Alza salarial mensual de Bs 40.963,60 alcanza para un cuarto de kilo de jamón

 
EXTRACTO GRATUITO

La situación restrictiva del presupuesto familiar, fuertemente afectado por la alta infla ción, no mejora con el nuevo aumento de 30% 40.963,60 bolívares mensuales del salario mínimo. Con ese monto solo se puede comprar un cuarto de kilo de jamón o queso blanco: su precio actual es de 180.000 bolívares el kilogramo.Las frases más repetidas por los ciudadanos en la calle, camionetas y el Metro fueron: Venezuela es el único país en que la gente llora cuando sube el salario mínimo y ese aumento no alcanza para nada.El presidente Nicolás Ma duro anunció el miércoles en la noche el incremento del sueldo mínimo de 136.543,40 a 177.507 bolívares mensuales. Con el aumento neto de 40.963,60 bolívares al mes son muy pocos los alimentos que se pueden comprar de manera suficiente: solo medio kilo de carne de res o 700 gramos de pollo entero a los precios de 80.000 y 60.000 bolívares el kilo si se mantienen esos precios en los comercios de Caracas, que ayer los vendían porque les quedaban existencias.Asimismo, el diferencial del alza salarial con respecto al sueldo anterior da para adquirir 20 de 30 huevos que contiene un cartón y cuyo precio es de 52.000 bolívares.Además, los 40.963,60 bolíva res al mes solo alcanzan para comprar un kilo de pasta alimenticia, harina de maíz precocida, arroz o azúcar, cuyos precios de mercado son 34.000, 24.000, 25.000 y 30.000 bolívares, respectivamente.María Rodríguez, ama de casa, contó que con una administración estricta de los alimentos su grupo familiar de 4 integrantes consume mensualmente 3 kilos de harina de maíz, 5 kilos de carne y pollo, 2 kilos de arroz y de pasta, 1 kilo de azúcar, 1 kilo de queso blanco y un cartón de huevos.Esto le significa una eroga ción mensual de 762.000 bolívares a precio de mercado, equivalentes a 4,2 salarios mínimos de 177.507 bolívares.Ese aumento ya se volvió sal y agua. Y los precios siguen subiendo a diario, expresó...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA