5% de facturación de las compañías se pierde por delitos de guante blanco

 
EXTRACTO GRATUITO

Muy pocas veces son difundidos los delitos financieros que ocurren puertas adentro de una organización.Por temor a la caída del valor de la acción de la empresa en los mercados bursátiles o por el riesgo a la afectación de la imagen de la marca o pérdida de reputación. Pero 5% de la facturación de las corporaciones se pierde por fraudes y conductas irregulares de sus trabajadores, calificados de delitos de guante blanco. Van desde la malversación de activos, lavado de dinero, robo de propiedad intelectual hasta el contrabando, aseguró Raúl Saccani, gerente senior de KPMG en Argentina.El fraude está afectando e in fluenciando el clima corporativo. El desafío en esta materia es identificar dónde radican los riesgos, cuáles procesos son los más vulnerables y los peligros inherentes para luego concentrar esfuerzos en controlarlos.El delito de guante blanco es el que se comete con cierta especialidad y maestría por un trabajador, mientras que el de cuello blanco tiene que ver con la posición de poder de quien lo lidera, dijo.Saccani señaló que en un pri mer contacto con las organizaciones, éstas le solicitan asesoramiento profesional para evitar esas dificultades o, en caso de haberlas sufrido, para controlar las consecuencias y evitar las pérdidas de ganancias, multas o sanciones punitivas.La corrupción, afirmó el espe cialista, no está sólo en el ámbito público, en los funcionarios.Hay una creencia instalada de que la corrupción gira en torno a la actividad económica de la administración pública. Pero la corrupción surge, como tal, con motivo de las relaciones fraudulentas con quienes representan los intereses económicos privados. Son las dos caras de la mis ma moneda. Los privados, que a veces se hacen pasar por víctimas diciendo que se sienten obligados a pagar recompensas o comisiones para no perder un negocio, a su vez aprovechan la ganancia que genera, agregó.La herramienta Los fraudes o las conductas irregulares se pueden prevenir.También son fácilmente detectables con asesoría en servicios forenses, la tecnología adecuada y técnicas de análisis de datos para estos delitos.El e-Discovery es una de ellas.Se compone de la información electrónica almacenada durante el descubrimiento en un juicio. Incluye los correos electrónicos, historial de la navegación por la red, transacciones en línea, documentos de procesamiento de textos, fotos almacenadas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA