Venezolanos resisten la crisis en España

 
EXTRACTO GRATUITO

Pesimismo y alarma. Los anuncios en materia económica hechos por el presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, hace un par de semanas pusieron a todos a correr: a los desempleados que abarrotaron las oficinas de empleo, a los dueños de pequeños negocios que recurren al ingenio para mantener las ventas, a los inmigrantes que buscan cómo ganarse la vida en ese país, a la clase política que debate en el Parlamento, a los gobiernos regionales que tendrán que cumplir severas metas de reducción de gastos y hasta a las autoridades de la Unión Europea, que hace pocos días enviaron inspectores a Madrid para que analizaran las cifras fiscales. El panorama para 2012 es desalentador: el desempleo rondará 25% Âcerca de 5 millones de paradosÂ, la economía se contraerá 1,7%, el PIB registrará una caída de 2% al cierre del primer trimestre, 17% de las empresas públicas serán suprimidas y deberán recortarse 32 millardos de euros del gasto público (42 millardos de dólares, aproximadamente). No luce como la España de las oportunidades, ni para los nacionales ni para extranjeros, ni como ese trozo de primer mundo de habla hispana donde los latinoamericanos sueñan con construir una vida mejor que la que les ofrecen sus países. Aun así, sigue siendo el segundo destino de inmigración después de Estados Unidos. En un informe del Sistema Continuo de Reportes de Migración en las Américas 2011, Sicremi, auspiciado por la Cepal y la OEA, se indica que aproximadamente 1 millón de personas emigra cada año de América Latina, de ellos la cuarta parte se va a España pese a la crisis económica que comenzó en Europa en 2008.

Venezuela aporta gran parte de ese flujo migratorio: el Sicremi reporta que en 2010 había 153.851 venezolanos viviendo en ese país, de los cuales 89.948 (58,5%) tenían la doble nacionalidad; esa cifra habría ascendido aproximadamente a 200.000 connacionales, y de ellos por lo menos 130.000 tendrían la ciudadanía española, según cálculos de Bernabé Aguilar Arigo, cónsul general adjunto de España en Caracas. Nada más entre 2009 y 2011 cerca de 15.000 venezolanos obtuvieron el documento beneficiados por la llamada Ley de Nietos, que extendió la concesión de la nacionalidad a los descendientes de españoles.

Camino de piedras Por qué emigrar a un país en crisis y con una población indignada que calienta la calle en reclamo por las políticas de la clase dirigente, por qué seguir allí a pesar de las oscuras perspectivas económicas y las condiciones...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA