Venezuela confía en que la CIJ desistirá de la demanda de Guyana porque el recurso de la mediación no se ha agotado

 
EXTRACTO GRATUITO

La semana pasada la disputa entre Venezuela y Guyana por el Esequibo volvió a tomar fuerza, ahora desde el principal órgano judicial de las Naciones Unidas, la Corte Internacional de Justicia, instancia que el Estado venezolano ve con recelo y de la que espera una posición favorable con la negación de proseguir con la demanda.La remisión del caso a la CIJ se llevó a cabo en 2018. Desde entonces Venezuela ha rechazado la decisión del secretario general de la ONU, António Guterres, de terminar con el proceso de buenos oficios al argumentar que con el mecanismo no se alcanzó un progreso significativo. Esto llevó a que meses después Guyana interpusiera una demanda contra Venezuela ante la CIJ con la intención de adueñarse definitivamente del territorio.Por primera vez desde el comienzo del conflicto Guyana logró imponer su criterio de buscar una solución al problema en los organismos internacionales. Ese podría ser el primer paso para abrir el camino a un juicio a su favor.Guyana confía en que la Corte Internacional de Justicia sea el intermediario en disputa con VenezuelaSin embargo, las cosas podrían no resultar como Guyana espera. La audiencia pública del 30 de junio, a la que Venezuela no asistió, fue una primera fase para que, posterior al encuentro, los jueces pudieran deliberar sobre los argumentos expuestos por la delegación guyanesa. Luego determinarán si la corte es competente para ejercer su jurisdicción y si, además, la demanda es admisible.Antes de este 6 de julio, Guyana debió responder a la pregunta que le hizo uno de los jueces de si los mecanismos para resolver las controversias que prevé el artículo 33 de la Carta de la ONU fueron agotados antes de recurrir a la denuncia.Mecanismo de mediación"Con el secretario general se agotó el procedimiento de buenos oficios, pero el de mediación nunca. Aunque el secretario nombró a un noruego hace algunos años y este buen oficiante dijo que él iba a estar como mediador, nunca actuó como tal, porque el mediador actúa distinto a la función de buenos oficios en una negociación asistida, en la que las partes se sientan, conversan y se las arreglan ellos. El mediador, en cambio, llama a las partes, los sienta y hace una propuesta, y esa propuesta nunca la hizo. El mecanismo de mediación tiene que ser agotado según la excepción a la regla antes de recurrir a la regla. Esas son las consideraciones y muchas otras que hay que tener en cuenta interpretando el artículo 4 del Acuerdo de Ginebra...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA