Me fui de Venezuela con la intención de llenar un vacío

 
EXTRACTO GRATUITO

El metro de Madrid tiene 294 kilómetros de extensión. Entre las líneas 1 y 5 se en cuentra la estación Gran Vía y allí, en algún lugar y completamente abstraído de lo que pasa a su alrededor, está el venezolano Simón Rondón tocando su violín.El músico que jamás ima ginó convertirse en noticia al ser protagonista de un video que un desconocido le tomó y que en cuestión de días ya tenía más de 8 millones de reproducciones nació en San Félix, estado Bolívar, hace 32 años. Ingresó en el sistema nacional de orquestas, núcleo Ciudad Guayana, a los 6 años de edad.Como músico fue formado por Fernando Puentes y luego por Borgan Ascanio. No me faltó nada durante mi carrera como integrante de orquesta.Tuve la oportunidad de ser dirigido por Inocente Carreño y Aldemaro Romero en varias oportunidades. También hice ópera con Cayito Aponte y participé en el videoclip Los niños cantan al nuevo milenio 1999, con Simón Díaz para RCTV, señala el violinista por teléfono desde la capital de España.Rondón fue miembro de la Orquesta Sinfónica Antonio Lauro de Ciudad Bolívar.También compartió escenario con la Serenata Guayanesa, Ensamble Gurrufío y participó en la orquesta de Ricardo Montaner en un par de ocasiones.Como músico venezolano he tenido mucha dicha, dice. Sin embargo, a los 21 años de edad abandonó el sistema de orquestas para dedicarse a su carrera universitaria y en 2010 recibió su título como ingeniero de Minas en la Universidad de Oriente.Estuvo dos años sin conse guir empleo fijo, así que decidió comenzar una maestría en Finanzas. Viajaba todos los fines de semana a Barcelona para recibir clases. En ese tiempo consiguió trabajo en la división Costa Afuera de Pdvsa, en Cumaná. Se encargaba de los proyectos de ingeniería en el área de gasificación de Sucre y Nueva Esparta.El golpe. En 2014 fue diagnos ticado con linfoma de Hodking en el mediastino. Tomé el cáncer como un resfriado, aunque sí me afectó cuando me dijeron que tenía que someterme a quimioterapia y radioterapia. Sentí que me tiraron al suelo, pero Dios no nos pone frente a situaciones que no podamos afrontar, recuerda. Recibió el tratamiento en Caracas.El músico describe las sesio nes de quimioterapia como inyecciones de fuego en las ve nas. Se las aplicaban tres días seguidos, con un refuerzo al séptimo día.Como su cáncer estaba muy cerca del corazón, las sesiones de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA