Empleo en el sector formal está cerrado a los jóvenes

 
EXTRACTO GRATUITO

Luís Carlos con 20 años de edad no ha conseguido trabajo pese a que es bachiller y realizó el curso de operador de micro en el centro de formación del Instituto Nacional de Capacitación Educativa Socialista de la Plaza España, en Caracas. He metido papeles en todas partes y nada, señala. Mientras tanto y para cubrir sus gastos, Luís Carlos labora en la calle hace tres meses en un puesto de helados. La máquina no es mía, trabajo para otra persona, aclara el joven, que no tiene hijos y es soltero. Jesús Castellano, 26 años de edad, se desempeña desde 2007 como moto taxista en la esquina de Miguelacho, en La Candelaria, Caracas. Es bachiller y estudió educación en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, pero paró la carrera en el cuarto semestre por razones económicas. Castellano es el sostén del grupo familiar de dos hijos -siete y dos años de edady su esposa que es ama de casa. Refiere que antes de la actividad con la moto, la cual le da el ingreso para mantener los gastos del hogar, entregó su currículo en varias partes pero sin éxito. De acuerdo con las cifras oficiales en Venezuela ingresan anualmente unos 150.000 muchachos por primera vez al mercado trabajo, sobre lo cual expertos laborales aseguran que muchos de estos jóvenes no pueden acceder a un empleo en el sector formal de la economía. Situación recurrente. Alfredo Padilla, coordinador del Movimiento de Defensa del Patrimonio Familiar, asegura que a la mayoría de los jóvenes no les queda otra opción laboral que la informalidad como consecuencia de una menor oferta de puestos de trabajo especialmente en la empresa privada. Sostiene que la alta deserción escolar es un problema y cita los estudios de la Universidad Católica Andrés Bello según los cuales la permanencia promedio de los venezolanos en el sistema educativo es de 7 años no terminan los 9 años...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA