La restricción del crédito frenaría aun más el crecimiento de China

 
EXTRACTO GRATUITO

BEIJING--China está tomando medidas para reducir la abundancia de crédito que podría desembocar en una ola de préstamos impagos y bancarrotas, pero con ello también amenaza frenar el ritmo de crecimiento de la segunda mayor economía del mundo.El total de financiación social la medida más amplia del crédito de China-cayó casi un tercio a 1,19 billones de yuanes US$194.000 millones en mayo frente a abril, el segundo declive mensual sustancial, señaló el domingo el Banco Popular de China.Los nuevos préstamos ban carios, un subgrupo de la financiación social, también cayeron significativamente en los últimos dos meses. El viernes, el banco central advirtió que los préstamos no convencionales que configuran el denominado sistema bancario paralelo están creando riesgos cada vez mayores para el sistema financiero.Pero ponerle freno al crédito crea a su vez un mayor riesgo de desaceleración del crecimiento, conforme las empresas, los proyectos de infraestructura del gobierno y las promotoras inmobiliarias pasan apuros para encontrar financiación. De hecho, una serie de datos de mayo sugieren que este trimestre podría ser el segundo lapso consecutivo de expansión decepcionante, y muchos economistas han rebajado sus proyecciones para el crecimiento de este año. Un auge en el consumo impul sado por el crédito tras la crisis financiera de 2008 resucitó el crecimiento de China, pero agobió a los gobiernos y prestamistas locales con mucha deuda, generando preocupaciones sobre la salud del sistema financiero chino. Ahora, las autoridades afrontan un dilema: reducir el crédito para no agravar los problemas financieros probablemente disminuiría también el crecimiento económico.Los efectos de una economía china en desaceleración se propagarían por todo el mundo, perjudicando a los productores de materias primas en América Latina y África, agricultores de Estados Unidos y fabricantes de maquinaria en Europa, entre otros, que cuentan con China como destino de sus exportaciones e inversiones.El presidente chino, Xi Jin ping, le dijo al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en su reunión del fin de semana en California que estaba satisfecho con la expansión de 7,7% del Producto Interno Bruto de China en el primer trimestre, frente al año anterior, según el sitio web del gobierno central chino el domingo. Si bien sería una muestra de gran dinamismo para casi cualquier economía, este primer trimestre fue uno de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA