Venezuela no se deja imponer ni el silencio ni la muerte

 
EXTRACTO GRATUITO

Luis Pérez-Oramas recuerda una frase de Santa Teresa, especialmente para aquellos que atraviesan situaciones arduas en el país: Nada te turbe, nata te espante, todo se pasa, Dios no se muda.Ahora bien, para aquellos que no se hacen responsables del sufrimiento de los venezolanos, los que abusan y lo causan, tiene otra, en latín: Sic transit gloria mundi También así pasa la gloria del mundo.Ha pasado poco más de un mes desde que Nicolás Maduró le colocó el nombre de Armando Reverón al Museo de Arte Contemporáneo, una medida que dio pie a cuestionamientos en el gremio de las artes plásticas.Para el poeta, curador e historiador de las artes visuales no es más que una decisión insustancial. Como suele suceder en estos casos, sin embargo, el cambio de nombre es una simple escaramuza, quizás un gesto que esconde otro, o que esconde precisamente la total ausencia de gestos... la mediocridad, la incompetencia, afirma quien hasta el año pasado fue curador de la Colección de Arte Latinoamericano del Museo de Arte Moderno de Nueva York.--¿Es un contrasentido que un museo de arte contemporáneo lleve el nombre de Armando Reverón? --El nominalismo es la enfermedad principal de la cultura venezolana: nombrar, hablar en vez de hacer. Creer, mágicamente, que un nombre cambia el mundo o la vida, mientras la vida y el mundo se pudren ante nuestros ojos. Es gravísimo. Es tristísimo. Es inconsolable que se use el nombre del artista más auténtico y genuino de nuestra tradición para esconder la destrucción institucional de un museo, de los museos. Que se use el nombre del artista que se alejó del mundanal ruido de las escaramuzas institucionales y políticas para esconder una, o para inventarse otra, puede ser con la mejor intención del mundo, pero es una intención sin fundamento y sin reflexión.Yo sigo creyendo que Armando Reverón es uno de nuestros contemporáneos, pero es por encima de todo una de las piedras fundacionales de nuestra modernidad. Es verdad que el Museo de Arte Contemporáneo fue siempre un museo de arte moderno, no hemos tenido un museo verdaderamente contemporáneo, al menos no exclusivamente contemporáneo.Lo fue en su momento el Museo Alejandro Otero, la GAN o el Museo de Bellas Artes en algunos de sus programas e iniciativas, y también lo fue el Maccsi en no pocos de sus salones y exposiciones.--¿Son los museos venezola nos referencia del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA