Crisis en Venezuela devuelve a casa a los portugueses

 
EXTRACTO GRATUITO

Hasta 400.000 personas de origen portugués viven en Venezuela, pero la crisis política y económica los empuja cada vez más a volver al país de sus raíces. Más de 10.000 emigrantes y sus descendientes han cambiado Venezuela por Portugal desde 2016, cuando estalló la crisis en el país. Alrededor de un tercio de ellos se han establecido en el municipio norteño de Estarreja, donde les espera una asociación encargada de facilitar su llegada.La asociación empresarial SEMA, en esta comunidad a 50 kilómetros al sur de Oporto, ofrece a los recién llegados la oportunidad de presentarse alrededor de una imponente mesa ovalada en su sede. Crispim Rodrigues, quien regresó de Venezuela a Portugal hace 20 años, es el primer contacto para los recién llegados. "La gente a la que le tendemos la mano está en malas condiciones. Ya no pueden vivir en Venezuela y no tienen otra opción que exiliarse", dice Rodrigues, un hombre de 67 años de edad que ayuda con las formalidades administrativas. "En la actualidad, el salario mínimo en Venezuela ya no es suficiente para comprar un pollo y algunas verduras para todo el mes", dijo.Desde 2015, alrededor de 3 millones de venezolanos han huido del país, según cifras de la Organización Internacional para las Migraciones.Apoyo incondicional. Dihara Ramírez, de 27 años de edad, y su hijo de 5 son dos de los que han elegido Estarreja, pues la familia de su esposo viene de esta zona. La mujer cuenta que ha estado viviendo en casa de sus suegros, y afirma que le han dado "apoyo incondicional". Consiguió trabajo en un supermercado local. En Venezuela era médico."Fue muy doloroso verme incapaz de obtener medicamentos para brindar alivio a las personas", dice Ramírez, quien nació en Maracaibo. "La idea era que mi esposo también viniera a Estarreja, pero no quiere perder la panadería que tenemos allí. Con la llegada de Guaidó, quiere seguir luchando para...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA