Ministro de Trump negocia con petrolera de Maduro

 
EXTRACTO GRATUITO

Apesar de las recientes sanciones impuestas por el gobierno del presidente Donald Trump a altos funcionarios del régimen de Venezuela y de haber prohibido al sector financiero las transacciones con bonos del Estado suramericano, el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur L. Ross, Jr. tiene una participación en una compañía naviera que recibe millones de dólares al año en ganancias por prestar servicio de cabotaje a la estatal Petróleos de Venezuela.Ross, un millonario inversio nista de capital privado, vendió la mayor parte de los activos de su empresa antes de unirse al gabinete del presidente Donald Trump en febrero, pero mantuvo una participación en la compañía naviera Navigator Holdings, Ltd., establecida en las Islas Marshall en el Pacífi co Sur. Las entidades of shore en las que Ross y otros inversionistas mantienen una participación financiera controlaban 31,5% de la compañía en 2016.Según el reporte anual de la empresa presentado ante la Comisión de Bolsa y Valores estadounidense SEC, por sus siglas en inglés Pdvsa no es precisamente un cliente menor de Navigator, pues contribuyó con 10,7% de sus ingresos en el año fiscal de 2014, y con otro 11,7% en 2015, lo cual es un pago neto de 33,7 y 36,9 millones de dólares, respectivamente, que la empresa recibió al fletar 3 de sus 29 tanqueros para el transporte de gas licuado de petróleo esos años.La prohibición de Washing ton a los bancos estadounidenses de participar en algún tipo de financiamiento al gobierno de Venezuela, incluso Pdvsa, no afecta directamente el negocio de Navigator con ese país, pues las sanciones todavía no ordenan suspender todo tipo de relación comercial con la autodenominada revolución bolivariana. Sin embargo, en su reporte anual, la empresa reconoce que los riesgos geopolíticos, asociados con fletar embarcaciones a corporaciones estatales indonesias y venezolanas, son significativos y pueden tener un impacto negativo en nuestro negocio, nuestra condición financiera y resultados operativos.Entre esos riesgos destaca la posibilidad de expropiación o nacionalización de propiedades, las dificultades para defender sus activos ante las cortes del país y dificultades para mantener el nivel de ganancias, debido a elementos como el control de cambio, huelgas, cambios súbitos en las leyes, insurrecciones y hasta guerras. Si surge alguna disputa contractual sería difícil para...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA