El colega Leoni

Autor:Humberto Villasmil Prieto
Cargo:Especialista Principal en Derecho del Trabajo
Páginas:233-243
 
EXTRACTO GRATUITO
Revista Gaceta Laboral
Vol. 16, No. 2 (2010): 233 - 243
Universidad del Zulia (LUZ) ·ISSN 1315-8597
El colega Leoni1
Humberto Villasmil Prieto
Especialista Principal en Derecho del Trabajo. Departamento
de Relaciones Laborales y de Empleo. OIT, Ginebra, Suiza.
E-mail: villasmil@ilo.org
Vaya por delante lo obvio. Nada me
conecta con el personaje que motiva el
título más que la misma tierra de naci-
miento, la admiración y reconocimien-
to que le profeso, y el paso suyo por la
OIT. El Presidente Raúl Leoni Otero,
nació en Upata, Estado Bolívar, Vene-
zuela, en 1905, y muere en New York
en 1972. Hijo de Don Clemente Leoni
Scribani, oriundo de Muratto, Cantón
de Bastías, al norte de la Isla de Córce-
ga, y de la guayanesa Carmen Otero
Fernández, La Quita. Por la alta ma-
gistratura que ejerció tiene pocos cole-
gas y no yo entre ellos, naturalmente.
Como presidente y por mor de la OIT
tuvo el Dr. Leoni colegas por partida
doble y hasta triple: en 1952, por ejem-
plo, Don Luis Alberto Monge Álvarez,
Presidente de Costa Rica entre 1982-
1986, se desempeñaba como funciona-
rio del Servicio de Relaciones con los
Trabajadores (ACTRAV) en la sede de
la OIT en Ginebra.
Quien escribe es un funcionario
de la Organización Internacional del
trabajo (OIT), venezolano, destaca-
do actualmente en Ginebra y, antes,
en la Oficina para Centroamérica,
Panamá, la República Dominicana y
Haití, con sede en San José de Costa
Rica. Persigo apenas rescatar del ol-
vido un episodio de los tantos que
ilustrarían la historia del exilio ve-
nezolano en la década de los cin-
cuenta y, especialmente, la relación
que tuvo con la OIT el ex Presidente
Raúl Leoni Otero, experto designado
para prestar servicios de coopera-
ción técnica en La Paz, Bolivia, en-
tre 1955 y 1957. Partió a La Paz, vía
Lima, desde San José, Costa Rica,
233
1 Las opiniones expresadas en la presente publicación incumben solamente al au-
tor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de la Organización Interna-
cional del Trabajo. Quiero dejar constancia de sincera gratitud a mi colega Isa-
bel Porras Novaltos, del Instituto Internacional de Estudios Laborales de la OIT
en Ginebra, quien me prestó un apoyo invalorable en la ubicación y revisión del
expediente del funcionario Raúl Leoni en los archivos de la oficina.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA