POR ESTAS CALLES conmocionó la sociedad hace 20 años

 
EXTRACTO GRATUITO

En el asfixiante y convulsionado año 1992, ensalzado por el desánimo popular que causaron las políticas económicas del gobierno de Carlos Andrés Pérez y la asonada militar liderada por el actual presidente del país, Hugo Chávez, RCTV encontró el caldo de cultivo propicio para dejar de lado un rato el romance y conquistar al público con Por estas calles, una telenovela principalmente de corte social que revolucionó la televisión de la época por ser espejo de una sociedad agobiada. Ibsen Martínez fue el creador de la telenovela, que se estrenó el 3 de junio de 1992. Tenía en sus manos una historia romántica con un filón social, que se llamaría Eva Marina, pero al oír la canción Por estas calles que Yordano presentó casi en paralelo a la directiva del canal, aceptó dotarla de mayor realidad. El cambio fue rápido. El escritor y sus dialoguistas comenzaron a hablar sin freno de políticos corruptos, de sus tretas y sus barraganas; de jueces que soñaban con sanear el sistema de justicia venezolano, de médicos infieles a sus deberes, de narcotráfico y de ciudadanos luchando por sobrevivir al desempleo, la delincuencia y la miseria social. En los últimos años ha cun dido la conseja de que no fue una novela autónoma de un escritor, sino una conspiración política para tumbar un gobierno. Lo cierto es que fue una obra autónoma, hecha en una Venezuela muy problemática, pero en la que prevalecían las libertades públicas y había un libre juego de ideas, aspectos que hoy echamos de menos. Yo escribía sin coacción, dice Martínez, quien estuvo al frente de la historia hasta el capítulo 208, cuando se rehusó a alargar las tramas. Los personajes lucen atrapados en un automatismo neurótico, declaró en ocasión de su publicitada renuncia. Alberto Giarroco, que fue el productor ejecutivo de Por es tas calles durante más de 1.000 capítulos, recuerda sus elevados índices de audiencia. Esa era la razón de los ejecutivos del canal para no cortarla, porque significó ganarle la sintonía a Venevisión, que había sido el líder hasta ese momento. Pero fue una revolución, la gente daba por cierto lo que decía la telenovela. Mostrábamos la verdad de lo que ocurría en el país, allí estaban concentradas las expectativas de la gente porque íbamos al día con la realidad del país, con los riesgos que eso implica. El editorial de Don Lengua, que hizo el actor...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA