Los juristas del horror.

Autor:Angola Heredia, Jos
 
EXTRACTO GRATUITO

Acaba de aparecer en las librerías la versión en español de uno de los textos más contundentes y demoledores sobre la justicia en los tiempos de Hitler. El libro se llama > y fue escrito por Ingo Müller. La traducción es obra del conocido abogado venezolano y profesor universitario Carlos Armando Figueredo. La obra aparece publicada en nuestro país por Editorial Actum. Müller, el autor del libro, es doctor en Derecho y Filosofía, y ha sido profesor de Derecho legal y penal en las universidades de Oldenburg y Bremen en Alemania. La obra fue editada por vez primera en 1987 y cuando salió al mercado causó un revuelo instantáneo. No por nada ya ha sido también bestseller en Estados Unidos e Inglaterra.

El libro es un crudo y descarnado acto de mea culpa que hace un profesional del Derecho sobre la justicia alemana en los años del nazismo. Y sorprende la enorme sinceridad y honradez ética con la que el profesor Müller, nacido en 1942, desnuda las intrigas y los manejos de los que se valió el régimen de Hitler para perpetrar sus crímenes. Con cada página leída uno no puede sino generar un paralelismo aterrador con la forma como la putrefacta 'justicia revolucionaria' está haciendo las cosas en Venezuela.

Una terrible conclusión que se saca del libro sostiene que los atropellos, las prisiones, las torturas y aún el exterminio en masa se hicieron de manera legal y apegada a la norma. Las leyes de Alemania y del Reich fueron modificadas de acuerdo a todos los preceptos de justicia de entonces, por lo que, para los tribunales germanos, nadie cometía un delito al perseguir y eliminar sistemáticamente a los judíos. Más sorprendente aún es descubrir que muchos de estos juristas que trabajaron para los nazis, intelectuales y académicos por cierto, lograron reinsertarse al sistema judicial alemán una vez acabada la guerra. Nunca fueron acusados o siquiera señalados. El libro presenta sin rubor la manera como un país enfermo en su moral puede desfigurar la justicia y ponerla al servicio de intereses políticos.

Casi siete millones de seres sufrieron el martirio del holocausto y para ello los nazis se sirvieron de tribunales y leyes dispuestas a complacer la sed de poder de un loco. No existía en esos años...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA