«Nos quieren imponer modelo castro-chavista que corroe a la sociedad»

 
EXTRACTO GRATUITO

Alfredo Padilla, directivo del Movimiento de Defensa del Patrimonio Familiar, cree fervientemente en la iniciativa privada popular como vía para que los sectores empobrecidos progresen mediante el trabajo y su propio esfuerzo. Advierte, sin embargo, que los avances logrados hasta ahora están en peligro con los decretos y leyes que atentan contra la propiedad privada. Padilla fue militante del Partido Comunista y conoce a fondo ese sistema político-social, lo cual le permite afirmar: "Nos quieren imponer un modelo castro-chavista que corroe a la sociedad". Asegura que los más perjudicados serán 6.000.000 de trabajadores informales y por cuenta propia.

--A su juicio, ¿cuándo mostró el Gobierno sus verdaderas intenciones? --El campanazo lo dio el presidente Chávez cuando anunció el primer plan socialista 2007-2013. Allí se señalan las expropiaciones como la forma de eliminar el sistema capitalista, que no es otra cosa que erradicar cualquier tipo de propiedad privada para implantar la propiedad colectiva. Con ese plan nos quieren imponer un modelo castro-chavista o la combinación nefasta del comunismo y militarismo, con la estructura Gobiernopartido-masa: una fórmula que corroe y arruina a la sociedad como ya lo estamos constatando en todos los sectores del país.

--Sin embargo, el Gobierno asegura que todas sus iniciativas son a favor del pueblo.

--No es así. La economía privada popular está siendo asfixiada para llevarla a su mínima expresión, mediante el Plan Bolívar 2000, la contraloría social, los consejos comunales, el contrato social, el sistema de economía comunal, y las empresas de producción social, entre otras acciones, y así acabar con la propiedad. Lo peor es que el Gobierno sólo da los fondos y la asistencia para imponer la economía socialista, con lo que discrimina a 6.000.000 de personas que trabajan en la economía informal y por su cuenta.

--En ese plan socialista se menciona la máxima felicidad.

--Será para ellos, porque los venezolanos sólo vemos que las ciudades se caen a pedazos con los servicios colapsados. La escasez de alimentos y de otros productos básicos es la constante. Es un circuito ruinoso que está en todos los ámbitos.

--¿Por ejemplo? --El sector de la construcción y de la autoconstrucción en las zonas populares. No hay cabillas ni cemento y eso se debe a las malas políticas del Gobierno que tienen casi paralizadas esas industrias. El efecto es tremendo porque 500.000 trabajadores están parados. 100.000...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA