naturaleza condenatoria.”

Por su parte la defensa al momento de exponer sus conclusiones alegó que se había demostrado que su defendido había cometido el hecho bajo legítima defensa putativa, en consecuencia, debían tomarse en cuenta las circunstancias que rodearon el hecho a fin de que la pena imponerse le fuera atenuada.

El acusado impuesto del precepto constitucional manifestó “ querer declarar”, y manifestó: El ciudadano Richard supuestamente vivía con M.G. hacia tiempo y comenzaron amenazas, me tiraba el carro y lo denuncie a la policía, el día 08-02-2004, estoy yo hablando con Ramón el es hermano de Henry y le dije que no quería problemas con Henry y el dijo que Henry no se metía en esos problemas, ahí llega Henry y me brincó encima. El estaba armado con un revólver, vestía pantalón y franela blanca de rallas, yo me fui por la parte de atrás; el tenía molestándonos casi un año, fueron varias veces, me tenía cansado, yo ya le había dicho a las autoridades, que el me molestaba, y ese día atentó contra mi vida y yo tuve que defenderme; el arma era una reliquia que había sido de mi abuelo, lo conseguí y me quede con el arma. El ese día bebiendo no andaba tan rascado el sabia lo que hacia.

HECHOS QUE EL TRIBUNAL ESTIMA ACREDITADOS:

De las pruebas ofrecidas por la Fiscalía del Ministerio Público se recepcionaron las testimoniales de: Se recibió la declaración del ciudadano R.L.B.V., quien después de ser juramentado e identificado, declaró acerca del formulario de Registro y muerte suscrito por este, manifestando que se trataba del cadáver de una persona de sexo masculino, de 22 años de edad, que presentaba dos heridas por arma de fuego flanco izquierdo (abdomen) orificio de entrada oblicuo trayectoria de izquierda a derecha ligeramente hacia abajo, lesión de asa intestinales arterias iliaca izquierda, hematoma gigante, proyectil alojado en la región lumbar derecha, en hemipelvis izquierdo, orificio redondeado, orificio de salida en el glúteo izquierdo, herida por arma de fuego en hemi- pelvis izquierdo, trayectoria hacia atrás y abajo salida en el glúteo izquierdo cara interna. Siendo la causa de la muerte del ciudadano H.R.O.G., se produjo por Shock Hipovolémico, lesión de arteria iliaca izquierda por herida de arma de fuego.

La anterior declaración se valora como cierta por emanar de un funcionario hábil y capaz, que depone en relación su pericia y conocimientos, por ser medico Anatomopatologo, en cuya declaración expuso sobre la causa de la muerte del ciudadano H.R.O.G., y respondiendo al interrogatorio formulado de manera precisa y lacónica, y de lo cual se dejó constancia de los siguientes hechos:

Que la causa de muerte de H.R.O.G.: Shock Hipovolémico, lesión de arteria iliaca izquierda por herida de arma de fuego, por herida producida por arma de fuego.

Que la herida por arma de fuego que recibió: H.R.O.G., fue la causa de muerte.

Que la herida fue a nivel de hemi- pelvis izquierdo, trayectoria hacia atrás y abajo salida en el glúteo izquierdo cara interna.

Que la herida produjolesión de arteria iliaca izquierda y en consecuencia debido a la gravedad de esta se ocasionó la muerte de H.R.O.G..

Se recibió declaración del ciudadano C.M., quien después de ser juramentado e identificado, declaró acerca de la Experticia reconocimiento y Hematológica N° 9700-057-274 de fecha 22 de marzo de 2004, manifestó que conjuntamente con J.L.C., practicaron en conjunto experticia hematológica en fecha 09-02-2004, a un proyectil del cadáver de H.R.O.G., de forma cilíndrica ojival raso de plomo, extraído del cadáver, el cual originalmente formaba parte del cuerpo de una bala para arma de fuego tipo revolver, calibre 38 y o 357 mágnum, el mismo se encuentra parcialmente deformado debido al violento impacto.

La anterior declaración se valora como cierta por emanar de un funcionario hábil y capaz, y con conocimiento sobre la materia objeto de pericia, ya que el deponente es un experto que rindió su declaración en Sala y dejó constancia de:

La existencia del proyectil a un proyectil de forma cilíndrica ojival raso de plomo.

Que dicho proyectil fue extraído del cadáver de H.R.O.G.

Por su parte los funcionario L.C. quien después de ser juramentado e identificado, declaró acerca de la Inspección Ocular No N° 194 de fecha 09 de febrero de 2004, en la morgue del Hospital tipo I de Chabasquen, en la que se le practico examen físico externo a un cadáver de una persona adulta de sexo masculino, el cual presentaba dos heridas en forma circular al nivel de la región hipocondríaca, una en la región troncal y en la región del glúteo izquierdo producidas por arma de fuego. Se colectó su vestimenta la cual fue rotulada y embalada. Así mismo rindió su declaración en relación a la Inspección Ocular No. 195, siendo este una vía pública, cubierta de asfalto, con aceras de concreto a los lados y postes incrustados en las misma con su respectivo tendido electrónico, dicha vía es utilizada para la circulación de vehículos automotor, ubicada en la avenida 24 de julio de la población de Chabasquen Estado Portuguesa, donde se localizó el Centro Hípico El Paraíso se observaron fragmentos de cristales, se encontraron manchas de color pardo rojizo, aproximadamente a 50 cm. de la acera. Por otra parte el funcionario L.J.C.,quién manifestó haber practicado Experticia de Reconocimiento y Hematológica N° 9700-057- 274 , en fecha 22-03-2004 manifestando que efectuó dicha experticia sobre sustancia de color pardo rojiza, en una vía pública, y se demostró que la sustancia presente en el macerado estudiado era de naturaleza hemática no se determinó grupo sanguíneo debido a lo exiguo del material.

La anterior declaración se valora como cierta por emanar de un funcionario hábil y capaz, y con conocimiento sobre la materia objeto de pericia, ya que el deponente es un experto que rindió su declaración en Sala y dejó constancia de:

La existencia del proyectil a un proyectil de forma cilíndrica ojival raso de plomo.

Que dicho proyectil fue extraído del cadáver de H.R.O.G.

Que el cadáver de H.R.O.G. presentaba dos heridas en forma circular producidas por arma de fuego.

La existencia del lugar del suceso, siendo este una vía pública utilizada para la circulación de vehículos automotor, ubicada en la avenida 24 de julio de la población de Chabasquen Estado Portuguesa, donde se localizó el Centro Hípico El Paraíso.

Que el proyectil extraído del cadáver de H.R.O. presentaba sustancia hemática.

Se recibió declaración del ciudadano BETANCOURTH S.R., quien después de ser juramentado e identificado, declaró: “Yo estaba en la esquina de la casa frente a la heladería con H.P., comiendo barquilla, en una heladería que queda como a 15 a 20 metros del Bar El paraíso, como a las 11 de la noche, del 8 de febrero del año pasado, oí un disparó, me acerque, estaba el occiso, entonces salió Richard e hizo dos disparos sobre él, como a metro y medio, cayó el hermano de G.A., lo recogieron, Richard salio corriendo y se monto por una pared; se llevaron al occiso al hospital, yo vi todo. El sitio es iluminado, yo le vi a Richard el arma de fuego en la mano era un 38, color negro, lo conozco porque fue al cuartel y se distinguir entre pistola y revólver. M.G. vivió con el occiso y con Richard para el momento del hecho. No hubo discusión ninguna, ni en ningún momento el occiso le brincó a Richard ni agresión alguna hacia Richard, Henry no andaba armado. Reconoció al acusado presente en sala R.C. como la persona que disparó con un arma de fuego a H.R.O..

La anterior declaración la valora este tribunal como cierta por emanar de testigo presencial que señala clara y de manera precisa los hechos por el observados, que respondió a las preguntas de la defensa en forma directa y no cayó en contradicción, y con ello se deja constancia de los siguientes hechos:

Que el testigo se encontraba a unos metros del sitio del suceso, Bar El Paraíso, de Chabasquén, a las 11 pm., del día 8 de febrero de 2004, al momento de ocurrir el hecho sometido a Juicio.

Que el testigo oye un disparo, y se acerca al Bar El Paraíso, cuando ve al ciudadano H.R.O. en las afueras de dicho establecimiento.

Que en ese momento ve al ciudadano R.C.V. salir del establecimiento.

Que el testigo se encontraba presente cuando ve al ciudadano R.C.V. dispararle a H.R.O..

Que el acusado R.C.V. cargaba un arma de fuego tipo revólver.

Que en ningún momento H.R.O. agredió a R.J.C.V..

Que el ciudadano H.R.O. no amenazó ni atacó a R.J.C.V..

Que no hubo discusión alguna.

Que el occiso no portaba un arma de fuego.

Se recibió la testimonial del ciudadano O.G.A., quien después de ser juramentado e identificado, declaró “Soy hermano del occiso. Eso fue como a las 10:30 a 11 de la noche, del 8 de febrero hace como un año, yo me encontraba en el Bar el Paraíso, que queda en la calle Bolívar, de Chabasquén, con José Ledezma y J.V., cuando llegó Richard (señalando al acusado), que estaba en el Bar bebiendo, estuvo con nosotros un rato, después salimos y ahí fue cuando llegó mi hermano Henry, se bajó del Jeep, y se puso a conversar con nosotros frente al negocio, mi hermano fue a entrar al negocio. Oigo un disparo adentro, y después sale Richard (señalando al acusado) con un arma y dispara dos veces a mi hermano, un disparo primero y cuando cae le dispara otra vez, después se metió al negocio y se fue huyendo por la parte de atrás del negocio, después llegó la policía, y lo llevamos al hospital eso fue como a las 10:30 a 11 de la noche, pero hay suficiente iluminación. No hubo ninguna discusión ni siquiera intercambio de palabras, ni mi hermano lo agredió porque mi hermano está entrando al negocio cuando Richard sale y le dispara, mi hermano no estaba armado. Ellos no tenían problemas, yo lo que se es que M.G. y mi hermano vivieron un año y medio, tenían un hijo, después ella vivía con Richard. Yo no sabia que Richard estaba armado, si lo hubiese sabido no hubiese dejado entrar a mi hermano.

La anterior declaración la valora este tribunal como cierta por emanar de testigo presencial que señala clara y de manera precisa los hechos por el observados, que respondió a las preguntas de la defensa en forma directa y no cayó en contradicción, y con ello se deja constancia de los siguientes hechos:

Que el testigo se encontraba afuera del sitio del suceso, Bar El Paraíso, de Chabasquén, a las 10:30 a 11 pm., del día 8 de febrero de 2004, al momento de ocurrir el hecho sometido a Juicio.

Que el testigo oye un disparo desde adentro del Bar El Paraíso.

Que el ciudadano H.R.O. iba entrando al establecimiento.

Que en ese momento ve al ciudadano R.C.V. salir del establecimiento.

Que el testigo se encontraba presente cuando ve al ciudadano R.C.V. dispararle a H.R.O..

Que el acusado R.C.V. cargaba un arma de fuego.

Que en ningún momento H.R.O. agredió a R.J.C.V..

Que el ciudadano H.R.O. no amenazó ni atacó a R.J.C.V..

Que no hubo discusión alguna.

Que el occiso no portaba un arma de fuego.

Se recibió testimonial del ciudadano P.A.H.A., quien después de ser juramentado e identificado, declaró: “Yo me encontraba en la Heladería La Fresita, que queda frente a la Plaza B.d.C., y como a 15 metros del Bar El paraíso, como a las 11 de la noche, cuando oigo un disparo como hacia el Bar, entonces me fui corriendo para allá, cuando iba como a tres metros, veo que Richard sale (señalando al acusado) y le hace un disparo a H.O., cuando cayó al piso el le hizo dos disparos más, después se metió al local y no lo vi mas. Yo no vi ninguna discusión, y en ningún momento el occiso agredió a Richard, tampoco el occiso andaba armado. De M.G. y Henry se que vivieron juntos y que tenían un hijo, y que ella vivía con Richard.

Que el testigo se encontraba a unos metros del sitio del suceso, Bar El Paraíso, de Chabasquén, a las 11 pm., al momento de ocurrir el hecho sometido a Juicio.

Que el testigo oye un disparo, y se acerca al Bar El Paraíso, cuando ve al ciudadano H.R.O. en las afueras de dicho establecimiento.

Que en ese momento ve al ciudadano R.C.V. salir del establecimiento.

Que el testigo se encontraba a tres metros cuando ve al ciudadano R.C.V. dispararle a H.R.O..

Que el acusado R.C.V. cargaba un arma de fuego tipo revólver.

Que en ningún momento H.R.O. agredió a R.J.C.V..

Que el ciudadano H.R.O. no amenazó ni atacó a R.J.C.V..

Que no hubo discusión alguna.

Que el occiso no portaba un arma de fuego.

Se recibió testimonial del ciudadano LEDEZMA CARMONA J.A., quien después de ser juramentado e identificado, declaró: “Eso fue en febrero del año pasado, en ese tiempo yo tenia el negocio arrendado, el Bar El Paraíso, eso queda en la Avenida 24 de julio con Bolívar, de Chabasquen, yo estaba adentro del local despachando cuando oí un disparo en el Local, después oigo tres disparos más. Cuando salí veo a Henry en el piso, eso fue como a las 10:30 a 11 de la noche, Richard había estado adentro del establecimiento bebiendo, no ví quien disparo pero él cargaba el revólver en la mano (señalando al acusado). Yo sé que era un revolver por que se distinguirlo, Richard se metió al negocio y fue por detrás, por una pared brinco la pared, Henry no llegó a entrar, yo no presencie si Richard discutió con alguien.

Que el testigo se encontraba dentro del sitio del suceso, Bar El Paraíso, de Chabasquén, a las 11 pm., al momento de ocurrir el hecho sometido a Juicio.

Que el testigo oye un disparo dentro del Bar El Paraíso.

Que el ciudadano R.C.V. se encontraba dentro del establecimiento.

Que el ciudadano R.C.V. portaba un arma de fuego, tipo revólver.

Que Richard sale del negocio.

Que después oye tres disparos más.

Que luego ve a R.C. entrar al negocio y huir por detrás de dicho establecimiento.

Se recibió testimonial del ciudadano VASQUEZ R.J.A., quien después de ser juramentado e identificado, declaró: “Eso fue como a las 10:30 a 11 de la noche, yo andaba con el occiso, llegamos al establecimiento Bar El Paraíso, se suscito un encontronazo, el señor allá (señalando al acusado) hizo un disparo adentro del local, luego, salió y disparó tres veces a Henry, en ningún momento hubo discusión entre ellos; ni Henry le brincó encima a Richard, Henry ni siquiera llegó a entrar al negocio; el primer disparo fue desde adentro hacia afuera del establecimiento, Richard cargaba un revolver calibre 38, había mas gente entre esos su hermano.

Que el testigo se encontraba afuera del sitio del suceso, Bar El Paraíso, de Chabasquén, a las 10:30 a 11 pm., del día 8 de febrero de 2004, al momento de ocurrir el hecho sometido a Juicio.

Que el testigo oye un disparo desde dentro del Bar El Paraíso.

Que el ciudadano H.R.O. iba entrando al establecimiento.

Que en ese momento ve al ciudadano R.C.V. salir del establecimiento.

Que el testigo se encontraba presente cuando ve al ciudadano R.C.V. dispararle a H.R.O..

Que el acusado R.C.V. cargaba un arma de fuego.

Que en ningún momento H.R.O. agredió a R.J.C.V..

Que el ciudadano H.R.O. no amenazó ni atacó a R.J.C.V..

Que no hubo discusión alguna.

Que el occiso no portaba un arma de fuego.

Se recibió testimonial del ciudadano MEJIAS MORILLO F.E., quien después de ser juramentado e identificado, declaró: “Eso fue como a las 10:30 y 11 de la noche, cuando sucedió el hecho, en el Club El Paraíso de Chabasquen, en un local de vender cerveza que queda frente de la Plaza se oye un disparo desde adentro, veo que salio Richard y le disparo tres veces a Henry, el primer disparo fue como en la pierna y los otros cuando cayó al suelo, los disparos fueron en la puerta, porque Henry venía llegando. Yo estaba ahí, yo se que era un revólver 38 por que el me lo había señalado temprano, como dos horas antes, ya Richard había amenazado a otra persona más temprano porque yo anduve con Richard ese día. El occiso no andaba armado, tampoco hubo ninguna discusión. Cuando H.c. yo ayudé a recogerlo y lo llevamos al Hospital”.

Que el testigo se encontraba afuera del sitio del suceso, Bar El Paraíso, de Chabasquén, a las 10:30 a 11 pm., del día 8 de febrero de 2004, al momento de ocurrir el hecho sometido a Juicio.

Que el testigo oye un disparo desde dentro del Bar El Paraíso.

Que el ciudadano H.R.O. iba entrando al establecimiento.

Que en ese momento ve al ciudadano R.C.V. salir del establecimiento.

Que el testigo se encontraba presente cuando ve al ciudadano R.C.V. dispararle a H.R.O..

Que el acusado R.C.V. cargaba un arma de fuego.

Que en ningún momento H.R.O. agredió a R.J.C.V..

Que el ciudadano H.R.O. no amenazó ni atacó a R.J.C.V..

Que no hubo discusión alguna.

Que el occiso no portaba un arma de fuego.

Se recibió testimonial del ciudadano COLMENARES R.S. quien después de ser juramentado e identificado, declaró “Ese día yo me encontraba con Henry arreglando el carro que el tenía, de repente cuando vamos llegando al Bar El Paraíso, que queda en la Avenida 24 de julio, eran como las 11 de la noche, frente a la Plaza de Chabasquén, se oye un disparo, cuando Henry se acerca a la puerta del Bar, Richard sale del local y le hace un disparo cuando Henry cae le hace dos disparos en el suelo. Yo no ví el arma pero observe los disparos, H.c.d. medio lado de la acera, vestía pantalón negro y camisa blanca, Richard le disparo de cerca, cuando lo hirieron yo me fui, la policía lo llevó al hospital. Yo estaba afuera del establecimiento, no hubo discusión ni tampoco Henry andaba armado”.

Que el testigo se encontraba afuera del sitio del suceso, Bar El Paraíso, de Chabasquén, a las 11 pm., al momento de ocurrir el hecho sometido a Juicio.

Que el testigo oye un disparo desde adentro del Bar El Paraíso, cuando ve al ciudadano H.R.O. en las afueras de dicho establecimiento.

Que en ese momento ve al ciudadano R.C.V. salir del establecimiento.

Que el testigo se encontraba en el sitio cuando ve al ciudadano R.C.V. dispararle a H.R.O..

Que el acusado R.C.V. cargaba un arma de fuego tipo revólver.

Que en ningún momento H.R.O. agredió a R.J.C.V..

Que el ciudadano H.R.O. no amenazó ni atacó a R.J.C.V..

Que no hubo discusión alguna.

Que el occiso no portaba un arma de fuego.

Se recibió testimonial de la ciudadana BOZA G.L.M., quien después de ser juramentada e identificada, declaró: “Yo lo que se es que el señor Richard (señalando al acusado) fue el que mató a H.O., yo me encontraba en el sitio donde lo asesinó, ví que él era el que tenía el arma y le disparó; eso fue de 10:30 a 11:00 de la noche, en el Centro Hípico El Paraíso en la avenida 24 de j.d.C., yo estaba adentro del negocio sentada con C.R., y Richard estaba hablando y tomando con nosotras; estábamos en toda la puerta del negocio, él se fue al baño dispara una vez, y sale para afuera, el me había dicho que andaba armado pero yo no le ví el arma en ese momento, yo vi el primer disparo que fue adentro del negocio y afuera hizo 3 disparos, dos le pego a Henry, como a un metro o a metro y medio, el cayó de una vez; después que le disparo, Richard se metió otra vez al negocio, yo me fui detrás de el, y le decía “ tu estas loco, como vas a hacer eso?, puso una silla y otra, se montó y voló por la pared”. Henry no andaba armado, si hubiese cargado una arma se dan los dos, se que lo que cargaba era un revólver, en ningún momento discutieron, ni Henry lo agredió”.

Que la testigo se encontraba en el sitio del suceso, dentro del Bar El Paraíso, de Chabasquén, a las 10:30 a 11 pm; al momento de ocurrir el hecho sometido a Juicio.

Que la testigo se encontraba en compañía de R.C.V. al momento de ocurrir el hecho.

Que la testigo ve a R.C.V. hacer un primer disparo dentro de dicho establecimiento.

Que en ese momento ve al ciudadano R.C.V. salir del establecimiento.

Que el testigo se encontraba cerca de la puerta del establecimiento cuando ve al ciudadano R.C.V. dispararle a H.R.O..

Que el acusado R.C.V. cargaba un arma de fuego tipo revólver.

Que en ningún momento H.R.O. agredió a R.J.C.V..

Que el ciudadano H.R.O. no amenazó ni atacó a R.J.C.V..

Que no hubo discusión alguna.

Que el occiso no portaba un arma de fuego.

Se recibió testimonial del ciudadano M.G.R.C., quien después de ser juramentada e identificada, declaró: “Meses antes comencé a vivir con Richard, Henry nos molestaba todo el tiempo, yo ya había ido a la policía a hacer del conocimiento de ellos que el nos molestaba. No estuve presente cuando ocurrió el hecho.”

La anterior declaración la valora este tribunal fue emanada de una ciudadana hábil y capaz, pero que no aporta ninguna circunstancia ni conocimiento en relación al hecho debatido ya que dicha ciudadana no estuvo presente al momento de la ocurrencia del mismo razón por la cual este tribunal no la valora para fundar su decisión.

Las declaraciones rendidas por los ciudadanos BETANCOURTH S.R., O.G.A., P.A.H.A., LEDEZMA CARMONA J.A., VASQUEZ R.J.A., MEJIAS MORILLO F.E., COLMENARES R.S., y BOZA G.L.M., testigos presenciales del hecho, son apreciadas por este tribunal como prueba de cargo en contra del acusado R.J.C.V., dado su carácter conteste, ya que son coherentes en todas y cada unas de sus partes.

Al juicio oral y público no compareció la testigo R.d.L.C.T.D.N., ni los expertos V.N. ni D.M. de los cuales desistió el Ministerio Público, prescindiendo este tribunal de dichos órganos de prueba.

Seguidamente se pasa a determinar de manera precisa y circunstanciada los hechos imputados por la representación fiscal que este Tribunal estima acreditados:

Que el día domingo 08 de febrero del año dos mil cuatro, siendo aproximadamente de 10:30 a 11:30 horas de la noche, ocurrieron unos hechos violentos en una vía pública, ubicada en la calle 24 de julio, frente al establecimiento comercial denominado Centro Hípico El Paraíso del Municipio Unda Chabasquen lo cual se deja acreditado con la declaración de BETANCOURTH S.R., quien manifestó: “Yo estaba en la esquina de la casa frente a la heladería con H.P., comiendo barquilla, en una heladería que queda como a 15 a 20 metros del Bar El paraíso, como a las 11 de la noche, del 8 de febrero del año pasado, oí un disparó, y se relaciona con lo manifestado con el testigo O.G.A., quien declaró “Eso fue como a las 10:30 a 11 de la noche, del 8 de febrero hace como un año, yo me encontraba en el Bar el Paraíso, que queda en la calle Bolívar, de Chabasquen”, y lo manifestado por el testigo P.A.H.A., quien declaró: “Yo me encontraba en la Heladería La Fresita, que queda frente a la Plaza B.d.C., y como a 15 metros del Bar El paraíso, como a las 11 de la noche; así mismo lo manifestado por LEDEZMA CARMONA J.A., quien después de ser juramentado e identificado, declaró: “Eso fue en febrero del año pasado, en ese tiempo yo tenia el negocio arrendado, el Bar El Paraíso, eso queda en la Avenida 24 de julio con Bolívar, de Chabasquen, lo manifestado por VASQUEZ R.J.A., quien después de ser juramentado e identificado, declaró: “Eso fue como a las 10:30 a 11 de la noche, yo andaba con el occiso, llegamos al establecimiento Bar El Paraíso, lo manifestado por MEJIAS MORILLO F.E., quien “Eso fue como a las 10:30 y 11 de la noche, cuando sucedió el hecho, en el Club El Paraíso de Chabasquen, en un local de vender cerveza que queda frente de la Plaza, lo manifestado por COLMENARES R.S. quien después de ser juramentado e identificado, declaró “Ese día yo me encontraba con Henry arreglando el carro que el tenía, de repente cuando vamos llegando al Bar El Paraíso, que queda en la Avenida 24 de julio, eran como las 11 de la noche, frente a la Plaza de Chabasquén, así como lo manifestado por BOZA G.L.M. quien declaró: “eso fue de 10:30 a 11:00 de la noche, en el Centro Hípico El Paraíso en la avenida 24 de julio de Chabasquen”

Que el acusado R.J.C.V., utilizando una arma de fuego y de manera intencional dio muerte a H.R.O., quien fallece lo cual se deja acreditado con la declaración de BETANCOURTH S.R., quien declaró: “oí un disparó, me acerque, estaba el occiso, entonces salió Richard e hizo dos disparos sobre él, como a metro y medio”, concatenada con la declaración de O.G.A. quien manifestó: “Oigo un disparo adentro, y después sale Richard (señalando al acusado) con un arma y dispara dos veces a mi hermano, un disparo primero y cuando cae le dispara otra vez” , con la declaración de P.A.H.A., quien manifestó: “oigo un disparo como hacia el Bar, entonces me fui corriendo para allá, cuando iba como a tres metros, veo que Richard sale (señalando al acusado) y le hace un disparo a H.O., cuando cayó al piso el le hizo dos disparos más”, que se relaciona con lo manifestado por VASQUEZ R.J.A., quien declaró: “ el señor allá (señalando al acusado) hizo un disparo adentro del local, luego, salió y disparó tres veces a Henry, BOZA G.L.M., quien declaró: “Yo lo que se es que el señor Richard (señalando al acusado) fue el que mató a H.O.…”, “…yo estaba adentro del negocio sentada con C.R., y Richard estaba hablando y tomando con nosotras; estábamos en toda la puerta del negocio, él se fue al baño dispara una vez, y sale para afuera, el me había dicho que andaba armado pero yo no le ví el arma en ese momento, yo vi el primer disparo que fue adentro del negocio y afuera hizo 3 disparos, dos le pego a Henry, como a un metro o a metro y medio, el cayó de una vez”.

Que el ciudadano H.R.O., fallece a consecuencia de las heridas ocasionadas por disparos producidos por un arma de fuego lo cual se acredita con la declaración de de BETANCOURTH S.R., quien declaró: “oí un disparó, me acerque, estaba el occiso, entonces salió Richard e hizo dos disparos sobre él, como a metro y medio”, concatenada con la declaración de O.G.A. quien manifestó: “Oigo un disparo adentro, y después sale Richard (señalando al acusado) con un arma y dispara dos veces a mi hermano, un disparo primero y cuando cae le dispara otra vez” , con la declaración de P.A.H.A., quien manifestó: “oigo un disparo como hacia el Bar, entonces me fui corriendo para allá, cuando iba como a tres metros, veo que Richard sale (señalando al acusado) y le hace un disparo a H.O., cuando cayó al piso el le hizo dos disparos más”, que se relaciona con lo manifestado por VASQUEZ R.J.A., quien declaró: “ el señor allá (señalando al acusado) hizo un disparo adentro del local, luego, salió y disparó tres veces a Henry, BOZA G.L.M., quien declaró: “Yo lo que se es que el señor Richard (señalando al acusado) fue el que mató a H.O.…”, “…yo estaba adentro del negocio sentada con C.R., y Richard estaba hablando y tomando con nosotras; estábamos en toda la puerta del negocio, él se fue al baño dispara una vez, y sale para afuera, el me había dicho que andaba armado pero yo no le ví el arma en ese momento, yo vi el primer disparo que fue adentro del negocio y afuera hizo 3 disparos, dos le pego a Henry, como a un metro o a metro y medio, el cayó de una vez”.

Que la causa de la muerte del ciudadano H.R.O., fue consecuencia de dos heridas por arma de fuego flanco izquierdo (abdomen) orificio de entrada oblicuo trayectoria de izquierda a derecha ligeramente hacia abajo, lesión de asa intestinales arterias iliaca izquierda, hematoma gigante, proyectil alojado en la región lumbar derecha, en hemipelvis izquierdo, orificio redondeado, orificio de salida en el glúteo izquierdo, herida por arma de fuego en hemi- pelvis izquierdo, trayectoria hacia atrás y abajo salida en el glúteo izquierdo cara interna, según protocolo de autopsia practicado lo cual se acredita con la declaración del médico Anatomopatologo R.B.V. quien dejó sentado: “causas de la muerte del ciudadano H.R.O.G., se produjo por Shock Hipovolémico, lesión de arteria iliaca izquierda por herida de arma de fuego”.

En conclusión los hechos que el tribunal estima acreditados son:

  1. - Que el día domingo 08 de febrero del año dos mil cuatro, siendo aproximadamente de 10:30 a 11:30 horas de la noche, ocurrieron unos hechos violentos en una vía pública, ubicada en la calle 24 de julio, frente al establecimiento comercial denominado Centro Hípico El Paraíso del Municipio Unda Chabasquen. 2.-Que el acusado R.J.C.V., utilizando una arma de fuego y de manera intencional dio muerte a H.R.O. quien fallece. 3.- Que el ciudadano H.R.O.G. fallece por Shock Hipovolémico, lesión de arteria iliaca izquierda por herida de arma de fuego”.

FUNDAMENTOS DE HECHO Y DE DERECHO

Una vez acreditados los hechos señalados en el capitulo anterior, se hace necesario encuadrar los mismos en el tipo delictivo que corresponda , así las cosas La Fiscalía del Ministerio público, imputo la calificación de HOMICIDIO INTENCIONAL CALIFICADO ( motivo fútil e inoble) previsto y sancionado en el ordinal 1° del artículo 408 del Código Penal.

El delito de HOMICIDIO, previsto y sancionado en el artículo 407 del Código Penal establece “ El que intencionalmente haya dado muerte a alguna persona será penado con presidio de doce a dieciochos años ; por otro lado, el artículo 408 eisudem señala las calificantes del delito de HOMICIDIO y establece : “ .. ) Quince a veinticinco años de presidio a quien cometa el homicidio por medio de …. Por motivo fútil o innoble..”

Para decidir lo anterior inicialmente debemos determinar si esta comprobado el cuerpo de delito de HOMICIDIO, para posteriormente pasar a determinar si existe o no la calificante solicitada.

CUERPO DE DELITO DE HOMICIDIO INTENCIONAL SIMPLE

El delito de Homicidio debemos escindirlo en sus elementos a los efectos de demostrar el cuerpo del delito, una vez determinado esto debemos pasar a analizar la responsabilidad penal del acusado en autos, toda esta actividad así como la acreditación de los hechos la realiza el Tribunal siguiendo las pautas que al efecto dicta el articulo 22 del Código Orgánico Procesal Penal, es decir, valorando las pruebas recepcionadas en el debate oral y publico, según la sana critica conforme a las reglas de la lógica, los conocimientos científicos, y las máximas de experiencia, para arribar a estas determinaciones el Tribunal tomó en consideración lo siguiente;

El cuerpo del delito del ilícito penal HOMICIDIO INTENCIONAL SIMPLE, previsto y sancionado en el artículo 407 del Código Penal se determina así:

Una acción realizada por el agente y dirigida en contra de la victima; en el presente caso tenemos que el sujeto activo “disparo” al sujeto pasivo, tal hecho quedó acreditado con la declaración de BETANCOURTH S.R., quien declaró: “oí un disparó, me acerque, estaba el occiso, entonces salió Richard e hizo dos disparos sobre él, como a metro y medio”, concatenada con la declaración de O.G.A. quien manifestó: “Oigo un disparo adentro, y después sale Richard (señalando al acusado) con un arma y dispara dos veces a mi hermano, un disparo primero y cuando cae le dispara otra vez” , con la declaración de P.A.H.A., quien manifestó: “oigo un disparo como hacia el Bar, entonces me fui corriendo para allá, cuando iba como a tres metros, veo que Richard sale (señalando al acusado) y le hace un disparo a H.O., cuando cayó al piso el le hizo dos disparos más”, que se relaciona con lo manifestado por VASQUEZ R.J.A., quien declaró: “ el señor allá (señalando al acusado) hizo un disparo adentro del local, luego, salió y disparó tres veces a Henry, BOZA G.L.M., quien declaró: “Yo lo que se es que el señor Richard (señalando al acusado) fue el que mató a H.O.…” “…yo estaba adentro del negocio sentada con C.R., y Richard estaba hablando y tomando con nosotras; estábamos en toda la puerta del negocio, él se fue al baño dispara una vez, y sale para afuera, el me había dicho que andaba armado pero yo no le ví el arma en ese momento, yo vi el primer disparo que fue adentro del negocio y afuera hizo 3 disparos, dos le pego a Henry, como a un metro o a metro y medio, el cayó de una vez”.

Que la acción del agente sea suficiente para ocasionar la muerte; se acredita con declaraciones del médico Anatomopatologo de R.B.V., quien después de ser juramentado e identificado, declaró acerca del formulario de Registro y muerte suscrito por este, manifestando que se trataba del cadáver de una persona de sexo masculino, de 22 años de edad, que presentaba dos heridas por arma de fuego flanco izquierdo (abdomen) orificio de entrada oblicuo trayectoria de izquierda a derecha ligeramente hacia abajo, lesión de asa intestinales arterias iliaca izquierda, hematoma gigante, proyectil alojado en la región lumbar derecha, en hemipelvis izquierdo, orificio redondeado, orificio de salida en el glúteo izquierdo, herida por arma de fuego en hemi- pelvis izquierdo, trayectoria hacia atrás y abajo salida en el glúteo izquierdo cara interna. Siendo la causa de la muerte del ciudadano H.R.O.G., se produjo por Shock Hipovolémico, lesión de arteria iliaca izquierda por herida de arma de fuego.

Los elementos anteriores, debidamente acreditados y valorados en su conjunto en el capitulo anterior dan por demostrado el Cuerpo del Delito de HOMICIDIO INTENCIONAL SIMPLE, previsto y sancionado en el artículo 407 del código penal. Así se decide.

La defensa en su tesis al inicio del debate adujo que su defendido había cometido el hecho bajo la legítima defensa putativa esto es en el caso de incertidumbre, esto es cuando el agente cree defenderse de un supuesto ataque a la vida o a su integridad física, M.A. nos enseña que: “Por lo que a nosotros respecta estamos en todo de acuerdo el que estado emocional por incertidumbre, temor o terror, es una causa de inculpabilidad que jamás podrá justificarse, sino eximir de responsabilidad cuando el temor o el terror originen una perturbación en la mente”. R.L.,Código Penal. En el presente caso quedó desvirtuada la tesis argumentada por la defensa en virtud de que se demostró en el debate con la declaraciones a.u.s.d.l. testigos presenciales BETANCOURTH S.R., O.G.A., P.A.H.A., LEDEZMA CARMONA J.A., VASQUEZ R.J.A., MEJIAS MORILLO F.E., COLMENARES R.S., y BOZA G.L.M. que: a)Que en ningún momento H.R.O. agredió a R.J.C.V., b) Que el ciudadano H.R.O. no amenazó ni atacó a R.J.C.V., c) Que no hubo discusión alguna, d) Que el occiso no portaba un arma de fuego.

PARTICIPACION y CULPABILIDAD DEL ACUSADO EN EL DELITO DE HOMICIDIO INTENCIONAL SIMPLE

La participación y culpabilidad de acusado R.J.C.V., quedó determinada con la declaración del ciudadano BETANCOURTH S.R., quien declaró: “oí un disparó, me acerque, estaba el occiso, entonces salió Richard e hizo dos disparos sobre él, como a metro y medio”, concatenada con la declaración de O.G.A. quien manifestó: “Oigo un disparo adentro, y después sale Richard (señalando al acusado) con un arma y dispara dos veces a mi hermano, un disparo primero y cuando cae le dispara otra vez” , con la declaración de P.A.H.A., quien manifestó: “oigo un disparo como hacia el Bar, entonces me fui corriendo para allá, cuando iba como a tres metros, veo que Richard sale (señalando al acusado) y le hace un disparo a H.O., cuando cayó al piso el le hizo dos disparos más”, que se relaciona con lo manifestado por VASQUEZ R.J.A., quien declaró: “ el señor allá (señalando al acusado) hizo un disparo adentro del local, luego, salió y disparó tres veces a Henry, BOZA G.L.M., quien declaró: “Yo lo que se es que el señor Richard (señalando al acusado) fue el que mató a H.O.…” “…yo estaba adentro del negocio sentada con C.R., y Richard estaba hablando y tomando con nosotras; estábamos en toda la puerta del negocio, él se fue al baño dispara una vez, y sale para afuera, el me había dicho que andaba armado pero yo no le ví el arma en ese momento, yo vi el primer disparo que fue adentro del negocio y afuera hizo 3 disparos, dos le pego a Henry, como a un metro o a metro y medio, el cayó de una vez”.

El articulo 61 del Código Penal, establece una presunción de voluntariedad más no del dolo, por ello se hace necesario establecer los elementos que hace acreditar al Tribunal la intencionalidad (dolo) del acusado R.J.C.V. en el ilícito imputado, sobre este aspecto el Tribunal estima que de los siguientes hechos, objetivos dejados por demostrados anteriormente durante todo el cuerpo de la presente sentencia se acredita tal elemento: a.) El acusado disparo un arma en contra de la humanidad del ciudadano H.R.O. sin mediar discusión alguna; b.) El lugar en el que se produjeron las heridas en flanco izquierdo (abdomen) orificio de entrada oblicuo trayectoria de izquierda a derecha ligeramente hacia abajo, lesión de asa intestinales arterias iliaca izquierda, hematoma gigante, proyectil alojado en la región lumbar derecha, en hemipelvis izquierdo, orificio redondeado, orificio de salida en el glúteo izquierdo, herida por arma de fuego en hemi- pelvis izquierdo, trayectoria hacia atrás y abajo salida en el glúteo izquierdo cara interna. Siendo la causa de la muerte del ciudadano H.R.O.G., se produjo por Shock Hipovolémico, lesión de arteria iliaca izquierda por herida de arma de fuego, hacen entender el dolo del agente en el ilícito imputado por ser una zona propia para ocasionar la muerte, tal como ocurrió; c.) El haber el acusado huido inmediatamente del lugar del hecho; todas estas conclusiones, relacionada a la culpabilidad del acusado así como a su participación demostrada ut supra, hacen constituir un juicio conclusivo que dictamina que el acusado ciudadano R.J.C.V., es culpable de la comisión del delito de HOMICIDIO INTENCIONAL SIMPLE, previsto y sancionado en el artículo 407 del Código Penal, cometido en perjuicio del ciudadano H.R.O. por lo tanto la presente decisión debe ser CONDENATORIA y así se decide.

No se demostró la calificante señalada por el Ministerio Público, en virtud de que mal puede este tribunal considerar como demostrado el delito de Homicidio Calificado cuando no pudo determinarse durante el desarrollo del debate ninguna de las circunstancias calificantes previstas en el artículo 408 del Codigo Penal ni el motivo fútil e innoble el que se refiere a un motivo sin importancia o insignificante, o contrario a elementales sentimientos de humanidad, relacionado con el hecho antijurídico producido. A tal respecto establece jurisprudencia de manera reiterada que “... cuando el Juez estime probado el delito de Homicidio calificado debe señalar de cual de las circunstancias calificantes se trata, igualmente debe expresar clara y determinadamente los hechos que considera probados y que configuran la calificante” (cursivas propias) extracto de Sentencia 564 de 10-12-02 Magistrado Ponente Rafael Pérez Perdomo. En el caso de marras no pudo determinarse el motivo imputado por el Ministerio Público como fútil e innoble, quien en sus conclusiones expresó que el hecho ocurrió “sin motivo alguno” (textual).

Los elementos anteriores, debidamente acreditados y valorados en su conjunto en el capítulo anterior dan por demostrado el Cuerpo del delito de HOMICIDIO INTENCIONAL SIMPLE, no existiendo elementos alguno de acredite el motivo fútil ni innoble que ocasionó la acción del agente, apartándose de la calificación fiscal que imputaba HOMICIO INTENCIONAL CALIFICADO, por ello se estima que quedó solamente demostrados el CUERPO DEL DELITO DE HOMICIDIO INTENCIONAL SIMPLE y Asi se decide.

DISPOSITIVA

Con fundamento en las anteriores consideraciones este Juzgado de Primera Instancia en lo Penal, en función de Juicio N° 2, constituido como Tribunal l , por Unanimidad, en nombre de la Republica Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley, declara CULPABLE al ciudadano R.J.C.V., venezolano, natural del Municipio J.V.d.U.C. estado Portuguesa, nacido en fecha 23 de agosto de 1977, de 27 años de edad, titular de la cédula de identidad N° 14.995.198, residenciado en la Avenida 17 de diciembre calle Arismedi, casa s/n de Chabasquen Municipio Unda estado portuguesa, por la comisión del delito de HOMICIDIO INTENCIONAL previsto y sancionado en el artículo 407 del Código Penal, en perjuicio de H.R.O.G. y lo condena a cumplir la pena de Doce (12) años de presidio, mas las accesorias de ley conforme al artículo 13 del Código Penal y se ordena el reingreso del acusado a la Comandancia de Policía, visto el informe medico forense, así mismo se ordena la destrucción de las evidencias.

El dispositivo de la presente sentencia, ha sido leído en audiencia pública celebrada en fecha 02 de Junio de 2005. Publíquese el texto íntegro de esta sentencia y entréguese copias a las partes que lo requieran. Archívese el original de esta decisión. Certifíquese copias por Secretaría a los fines de agregarlas a las actuaciones. Notifíquese a las partes de la presente publicación puesto que se publica fuera del lapso establecido en el artículo 365 del Código Orgánico Procesal Penal, debido a que este tribunal en el mes de Abril tenía varias sentencias extensas pendientes por publicar.

Dada, firmada, refrendada y sellada en la sede de este Juzgado en función de Juicio N° 2 del Circuito Judicial Penal del Estado Portuguesa, en Guanare a los veintiún días del mes de Junio de dos mil cinco. Años: 195° de la Independencia y 146° de la Federación.

La Juez de Juicio N° 2

Abg. Narvy Abreu Moncada

Escabino Titular N° 1 Escabino Titular N° 2

R.Y.A.T.L.A.A.Y.

(Por a.d.E. titular N0. 1)

La secretaria,

Abg. Elker c. Torres Caldera

Seguidamente se publicó la anterior decisión siendo las 11:00 am. Conste: Secretaria

Se deja constancia que la presente sentencia se pública sin firma del Escabino Titular N°1 R.Y.A.T., en virtud de que no fu imposible su ubicación, a pesar de haberse agotado todos los medios a través de la oficina de alguacilazgo.

Conste.

La secretaria

Elker C. Torres Caldera