Decisión Nº BF01-S-2003-000002 de Juzgado Superior Contencioso Tributario (Anzoategui), 31-01-2017

EmisorJuzgado Superior Contencioso Tributario
Tipo de procesoMedida Cautelar
Número de sentenciaPJ602017000046
Fecha31 Enero 2017
PartesSENIAT REGION INSULAR VS. CIRSA CARIBE, C.A.
Número de expedienteBF01-S-2003-000002
Distrito JudicialAnzoategui
TSJ Regiones - Decisión


REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

PODER JUDICIAL

Tribunal Superior de lo Contencioso Tributario de la Región Oriental
Barcelona, treinta y uno de enero de dos mil diecisiete
206º y 157º

ASUNTO: BF01-S-2003-000002

Vista la Solicitud de Medida Cautelar, presentada por ante la Unidad de Recepción y Distribución de Documentos (U.R.D.D) Civil, en fecha 15 de Octubre de 2003, interpuesta por las ciudadanas LUISA MARGARITA MARCHAN Y LISBETH MACHADO GÓMEZ, venezolanas, mayores de edad, titulare de la cédula de identidad Nros V-9.423.236 y V-9.414.986 respectivamente, inscritas en el inpreabogado bajo los Nros 43.930 y 46.867, domiciliadas en la Calle San Rafael, Centro Comercial Bella Vista, Primer Piso, actuando con el carácter de Apoderada Judicial del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT) adscrita al Ministerio de Finanzas, Región Insular, conforme a Instrumento Poder debidamente autenticado en fecha 21 de Agosto de 2003, por ante la Notaria Pública Undécima del Municipio Libertador, Distrito Capital, contra la Contribuyente CIRSA CARIBE, C.A. Sociedad de Comercio, inscrita en el Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Nueva Esparta, bajo el Nº 79, Tomo 13-A; en fecha 10 de noviembre de 1997, identificada con Registro de Información Fiscal (R.I.F.) N° J-30487058-2; con domicilio en la Avenida 4 de mayo, Centro Comercial Galería Frente, Mezzanina, local No, 41, Porlamar, Municipio Mariño, Estado Nueva Esparta.

Visto el contenido de la Sentencia Nº 258, de fecha 17-03-2015, emanada de la Sala Político Administrativo del Tribunal Supremo de Justicia la cual expresó lo siguiente:

De los artículos anteriormente transcritos, se concluye que las leyes tributarias entran en vigencia a partir del vencimiento del término previo que ellas establezcan y, con relación a las leyes adjetivas o de procedimiento, las mismas tendrán aplicación inmediata aun durante los procesos que se encuentren en curso.
Así las cosas, definido el carácter procedimental de las solicitudes de medidas cautelares autónomas y vista la entrada en vigencia del nuevo Código Orgánico Tributario de 2014, considera esta Sala menester atender a lo dispuesto en los artículos 303 y siguientes del mencionado texto, los cuales se reproducen en los siguientes términos:
“Artículo 303.- La Administración Tributaria podrá adoptar medidas cautelares, en los casos en que exista riesgo para la percepción de los créditos por tributos, accesorios y multas, aun cuando se encuentren en proceso de determinación, o no sean exigibles por causa de plazo pendiente.

Las medidas cautelares podrán consistir, entre otras, en:

1. Embargo preventivo de bienes muebles y derechos.
2. Retención de bienes muebles.
3. Prohibición de enajenar y gravar bienes inmuebles.
4. Suspensión de las devoluciones tributarias o de pagos de otra naturaleza que deban realizar entes u órganos públicos a favor de los obligados tributarios.
5. Suspensión del disfrute de incentivos fiscales otorgados”.


“Artículo 304.- Las medidas adoptadas tendrán plena vigencia durante todo el tiempo que dure el riesgo en la percepción del crédito y sin perjuicio que la Administración Tributaria acuerde su sustitución o ampliación”.

“Artículo 305.- Para acordar la medida la Administración Tributaria no prestará caución. No obstante, será responsable de sus resultados”.

“Artículo 306.- Las medidas adoptadas podrán ser sustituidas, a solicitud del interesado, por garantías que a juicio de la Administración Tributaria sean suficientes”.

“Artículo 307.- El sujeto pasivo, dentro de los tres (3) días hábiles siguientes a la ejecución de la medida, podrá, ante la misma autoridad que la acordó, oponerse a ella, exponiendo las razones o fundamentos que tuviere y promoviendo, en tal oportunidad, las pruebas que sean conducentes para demostrar sus afirmaciones.

Efectuada la oposición, se entenderá abierta una articulación de ocho (8) días hábiles, a los fines de la evacuación de las pruebas promovidas”.

“Artículo 308.- La Administración Tributaria dentro de los tres (3) días hábiles siguientes de haber expirado el término probatorio, decidirá la oposición.

Contra la decisión podrá interponerse el Recurso Contencioso Tributario, el cual no suspenderá la ejecución de la medida”.

De los artículos del Código Orgánico Tributario de 2014 precedentemente transcritos, se evidencia que la Administración Tributaria tiene la facultad expresa de adoptar las medidas cautelares que juzgue convenientes para salvaguardar la eficaz percepción de los créditos, en los supuestos en que exista riesgo manifiesto para hacerlo.
Lo anterior, contrasta con lo previsto en la normativa derogada (a saber, el Código Orgánico Tributario de 2001), donde se establecía la necesaria comparecencia de la representación fiscal ante el Tribunal Contencioso Tributario competente, a fin de peticionar el decreto de dichas medidas cautelares, y que éste analizara los requisitos de procedencia para acordarlas de ser el caso.
Advertida la situación planteada supra, considera esta Máxima Instancia que al conferirse a la Administración Tributaria la posibilidad de adoptar las medidas cautelares previstas en el artículo 303 del Código Orgánico Tributario de 2014 cuando estime la existencia de riesgo para la percepción de los tributos, se deriva consecuencialmente la imposibilidad de los Jueces Contencioso Tributarios de conocer la solicitud de tales medidas, en virtud de haber perdido sobrevenidamente la competencia para dictarlas, dada la derogatoria de las normas que les permitían decretarlas. Así se establece.
Vista la declaratoria precedente, se ordena la devolución al Tribunal de origen de las copias certificadas enviadas a esta Máxima Instancia para el análisis del presente asunto, con el objeto de su inmediata remisión a la Gerencia Regional de Tributos de la Región Zuliana del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT), a los fines legales consiguientes. Así se determina.

En consecuencia, este Tribunal Superior de lo Contencioso Tributario de la Región Oriental, en nombre de la Republica y por autoridad de la Ley, declara la FALTA DE JURISDICCION en la presente causa, y ORDENA remitir el expediente a la Gerencia Regional de Tributos Internos de la Región Insular del SENIAT. A los fines de su ejecución.

Líbrese oficio, acta y remítase el expediente a la Gerencia Regional de Tributos Internos de la Región Insular del SENIAT.

Dado, firmado y sellado en la Sala de Despacho del Tribunal Superior de lo Contencioso Tributario de la Región Oriental a los treinta y un (31) días del mes de Enero de dos mil diecisiete (2017)

EL JUEZ,

FRANK A. FERMIN V.
LA SECRETARIA,

YARABIS POTICHE.
FAFV/YP/Ic

Nota: En esta misma fecha (31/01/2017) siendo las 10:15 a.m., se dictó y publicó la anterior decisión previa las formalidades de Ley. Conste.
LA SECRETARIA.

YARABIS POTICHE.
FAFV/YP/Ic





VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR