La violencia encarece los costos

 
EXTRACTO GRATUITO

Esperé ocho días para poder retirar el cadáver de mi hijo y después lo velamos máximo dos horas; tuvimos que hacer el traslado de la funeraria al ce menterio rápido porque cerca estaban los enemigos, los hombres que lo mataron y era un riesgo para toda la familia.A Germán Antonio Cacúa le asesinaron a su hijo, Yerson Antonio Cacúa, de 35 años de edad, el 16 de diciembre en Quinta Crespo.Viajó desde Valencia, estado Carabobo, con la mala noticia retumbándole en el corazón.Le había rogado mucho a su hijo que regresara a casa.Asumir gastos funerarios se ha converti do en un dolor de cabeza para los familiares, pero cuando se trata de muertes violentas, el escenario se hace aún más complicado.Fuentes de la morgue de Bello Monte señalan que se han presentado casos en los cuales los parientes se ven obligados a dejar los cuerpos en la medicatura forense para que posteriormente sean enterrados en una fosa común.Aunque Cacúa no llegó a ese extremo, su trabajo como carpintero no le daba para cubrir los gastos del velorio y entierro, que pueden sumar más de 15 millones de bolívares. Las compañías funerarias, por su parte, aseguran que los precios prácticamente suben a diario por la hiperinflación que padece el país. Por eso el padre tuvo que iniciar los trámites para pedir la donación de una urna y una fosa en el Cementerio General del Sur, otorgada por la Alcaldía del municipio Libertador.Fueron ocho días horribles; yo me tuve que ir a Caracas luego de que me enteré de lo que pasó. Un día no me lo entregaban en la morgue porque ya era tarde y no trabajaban, otro día me faltaba un papel, otro día otra demora y siempre fue un protocolo que además me hizo gastar más dinero del que se tenía previsto en copias, taxis y comidas en la calle, contó.Un seguro no tan seguro. Tener años y años, tal vez toda la vida, pagando un seguro funerario no es garantía alguna: cuando surge la emergencia de una muerte violenta, muchas personas no pueden recurrir al beneficio porque las funerarias exigen el dinero inmediatamente. Según las compañías, las aseguradoras se demoran entre 10 y 20 días para cancelar, y eso no les funciona debido a los incrementos de precios por la crisis económica.Sorlys Poleo, madre de Wandry Ayarí Pérez Poleo, se topó con esas trabas al organizar el velorio tras el homicidio de su hija en el kilómetro 4 de El Junquito el domingo 26 de noviembre en la noche.En el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA